Oficio de Lecturas: 21 de Diciembre - ADVIENTO

N° de semana del SALTERIO ROMANO: 4

CANTOS PARA HOY...

INVOCACIÓN INICIAL

* Si es la PRIMER ORACIÓN del día [Oficio de Lecturas o Láudes]:

V. Señor, abre mis labios.
R. Y mi boca proclamará tu alabanza.
Sal. 50. 17

* Si NO es la primer oración del día: [Cualquiera de las horas...]

V. Dios mío, ven en mi auxilio.
R. Señor, date prisa en socorrerme.
Sal. 39. 14

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. AMÉN.

* Sal. 103. 31 * Lc. 2. 14 * Rom. 14. 11 * Rom. 16. 25 * Apoc. 1. 4. 8 * Apoc. 4. 8 * Apoc. 19. 7

INVITATORIO

Ir al INVITATORIO MONÁSTICO DE HOY

* El Invitatorio se dice como introducción a todo el Conjunto de la oración cotidiana. Se antepone o bien al Oficio de lectura o bien a las Laudes, según se comience el día por una u otra acción litúrgica. * Sin embargo, cuando el rezo del Oficio del día se inicia con las Laudes, en el Invitatorio puede omitirse, si se juzga oportuno, el salmo con su antífona y decirse únicamente el versículo Señor, abre mis labios. * Se dice luego el salmo 94 (o bien el salmo 99, el 66, o el 23), con la antífona correspondiente, en forma responsorial. Antes de iniciarse el salmo, se recita la antífona y la asamblea la repite. Luego la antífona se va repitiendo después de cada una de las estrofas del salmo. * Cuando el Oficio es recitado por una sola persona, no es necesario repetir la antífona del Invitatorio después de cada estrofa; basta con que se diga una sola vez antes de empezar el salmo. * La antífona para el Invitatorio, en las solemnidades y en las fiestas, se toma del respectivo Propio o Común. * En las memorias de los santos, a no ser que tengan antífona propia, puede elegirse la del Común o la de la feria.

ADVIENTO:

* En el Oficio dominical y ferial del tiempo de Adviento, a partir del primer domingo hasta el día 16 de diciembre, inclusive, se dice: * Al Rey que viene, al Señor que se acerca, venid | vengan, adorémosle. * Del 17 al 23 de diciembre, inclusive: * El Señor está cerca, venid| vengan, adorémosle. * Día 24 de diciembre: * Hoy sabréis que vendrá el Señor, y mañana veréis su gloria. * Si para el Invitatorio se escoge el salmo 99, el 66 o el 23, y el salmo escogido formara ya parte de la salmodia del día, se diría entonces en su lugar, en la salmodia, el salmo 94. * A continuación se dice el himno del Oficio de lectura o el de Laudes, según que el Invitatorio haya precedido a una u otra de estas Horas.

dias:M17

Ant. El Señor está cerca, vengan adorémosle. ()

| | |

HIMNOS

DE: ol:ta_M17dic
* A continuación se dice el himno que corresponda al Oficio del día. * En el Oficio dominical y ferial, se dice el himno que se indica al principio de cada tiempo. * En las solemnidades, en las fiestas y en los días dentro de la octava de Navidad, el himno se toma del Propio o del Común. * En las memorias de los santos, si no tienen himno propio, puede elegirse el himno del Común o el de la feria. * Además de los himnos que aparecen en el lugar propio de cada uno de los Oficios, pueden usarse, sobre todo en las celebraciones con el pueblo, otros cantos oportunos y debidamente aprobados. * Si el Oficio de lectura se dice unido a otra Hora, puede substituirse el himno del Oficio de lectura por el de la referida Hora.

1. Alegría de nieve

2. La pena que la tierra soportaba,

¡+ Himnos!... PROPIOS y COMUNES DEL TIEMPO... No dejes de usar también esta sección, que completa o complementa a esta, y a la que se le van agregando NUEVOS HIMNOS...

