VIGILIA: SABADO SANTO

N° de semana del SALTERIO ROMANO: Propio

CANTOS PARA HOY...

INVOCACIÓN INICIAL

* Si es la PRIMER ORACIÓN del día [Oficio de Lecturas o Láudes]:

V. Señor, abre mis labios.
R. Y mi boca proclamará tu alabanza.
Sal. 50. 17

* Si NO es la primer oración del día: [Cualquiera de las horas...]

V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme.
Sal. 39. 14

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. AMÉN.

* Sal. 103. 31 * Lc. 2. 14 * Rom. 14. 11 * Rom. 16. 25 * Apoc. 1. 4. 8 * Apoc. 4. 8 * Apoc. 19. 7

SALMODIA

DE: vig:tc

1) Ir al SALTERIO en 4 semanas. |*| 2) Ir al LH BENEDICTINA: * VIGILIAS del día SÁBADO, del ESQUEMA A * VIGILIAS del día SABADO, del ESQUEMA B |*| ELEGIR OTROS SALMOS y ANTÍFONAS


I

Ant. 1 [dia:sa-ss]: En mi aflicción llamé al Señor desde el vientre del abismo, y Él me repondió. [ Sal. 119. 1 ]

1 Canto de peregrinación En mi aflicción invoqué al Señor , y él me respondió.
Tienen el mismo texto de Levoratti - Trusso:
CÁNTICO: Jer. 14. 17-21
Podemos rezar también con estas Biblias...o CANTAR...

II

Tienen el mismo texto de Levoratti - Trusso:
CÁNTICO: Ez. 36. 24-28
Podemos rezar también con estas Biblias...o CANTAR...

III

Tienen el mismo texto de Levoratti - Trusso:
CÁNTICO: Lam. 5. 1-7. 15-17. 19-21
Podemos rezar también con estas Biblias...o CANTAR...

+ EVANGELIO de la VIGILIA [1]

NOTA: Se puede elegir cualquiera de estos evangelios, o, si se prefiere, se puede tomar el que corresponde al CICLO o AÑO LÍTURGICO correspondiente: A = Mateo, B = Marcos, C = Lucas.

57 Al atardecer, llegó un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también se había hecho discípulo de Jesús, 58 y fue a ver a Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús. Pilato ordenó que se lo entregaran. 59 Entonces José tomó el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia 60 y lo depositó en un sepulcro nuevo que se había hecho cavar en la roca. Después hizo rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, y se fue. 61 María Magdalena y la otra María estaban sentadas frente al sepulcro.

62 A la mañana siguiente, es decir, después del día de la Preparación, los sumos sacerdotes y los fariseos se reunieron y se presentaron ante Pilato, 63 diciéndole: “Señor, nosotros nos hemos acordado de que ese impostor, cuando aún vivía, dijo: “A los tres días resucitaré”. 64 Ordena que el sepulcro sea custodiado hasta el tercer día, no sea que sus discípulos roben el cuerpo y luego digan al pueblo: “¡Ha resucitado!”. Este último engaño sería peor que el primero”. 65 Pilato les respondió: “Ahí tienen la guardia, vayan y aseguren la vigilancia como lo crean conveniente”. 66 Ellos fueron y aseguraron la vigilancia del sepulcro, sellando la piedra y dejando allí la guardia.

+ EVANGELIO de la VIGILIA [2]

42 Era día de Preparación, es decir, víspera de sábado. Por eso, al atardecer, 43 José de Arimatea -miembro notable del Sanedrín, que también esperaba el Reino de Dios- tuvo la audacia de presentarse ante Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús. 44 Pilato se asombró de que ya hubiera muerto; hizo llamar al centurión y le preguntó si hacía mucho que había muerto. 45 Informado por el centurión, entregó el cadáver a José. 46 Este compró una sábana, bajó el cuerpo de Jesús, lo envolvió en ella y lo depositó en un sepulcro cavado en la roca. Después, hizo rodar una piedra a la entrada del sepulcro. 47 María Magdalena y María, la madre de José, miraban dónde lo habían puesto.

+ EVANGELIO de la VIGILIA [3]

50 Llegó entonces un miembro del Consejo, llamado José, hombre recto y justo, 51 que había disentido con las decisiones y actitudes de los demás. Era de Arimatea, ciudad de Judea, y esperaba el Reino de Dios. 52 Fue a ver a Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús. 53 Después de bajarlo de la cruz, lo envolvió en una sábana y lo colocó en un sepulcro cavado en la roca, donde nadie había sido sepultado. 54 Era el día de la Preparación, y ya comenzaba el sábado.

55 Las mujeres que habían venido de Galilea con Jesús siguieron a José, observaron el sepulcro y vieron cómo había sido sepultado. 56 Después regresaron y prepararon los bálsamos y perfumes, pero el sábado observaron el descanso que prescribía la Ley.