Láudes: Lunes 13 Durante el año

N° de semana del SALTERIO ROMANO: 1

CANTOS PARA HOY...

INVOCACIÓN INICIAL

* Si es la PRIMER ORACIÓN del día [Oficio de Lecturas o Láudes]:

V. Señor, abre mis labios.
R. Y mi boca proclamará tu alabanza.
Sal. 50. 17

* Si NO es la primer oración del día: [Cualquiera de las horas...]

V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme.
Sal. 39. 14

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. AMÉN.

* Sal. 103. 31 * Lc. 2. 14 * Rom. 14. 11 * Rom. 16. 25 * Apoc. 1. 4. 8 * Apoc. 4. 8 * Apoc. 19. 7

INVITATORIO

Ir al INVITATORIO MONÁSTICO DE HOY

* El Invitatorio se dice como introducción a todo el Conjunto de la oración cotidiana. Se antepone o bien al Oficio de lectura o bien a las Laudes, según se comience el día por una u otra acción litúrgica. * Sin embargo, cuando el rezo del Oficio del día se inicia con las Laudes, en el Invitatorio puede omitirse, si se juzga oportuno, el salmo con su antífona y decirse únicamente el versículo Señor, abre mis labios. * Se dice luego el salmo 94 (o bien el salmo 99, el 66, o el 23), con la antífona correspondiente, en forma responsorial. Antes de iniciarse el salmo, se recita la antífona y la asamblea la repite. Luego la antífona se va repitiendo después de cada una de las estrofas del salmo. * Cuando el Oficio es recitado por una sola persona, no es necesario repetir la antífona del Invitatorio después de cada estrofa; basta con que se diga una sola vez antes de empezar el salmo. * La antífona para el Invitatorio, en las solemnidades y en las fiestas, se toma del respectivo Propio o Común. * En las memorias de los santos, a no ser que tengan antífona propia, puede elegirse la del Común o la de la feria. * Si para el Invitatorio se escoge el salmo 99, el 66 o el 23, y el salmo escogido formara ya parte de la salmodia del día, se diría entonces en su lugar, en la salmodia, el salmo 94. * A continuación se dice el himno del Oficio de lectura o el de Laudes, según que el Invitatorio haya precedido a una u otra de estas Horas.

id:lu-I

Ant. Entremos a la presencia del Señor dándole gracias. Aleluia. ( Sal. 94. 2 )

| | |

HIMNOS

ID: la:lu-1
* A continuación se dice el himno que corresponda al Oficio del día. * En el Oficio dominical y ferial, se dice el himno que se indica al principio de cada tiempo. * En las solemnidades, en las fiestas y en los días dentro de la octava de Navidad, en el Triduo Pascual, en las solemnidades y en las fiestas, el himno se toma del Propio o del Común. * En las memorias de los santos, si no tienen himno propio, puede elegirse el himno del Común o el de la feria. * Además de los himnos que aparecen en el lugar propio de cada uno de los Oficios, pueden usarse, sobre todo en las celebraciones con el pueblo, otros cantos oportunos y debidamente aprobados.

1. Dejado ya el descanso de la noche,♪ ♫

2. Mis ojos, mis pobres ojos♪ ♫

3. La noche, el caos, el terror,♪ ♫

¡+ Himnos!... PROPIOS y COMUNES DEL TIEMPO... No dejes de usar también esta sección, que completa o complementa a esta, y a la que se le van agregando NUEVOS HIMNOS...

SALMODIA

DE: la:lu-1

1) Ir al SALTERIO en 4 semanas. |*| 2) Ir al LH BENEDICTINA: * LAUDES del día LUNES, del ESQUEMA A * LÁUDES del día LUNES, del ESQUEMA B |*| ELEGIR OTROS SALMOS y ANTÍFONAS

* Terminado el himno sigue la salmodia, que consta de un salmo matutino, un cántico del antiguo Testamento y un salmo de alabanza, los cuales se dicen con sus respectivas antífonas. * En el Oficio dominical y ferial, los salmos y el cántico con sus antífonas se toman del Salterio. Lo mismo hay que decir acerca de las memorias de los santos, excepto cuando tienen propios esos elementos. * Los domingos de Adviento y Navidad y las ferias del 17 al 24 de diciembre, los domingos de Cuaresma y Pascua y las ferias de la Semana Santa y del Tiempo pascual, tienen antífonas propias, como se indica en los lugares correspondientes. * En las solemnidades, en las fiestas y en los días dentro de la octava de Navidad, en los días dentro de la Octava de Pascua, en las solemnidades y en las fiestas, los salmos y el cántico se toman del domingo I del Salterio, y las antífonas, del Propio o del Común. * Terminada la salmodia se hace una lectura de la palabra de Dios, que puede ser breve o larga.

I

Ant. 1: A ti te suplico, Señor; por la mañana escucharás mi voz. [ Sal. 5. 4 ]

4 Señor, de madrugada ya escuchas mi voz: por la mañana te expongo mi causa y espero tu respuesta.
[Sal. 5. 4]
Tienen el mismo texto de Levoratti - Trusso:
SALMO: Sal. 5. 2-10. 12-13
Podemos rezar también con estas Biblias...o CANTAR...

II

Ant. 2: Alabamos, Dios nuestro, tu Nombre glorioso. [ 1 Crón. 29. 13 ]
13 Por eso, Dios nuestro, te damos gracias y alabamos tu Nombre glorioso.
[1 Crón. 29. 13]
Tienen el mismo texto de Levoratti - Trusso:
CÁNTICO: 1 Crón. 29. 10-13
Podemos rezar también con estas Biblias...o CANTAR...

III

Ant. 3: Póstrense ante el Señor en el atrio sagrado. [ Sal. 28. 2 ]

2 ¡Aclamen la gloria del nombre del Señor, adórenlo al manifestarse su santidad!
[Sal. 28. 2]
Tienen el mismo texto de Levoratti - Trusso:
SALMO: Sal. 28
Podemos rezar también con estas Biblias...o CANTAR...

LECTURA BREVE

* En el Oficio dominical y ferial, la lectura breve se toma del Propio del tiempo. * En las solemnidades y en las fiestas, se toma del Propio o del Común. * En las memorias de los santos, a no ser que tengan lectura propia, la lectura breve puede elegirse o del Común o de la feria.

LECTURA LARGA

* En lugar de la lectura breve, puede hacerse una lectura más larga de la palabra de Dios, sobre todo en la celebración con el pueblo, como se explica en el número 46 de los Principios y normas generales de la Liturgia de las Horas. * En la celebración con el pueblo, si se cree conveniente, esta lectura bíblica más larga puede explicarse a los fieles por medio de una breve homilía.
id: la:lu-1
De la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses.
Podemos elegir entre estas Biblias...

10 En aquella ocasión les impusimos esta regla: el que no quiera trabajar, que no coma. 11 Ahora, sin embargo, nos enteramos de que algunos de ustedes viven ociosamente, no haciendo nada y entrometiéndose en todo. 12 A estos les mandamos y los exhortamos en el Señor Jesucristo que trabajen en paz para ganarse su pan.

13 En cuanto a ustedes, hermanos, no se cansen de hacer el bien.

Responsorio Breve

id: la:lu-I

Silencio meditativo

* Después de la lectura o de la homilía, si se cree conveniente, puede hacerse un momento de silencio.

Responsorio

* Después del momento de silencio o, si éste no se ha hecho, después de la lectura o de la homilía, se recita el responsorio breve que se propone a continuación de la lectura breve. * El responsorio breve, si se cree conveniente, se puede omitir.

Otros cantos

* También se pueden usar otros cantos de la misma índole del responsorio breve, debidamente aprobados.

CÁNTICO EVANGÉLICO

* Se dice luego el siguiente cántico evangélico con su antífona correspondiente. * En el Oficio dominical y ferial, la antífona del cántico evangélico se toma del Propio del tiempo. * En las solemnidades y en las fiestas, se toma del Propio o del Común. * En las memorias de los santos, si no tienen antífona propia, la antífona se puede elegir o del Común o de la feria. * El versículo Gloria al Padre se dice al final de todos los salmos y cánticos, a no ser que se diga lo contrario. * La antífona se repite al final, como de costumbre.

id:la:lu-I

Bendito sea el Señor, Dios nuestro. ( Lc. 1. 68 )

Lc. 1. 68 :

68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo,

¿Con qué Biblia querés rezar? | ¿Con quién/es querés CANTAR?

PRECES

* Terminado el cántico evangélico, se hacen las preces. * En el Oficio dominical y ferial, las preces se indican en el Propio del tiempo. * En las solemnidades y en las fiestas, se toman del Propio o del Común. * En las memorias de los santos, se pueden elegir o del Común o de la feria.
id: la:lu-1

PADRE NUESTRO

* Después de las preces todos dicen el Padre nuestro que, en la celebración comunitaria, si se juzga oportuno, puede ir precedido de una breve monición, la cual se halla indicada en el lugar correspondiente.
id: la:lu-1
Terminemos nuestra oración con la plegaria que Cristo nos enseñó:

ORACIÓN

id: la:lu-1
* Después del Padre nuestro se dice la oración conclusiva. * En el Oficio dominical y ferial, la oración conclusiva se toma del Propio del tiempo. * En las solemnidades, en las fiestas y en las memorias de los santos, se toma del respectivo Propio o del Común. * Esta oración no va precedida de la monición Oremos, y concluye con la terminación larga, como se indicó en la página 550 para el Oficio de lectura.

II. De la Liturgia de las Horas: