Salmo 86 (85): El Libro del Pueblo de Dios - La Biblia

Este Salmo es la oración de un “pobre” (v.1), que se abandona a la misericordia y al poder de Dios en medio de un grave peligro (vs.7-14). Para fundamentar su petición, el salmista no describe dramáticamente la intensidad de sus sufrimientos -como suele suceder en las súplicas del Salterio (Sal 22; 41; 69; 88)- sino que apela con esperanzada insistencia a la bondad infinita de Dios (vs.5, 13, 15-17).

PLEGARIA HUMILDE Y CONFIADA

1 Oración de David.
Inclina tu oído, Señor, respóndeme,
porque soy pobre y miserable;

2 [bp] Sal. 123

2 protégeme, porque soy uno de tus fieles,
salva a tu servidor que en ti confía.
3 Tú eres mi Dios: ten piedad de mí, Señor,
porque te invoco todo el día;

4 [bj] =Sal. 25. 1 [blpd] Sal. 143. 8

4 reconforta el ánimo de tu servidor,
porque a ti, Señor, elevo mi alma.

5 [bp] Sal. 103. 8

5 Tú, Señor, eres bueno e indulgente,
rico en misericordia con aquellos que te invocan:

6 [bj] Sal. 5. 2-3

6 ¡atiende, Señor, a mi plegaria,
escucha la voz de mi súplica!
7 Yo te invoco en el momento de la angustia,
porque tú me respondes.

8 [bj] Éx. 15. 11; Sal. 35. 10;; Sal. 89. 9; Jer. 10. 6; Apoc. 15. 4; Sal. 22. 28 [bp] Deut. 3. 24

8 No hay otro dios igual a ti, Señor,
ni hay obras como las tuyas.

9 [bp] Apoc. 15. 4

9 Todas las naciones que has creado
vendrán a postrarse delante de ti,
y glorificarán tu Nombre, Señor,
10 porque tú eres grande, Dios mío,
y eres el único que hace maravillas.

11 [bj] =Sal. 27. 11; Sal. 26. 3 [bp] Sal. 12. 3

11 * Indícame tu camino, Señor,
para que yo viva según tu verdad;
orienta totalmente mi corazón
al temor de tu Nombre.
12 Te daré gracias, Dios mío, de todo corazón,
y glorificaré tu Nombre eternamente;

13 [bj] Sal. 88. 7 [bp] Os. 13. 4

13 * porque es grande el amor que me tienes,
y tú me libraste del fondo del Abismo.

14 [bj] =Sal. 54. 5

14 Dios mío, los orgullosos se levantaron contra mí,
y una banda de forajidos atenta contra mi vida
sin preocuparse para nada de ti.

15 [bj] =Éx. 34. 6+; Sal. 103. 8; Sal. 145. 8; =Sal. 25. 16

15 * Pero tú, Señor, Dios compasivo y bondadoso,
lento para enojarte, rico en amor y fidelidad,

16 [bj] Sal. 116. 16

16 vuelve hacia mí tu rostro y ten piedad de mí;
fortalece a tu servidor,
salva al hijo de tu servidora.
17 Dame una prueba de tu bondad,
para que mis adversarios queden confundidos,
al ver que tú, Señor, eres mi ayuda y mi consuelo.
86 11

“Orienta totalmente mi corazón”: esta traducción intenta reproducir el sentido de una expresión difícil. El salmista pide al Señor que “unifique” su corazón, para concentrarlo únicamente en el deseo de seguir su “camino”, o sea, de cumplir su voluntad.

15

Ver . 103. 8; 145. 8; Éx. 34. 6.

1. 103. 8:

8 El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia;

2. 145. 8:

8 El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia;

3. Éx. 34. 6:

6 El Señor pasó delante de él y exclamó: “El Señor es un Dios compasivo y bondadoso, lento para enojarse, y pródigo en amor y fidelidad.