SALMODIA

DE: ol:lu-

1) Ir al SALTERIO en 4 semanas. |*| 2) Ir al |*| VIGILIAS MONACALES: |*| ELEGIR OTROS SALMOS y ANTÍFONAS

* Terminado el himno sigue la salmodia, que consta de tres salmos o fragmentos de salmo, que se dicen con sus respectivas antífonas. * En las solemnidades y en las fiestas y durante la octava de Navidad, en el Triduo Pascual, en los días dentro de la octava de Pascua, los salmos y las antífonas son propios. (Cuaresma - en el Oficio de Lecturas - usa las mismas antífonas del Tiempo Ordinario, o Durante el año) * En el Oficio dominical y ferial, los salmos y las antífonas se toman del Salterio. Los domingos de Adviento y los domingos de Pascua tienen antífonas propias que se indican en el Salterio, en su respectivo lugar. * En las memorias de los santos, los salmos y las antífonas se toman del Salterio, excepto cuando tienen propios esos elementos.

Versículo

DE: ol:mi-ta
* Antes de empezar las lecturas se dice el versículo, cuya finalidad es ayudar a los que oran a pasar de la salmodia a la audición de la palabra de Dios. El versículo se indica antes de la primera lectura. * En las solemnidades y en las fiestas, el versículo se indica antes de la primera lectura, en el Propio o en el Común. * En el Oficio dominical y ferial y en la memoria de los santos, se dice el versículo indicado en el Salterio.

LECTURA BÍBLICA * Ciclo BIENAL: Año I.

* Cada día hay dos lecturas, la primera bíblica y la segunda hagiográfica, patrística o de escritores eclesiásticos. * La lectura bíblica, con su correspondiente responsorio, en las solemnidades y en las fiestas, se toma del respectivo Propio o del Común. En todos los demás días, se toma del Propio del tiempo: en los años impares, se toma la lectura del año I; en los años pares, la del año II.

CEA: NORMAS GENERALES SOBRE EL CALENDARIO [2018]

* El Adviento comienza el domingo mas cercano al 30 de Noviembre, y se extiende cuatro semanas; la cuarta semana se interrumpe ante la celebración de la Navidad que tiene por fecha fija el 25 de diciembre. * Por iniciarse un nuevo año litúrgico, el ciclo dominical cambia al año B (2018) y se utiliza el volumen I de la Liturgia de las Horas; en el oficio de Lectura se toma la primera lectura señalada como año II (correspondiente al año 2018 que es el predominante durante el año litúrgico que comienza).
Del libro del profeta Isaías
Podemos elegir entre estas Biblias...

10 ¡Canten al Señor un canto nuevo, alábenlo desde los confines de la tierra; resuene el mar y todo lo que hay en él, las costas lejanas y sus habitantes!

11 ¡Que alcen la voz el desierto y sus ciudades, los poblados donde habita Quedar! ¡Griten de alegría los habitantes de la Roca, aclamen desde la cumbre de las montañas!

12 ¡Den gloria al Señor, proclamen su alabanza en la costas lejanas!

13 El Señor irrumpe como un héroe, se enardece como un guerrero; lanza un grito de guerra, un alarido estridente, se arroja como un héroe contra sus enemigos:

14 “Yo permanecí callado mucho tiempo, guardé silencio y me contuve; ahora gimo como una parturienta, me sofoco y estoy jadeante.

15 Arrasaré montañas y colinas, y secaré todo su verdor; convertiré los ríos en tierra árida y secaré los estanques.

16 Conduciré a los ciegos por un camino que ignoran, los guiaré por senderos desconocidos; cambiaré las tinieblas en luz delante de ellos, y el suelo escarpado en una llanura. Estas son las cosas que haré, y no dejaré de hacerlas.

17 Así retrocederán llenos de vergüenza los que confían en los ídolos, los que dicen al metal fundido: ‘Ustedes son nuestros dioses’”.

18 ¡Oigan, ustedes, los sordos; ustedes, los ciegos, miren y vean!

19 ¿Quién es ciego, sino mi servidor y sordo como el mensajero que yo envío? ¿Quién es ciego como el que ha pactado conmigo y sordo como el servidor del Señor?

20 Tú has visto muchas cosas, pero sin prestar atención; has abierto los oídos, pero sin escuchar.

21 El Señor, a causa de su justicia, quería hacer grande y gloriosa la Ley; 22 pero ahora no es más que un pueblo saqueado y despojado, están todos atrapados en cuevas y encerrados en cárceles. Se los saquea, y nadie los libra, se los despoja, y nadie dice: “¡Restituye!”.

23 ¿Quién de ustedes presta oído a esto y escucha atentamente con miras al futuro?

