Martes 25 - Durante el año

CANTOS PARA HOY...

LECCIONARIO

Lectura * Año I

Terminaron la Casa del Señor y celebraron la Pascua. ( Esd. 6. 14. 19 )
Lectura del libro de Esdras.
Podemos elegir entre estas Biblias...
7 Dejen trabajar en esa Casa de Dios al comisionado de Judea y a los ancianos de los judíos. Que se reconstruya esa Casa de Dios en el mismo sitio. 8 Estas son mis órdenes acerca de la conducta que ustedes deben observar frente a los ancianos de los judíos, para la reconstrucción de esa Casa de Dios: los gastos que ellos hagan serán pagados totalmente y sin interrupción de los fondos reales, utilizando los impuestos percibidos en la región del otro lado del Éufrates. 12 ¡Que el Dios que ha establecido allí su Nombre destruya a cualquier rey o pueblo que intente transgredir esta orden, destruyendo esa Casa de Dios que está en Jerusalén! Yo, Darío, he promulgado este decreto. Que sea cumplido estrictamente”. 14 Los ancianos de los judíos llevaron adelante la obra, bajo el impulso del profeta Ageo y de Zacarías, hijo de Idó. Así terminaron la construcción, conforme a la orden del Dios de Israel y a los decretos de Ciro y Darío. 15 La Casa fue concluida el día veintitrés del mes de Adar, en el sexto año del reinado de Darío. 16 Todos los israelitas - los sacerdotes, los levitas, y el resto de los repatriados - celebraron alegremente la Dedicación de esta Casa de Dios. 17 Para su Dedicación, ofrecieron cien novillos, doscientos carneros y cuatrocientos corderos. Además, ofrecieron doce chivos, según el número de las tribus de Israel, como sacrificio por el pecado de todo el pueblo. 18 Después establecieron a los sacerdotes según sus categorías y a los levitas según sus clases, para el servicio de Dios en Jerusalén, como está escrito en el libro de Moisés.

19 Los repatriados celebraron la Pascua el día catorce del primer mes. 20 Como todos los levitas se habían purificado, estaban puros e inmolaron la víctima pascual para todos los que habían vuelto del destierro, para sus hermanos los sacerdotes y para ellos mismos.

Palabra de Dios.

R. Te alabamos, Señor.

Salmo Responsorial * Año I [1]

Podemos rezar con estas Biblias...o CANTAR...
Ant. : ¡Vamos con alegría a la Casa del Señor!

1¡Qué alegría cuando me dijeron:
“Vamos a la Casa del Señor”!
2Nuestros pies ya están pisando
tus umbrales, Jerusalén.

Ant.: ¡Vamos con alegría a la Casa del Señor!

3Jerusalén, que fuiste construida
como ciudad bien compacta y armoniosa.
4Allí suben las tribus,
las tribus del Señor

Ant.: ¡Vamos con alegría a la Casa del Señor!

4c–según es norma en Israel–
para celebrar el nombre del Señor.
5Porque allí está el trono de la justicia,
el trono de la casa de David.

Ant.: ¡Vamos con alegría a la Casa del Señor!
***
Ant. ¡Vamos con alegría a la Casa del Señor! Sal. 121. 1

Lectura * Año II

Diversas sentencias.
Lectura del libro de los Proverbios
Podemos elegir entre estas Biblias...

1 El corazón del rey es una corriente de agua en manos del Señor: él lo dirige hacia donde quiere. 2 Al hombre le parece que todo su camino es recto, pero el Señor pesa los corazones. 3 Practicar la justicia y el derecho agrada al Señor más que los sacrificios. 4 Los ojos altaneros, el corazón arrogante, la luz de los malvados: todo eso es pecado. 5 Los proyectos del hombre laborioso son pura ganancia, el que se precipita acaba en la indigencia. 6 Tesoros adquiridos con engaños son ilusión fugaz de los que buscan la muerte. 10 El alma del malvado desea el mal, él no se apiada de su prójimo. 11 El simple se hace sabio cuando se castiga al insolente, y asimila la ciencia cuando se instruye al sabio. 12 El justo observa la casa del malvado y precipita en la desgracia a los malos. 13 El que cierra los oídos al clamor del débil llamará y no se le responderá.

Palabra de Dios.

R. Te alabamos, Señor.

Salmo Responsorial * Año II [19]

Podemos rezar con estas Biblias...o CANTAR...
Ant. : ¡Condúceme por la senda de tus mandamientos, Señor!

1Alef
Felices los que van por un camino intachable,
los que siguen la ley del Señor,
27Instrúyeme en el camino de tus leyes,
y yo meditaré tus maravillas.

Ant.: ¡Condúceme por la senda de tus mandamientos, Señor!

30Elegí el camino de la verdad,
puse tus decretos delante de mí.
34Instrúyeme, para que observe tu ley
y la cumpla de todo corazón.

Ant.: ¡Condúceme por la senda de tus mandamientos, Señor!

35Condúceme por la senda de tus mandamientos,
porque en ella tengo puesta mi alegría.
44Yo cumpliré fielmente tu ley:
lo haré siempre, eternamente.

Ant.: ¡Condúceme por la senda de tus mandamientos, Señor!
***
Ant. ¡Condúceme por la senda de tus mandamientos, Señor! Sal. 118. 35

ALELUIA

I. Del Leccionario:

«Felices los que escuchan la Palabra de Dios
y la practican»

II. De la Biblia:
Podemos elegir entre estas Biblias...
28 Jesús le respondió: «Felices más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la practican».

+ EVANGELIO

Mi madre y mis hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios y la practican. ( Lc. 8. 21 )
+ Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según san Lucas
R. ¡Gloria a Ti, Señor!
Podemos elegir entre estas Biblias...

19 Su madre y sus hermanos fueron a verlo, pero no pudieron acercarse a causa de la multitud. 20 Entonces le anunciaron a Jesús: «Tu madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren verte». 21 Pero él les respondió: «Mi madre y mis hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios y la practican».

Palabra del Señor.

R. ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!