Jueves 23 - Durante el año

CANTOS PARA HOY...

LECCIONARIO

Lectura * Año I

Revistanse del amor, que es el vínculo de la perfección. ( Col. 3. 14 )
Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Colosas
Podemos elegir entre estas Biblias...

12 Como elegidos de Dios, sus santos y amados, revístanse de sentimientos de profunda compasión. Practiquen la benevolencia, la humildad, la dulzura, la paciencia. 13 Sopórtense los unos a los otros, y perdónense mutuamente siempre que alguien tenga motivo de queja contra otro. El Señor los ha perdonado: hagan ustedes lo mismo. 14 Sobre todo, revístanse del amor, que es el vínculo de la perfección. 15 Que la paz de Cristo reine en sus corazones: esa paz a la que han sido llamados, porque formamos un solo Cuerpo. Y vivan en la acción de gracias.

16 Que la Palabra de Cristo resida en ustedes con toda su riqueza. Instrúyanse en la verdadera sabiduría, corrigiéndose los unos a los otros. Canten a Dios con gratitud y de todo corazón salmos, himnos y cantos inspirados. 17 Todo lo que puedan decir o realizar, háganlo siempre en nombre del Señor Jesús, dando gracias por él a Dios Padre.

Palabra de Dios.

R. Te alabamos, Señor.

Salmo Responsorial * Año I [1]

Podemos rezar con estas Biblias...o CANTAR...
Ant. : ¡Que todos los vivientes alaben al Señor!

1¡Aleluya!
Alaben a Dios en su Santuario,
alábenlo en su poderoso firmamento;
2Alábenlo por sus grandes proezas,
alábenlo por su inmensa grandeza.

Ant.: ¡Que todos los vivientes alaben al Señor!

3Alábenlo con toques de trompeta,
alábenlo con el arpa y la cítara;
4alábenlo con tambores y danzas,
alábenlo con laudes y flautas.

Ant.: ¡Que todos los vivientes alaben al Señor!

5Alábenlo con platillos sonoros,
alábenlo con platillos vibrantes,
6¡Que todos los seres vivientes
alaben al Señor!
¡Aleluya!

Ant.: ¡Que todos los vivientes alaben al Señor!
***
Ant. ¡Que todos los vivientes alaben al Señor! Sal. 150. 6

Lectura * Año II

Hiriendo la conciencia del que es débil, ustedes pecan contra Cristo. ( 1 Cor. 8. 12 )
Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los Corintios
Podemos elegir entre estas Biblias...

1 Con respecto a la carne sacrificada a los ídolos, todos tenemos el conocimiento debido, ya lo sabemos, pero el conocimiento llena de orgullo, mientras que el amor edifica. 4 En cuanto a comer la carne sacrificada a los ídolos, sabemos bien que los ídolos no son nada y que no hay más que un solo Dios. 5 Es verdad que algunos son considerados dioses, sea en el cielo o en la tierra: de hecho, hay una cantidad de dioses y una cantidad de señores. 6 Pero para nosotros, no hay más que un solo Dios, el Padre, de quien todo procede y a quien nosotros estamos destinados, y un solo Señor, Jesucristo, por quien todo existe y por quien nosotros existimos.

7 Sin embargo, no todos tienen este conocimiento. Algunos, habituados hasta hace poco a la idolatría, comen la carne sacrificada a los ídolos como si fuera sagrada, y su conciencia, que es débil, queda manchada. 8 Ciertamente, no es un alimento lo que nos acerca a Dios: ni por dejar de comer somos menos, ni por comer somos más. 9 Pero tengan cuidado que el uso de esta libertad no sea ocasión de caída para el débil. 10 Si alguien te ve a ti, que sabes cómo se debe obrar, sentado a la mesa en un templo pagano, ¿no se sentirá autorizado, a causa de la debilidad de su conciencia, a comer lo que ha sido sacrificado a los ídolos? 11 Y así, tú, que tienes el debido conocimiento, haces perecer al débil, ¡ese hermano por el que murió Cristo! 12 Pecando de esa manera contra sus hermanos e hiriendo su conciencia, que es débil, ustedes pecan contra Cristo. 13 Por lo tanto, si un alimento es ocasión de caída para mi hermano, nunca probaré carne, a fin de evitar su caída.

Palabra de Dios.

R. Te alabamos, Señor.

Salmo Responsorial * Año II [6]

Podemos rezar con estas Biblias...o CANTAR...
Ant. : ¡Llévame por el camino eterno, Señor!

1Señor, tú me sondeas y me conoces,
2tú sabes si me siento o me levanto;
de lejos percibes lo que pienso,
3te das cuenta si camino o si descanso,
y todos mis pasos te son familiares.

Ant.: ¡Llévame por el camino eterno, Señor!

13Tú creaste mis entrañas,
me plasmaste en el seno de mi madre:
14te doy gracias porque fui formado
de manera tan admirable.
¡Qué maravillosas son tus obras!

Ant.: ¡Llévame por el camino eterno, Señor!

23Sondéame, Dios mío, y penetra mi interior;
examíname y conoce lo que pienso;
24observa si estoy en un camino falso
y llévame por el camino eterno.

Ant.: ¡Llévame por el camino eterno, Señor!
***
Ant. ¡Llévame por el camino eterno, Señor! Sal. 138. 24

ALELUIA

I. Del Leccionario:

Si nos amamos los unos a los otros,
Dios permanece en nosotros
y el amor de Dios ha llegado a su plenitud en nosotros.

II. De la Biblia:
Podemos elegir entre estas Biblias...

12 Nadie ha visto nunca a Dios: si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros y el amor de Dios ha llegado a su plenitud en nosotros.

+ EVANGELIO

Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso. ( Lc. 6. 36 )
+ Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según san Lucas
R. ¡Gloria a Ti, Señor!
Podemos elegir entre estas Biblias...

27 Pero yo les digo a ustedes que me escuchan: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian. 28 Bendigan a los que los maldicen, rueguen por los que los difaman. 29 Al que te pegue en una mejilla, preséntale también la otra; al que te quite el manto, no le niegues la túnica. 30 Dale a todo el que te pida, y al que tome lo tuyo no se lo reclames. 31 Hagan por los demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes. 32 Si aman a aquellos que los aman, ¿qué mérito tienen? Porque hasta los pecadores aman a aquellos que los aman. 33 Si hacen el bien a aquellos que se lo hacen a ustedes, ¿qué mérito tienen? Eso lo hacen también los pecadores. 34 Y si prestan a aquellos de quienes esperan recibir, ¿qué mérito tienen? También los pecadores prestan a los pecadores, para recibir de ellos lo mismo. 35 Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada en cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande y serán hijos del Altísimo, porque él es bueno con los desagradecidos y los malos.

36 Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso.

Palabra del Señor.

R. ¡Gloria a Ti, Señor Jesús!