24 ¿Quién entregó a Jacob al despojo, y a Israel a los expoliadores? ¿No es el Señor, contra quien hemos pecado por no querer seguir sus caminos y haber desoído su Ley?

25 El Señor derramó contra él el ardor de su ira y el estallido de la guerra; lo envolvió en llamas, pero él no comprendió; lo quemó, pero él no hizo caso.

Responsorio:

1. ♫♪Is. 42. 16

16 Conduciré a los ciegos por un camino que ignoran, los guiaré por senderos desconocidos; cambiaré las tinieblas en luz delante de ellos, y el suelo escarpado en una llanura. Estas son las cosas que haré, y no dejaré de hacerlas.

2. ♫♪Jn. 8. 12

12 Jesús les dirigió una vez más la palabra, diciendo: «Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida».

LECTURA BÍBLICA * Ciclo BIENAL: Año II.

* Cada día hay dos lecturas, la primera bíblica y la segunda hagiográfica, patrística o de escritores eclesiásticos. * La lectura bíblica, con su correspondiente responsorio, en las solemnidades y en las fiestas, se toma del respectivo Propio o del Común. En todos los demás días, se toma del Propio del tiempo: en los años impares, se toma la lectura del año I; en los años pares, la del año II.

CEA: NORMAS GENERALES SOBRE EL CALENDARIO [2018]

* El Adviento comienza el domingo mas cercano al 30 de Noviembre, y se extiende cuatro semanas; la cuarta semana se interrumpe ante la celebración de la Navidad que tiene por fecha fija el 25 de diciembre. * Por iniciarse un nuevo año litúrgico, el ciclo dominical cambia al año B (2018) y se utiliza el volumen I de la Liturgia de las Horas; en el oficio de Lectura se toma la primera lectura señalada como año II (correspondiente al año 2018 que es el predominante durante el año litúrgico que comienza).
Del libro del profeta Isaías

12 Escúchame, Jacob, tú, Israel, a quien yo llamé: Yo soy, yo soy el Primero y también soy el Último.

13 Sí, mi mano fundó la tierra, mi mano derecha desplegó los cielos: apenas los llamo ellos se presentan todos juntos.

14 Reúnanse todos y escuchen: ¿Quién entre ustedes anunció estas cosas? Aquel a quien ama el Señor cumplirá su voluntad sobre Babilonia y sobre la raza de los caldeos.

15 Yo, sólo yo, hablé y lo llamé, yo lo conduje y lo hice triunfar.

16 ¡Acérquense a mí, escuchen esto: Desde el comienzo, nunca hablé en lo secreto, desde que esto sucede, yo estoy allí! –Ahora me han enviado el Señor y su espíritu–.

17 Así habla el Señor, tu redentor, el Santo de Israel: Yo soy el Señor, tu Dios, el que te instruye para tu provecho, el que te guía por el camino que debes seguir.

18 ¡Si tú hubieras atendido a mis mandamientos, tu prosperidad sería como un río y tu justicia, como las olas del mar!

19 Como la arena sería tu descendencia, como los granos de arena, el fruto de tus entrañas; tu nombre no habría sido extirpado ni borrado de mi presencia.

20 ¡Salgan de Babilonia, huyan de los caldeos! ¡Con gritos de alegría anuncien, hagan oír estas cosas! ¡Divúlguenlas hasta los extremos de la tierra! Digan: “El Señor ha redimido a su servidor Jacob”.

21 Ellos no sufrieron sed, cuando los llevaba por los desiertos: él hizo brotar para ellos agua de la roca, partió la roca y fluyeron las aguas.

Podemos elegir entre estas Biblias...

12 Escúchame, Jacob, tú, Israel, a quien yo llamé: Yo soy, yo soy el Primero y también soy el Último.

13 Sí, mi mano fundó la tierra, mi mano derecha desplegó los cielos: apenas los llamo ellos se presentan todos juntos.

14 Reúnanse todos y escuchen: ¿Quién entre ustedes anunció estas cosas? Aquel a quien ama el Señor cumplirá su voluntad sobre Babilonia y sobre la raza de los caldeos.

15 Yo, sólo yo, hablé y lo llamé, yo lo conduje y lo hice triunfar.

16 ¡Acérquense a mí, escuchen esto: Desde el comienzo, nunca hablé en lo secreto, desde que esto sucede, yo estoy allí! –Ahora me han enviado el Señor y su espíritu–.

