Miércoles 2 de Adviento

CANTOS PARA HOY...

MISAL

LECCIONARIO

Lectura

Dios todopoderoso fortalece al que está fatigado.
Lectura del libro del profeta Isaías
Podemos elegir entre estas Biblias...

25 “¿A quién me van a asemejar, para que yo me iguale a él?”,dice el Santo.

26 Levanten los ojos a lo alto y miren: ¿quién creó todos estos seres? El que hace salir a su ejército uno por uno y los llama a todos por su nombre: ¡su vigor es tan grande, tan firme su fuerza, que no falta ni uno solo!

27 ¿Por qué dices, Jacob, y lo repites tú, Israel: “Al Señor se le oculta mi camino y mi derecho pasa desapercibido a mi Dios”?

28 ¿No lo sabes acaso?¿Nunca lo has escuchado? El Señor es un Dios eterno, él crea los confines de la tierra; no se fatiga ni se agota, su inteligencia es inescrutable.

29 Él fortalece al que está fatigado y acrecienta la fuerza del que no tiene vigor.

30 Los jóvenes se fatigan y se agotan, los muchachos tropiezan y caen.

31 Pero los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas, despliegan alas como las águilas; corren y no se agotan, avanzan y no se fatigan.

Palabra de Dios.

R. Te alabamos, Señor.

Salmo Responsorial [1]

Podemos rezar con estas Biblias...o CANTAR...
Ant. : ¡Bendice, alma mía, al Señor!

1Bendice al Señor, alma mía,
que todo mi ser bendiga a su santo Nombre;
2bendice al Señor, alma mía,
y nunca olvides sus beneficios.

Ant.: ¡Bendice, alma mía, al Señor!

3Él perdona todas tus culpas
y cura todas tus dolencias;
4rescata tu vida del sepulcro,
te corona de amor y de ternura;

Ant.: ¡Bendice, alma mía, al Señor!

8El Señor es bondadoso y compasivo,
lento para enojarse y de gran misericordia;
10no nos trata según nuestros pecados
ni nos paga conforme a nuestras culpas.

Ant.: ¡Bendice, alma mía, al Señor!
***
Ant. ¡Bendice, alma mía, al Señor!

ALELUIA

I. Del Leccionario:

II. De la Biblia:
Podemos elegir entre estas Biblias...

+ EVANGELIO

Vengan a mi todos los que están afligidos.
+ Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según san Mateo
R. ¡Gloria a Ti, Señor!
Podemos elegir entre estas Biblias...

28 Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré. 29 Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. 30 Porque mi yugo es suave y mi carga liviana”.

Palabra del Señor.

R. ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!