17 Así habla el Señor, tu redentor, el Santo de Israel: Yo soy el Señor, tu Dios, el que te instruye para tu provecho, el que te guía por el camino que debes seguir.

18 ¡Si tú hubieras atendido a mis mandamientos, tu prosperidad sería como un río y tu justicia, como las olas del mar!

19 Como la arena sería tu descendencia, como los granos de arena, el fruto de tus entrañas; tu nombre no habría sido extirpado ni borrado de mi presencia.

20 ¡Salgan de Babilonia, huyan de los caldeos! ¡Con gritos de alegría anuncien, hagan oír estas cosas! ¡Divúlguenlas hasta los extremos de la tierra! Digan: “El Señor ha redimido a su servidor Jacob”.

21 Ellos no sufrieron sed, cuando los llevaba por los desiertos: él hizo brotar para ellos agua de la roca, partió la roca y fluyeron las aguas.

Responsorio:

1. ♫♪Sal. 95. 11

11 Por eso juré en mi indignación: Jamás entrarán en mi Reposo».

2. ♫♪Is. 49. 13

13 ¡Griten de alegría, cielos, regocíjate, tierra! ¡Montañas, prorrumpan en gritos de alegría, porque el Señor consuela a su pueblo y se compadece de sus pobres!

3. ♫♪Sal. 71. 7

7 Soy un motivo de estupor para muchos, pero tú eres mi refugio poderoso.

SEGUNDA LECTURA: Patrística...

* La segunda lectura, en todas las celebraciones de los santos, tanto si se trata de una solemnidad como de una fiesta o de una memoria, es hagiográfica y se toma del Propio o del Común. * En los demás Oficios, en cambio, la segunda lectura es patrística o bien de escritores eclesiásticos, y se toma del Propio del tiempo, de donde ya ha sido tomada la lectura bíblica. Después de esta segunda lectura, se dice también el responsorio correspondiente. * Esta segunda lectura, sin embargo, se puede tomar no sólo del Leccionario que ofrece este mismo volumen de la Liturgia de las Horas, sino también de otro Leccionario patrístico debidamente aprobado. * En las ferias desde el 17 al 24 de diciembre y durante la octava de Navidad, y en las ferias de Cuaresma, si se quiere hacer la memoria simplificada de algún santo, después de la segunda lectura con su responsorio, puede añadirse, como tercera lectura, la hagiográfica del Oficio del santo, seguida de su propio responsorio; en este caso, el Oficio de lectura no concluye con la oración de la feria, sino con la del santo. * [Cuando la base de datos contiene, aparece el botón del * CICLO BIENAL, y podemos disfrutar de la lectura correspondiente...]

ORACIÓN

de: la:dic21-ta
* Después del himno Señor, Dios eterno, o, si este himno debe omitirse, después del segundo responsorio, se dice la oración que corresponda al Oficio del día. * En el Oficio dominical y ferial, se toma del Propio del tiempo, a no ser que, en las ferias, se haga la memoria simplificada de algún santo. * En las solemnidades, en las fiestas y en las memorias de los santos, se toma del respectivo Propio o del Común. * En las ferias desde el 17 al 24 de diciembre y durante la octava de Navidad, y en las ferias de Cuaresma, si se hace la memoria simplificada de algún santo, la oración conclusiva se toma del Propio o Común del santo. * Cuando el Oficio de lectura forma parte de la celebración de una vigilia dominical o festiva prolongada (Principios y normas generales de la Liturgia de las Horas, núm. 73), antes del himno Señor, Dios eterno se dicen los cánticos correspondientes y se proclama el evangelio propio de la vigilia dominical o festiva, tal como se indica en el Apéndice I, p. 1337. * Si el Oficio de lectura se dice inmediatamente antes de otra Hora del Oficio, puede decirse como himno del Oficio de lectura el himno propio de esa otra Hora; luego, al final del Oficio de lectura, se omite la oración y la conclusión y se pasa directamente a la salmodia de la otra Hora, omitiendo su versículo introductorio y el Gloria al Padre.

I. Del Misal [Oración Colecta] de la CEA : Escucha con bondad, Padre, la plegaria de tu pueblo, y ya que nos alegramos por la encarnación de tu Hijo único, concédenos alcanzar el premio de la vida eterna cuando él vuelva en la majestad de su gloria. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

II. De la Liturgia de las Horas: