Mt. 5 : REFERENCIAS MARGINALES

Referencias de: Mt. 5. 1 al 12

1. Su TEXTO ES:

1 Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él. 2 Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:

3 «Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. 4 Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. 5 Felices los afligidos, porque serán consolados. 6 Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. 7 Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia. 8 Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios. 9 Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. 10 Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. 11 Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí. 12 Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron.

* * *

2. TEXTOS DE SUS REFERENCIAS:

Orígen de la referencia:
El LIBRO del PUEBLO de DIOS: versión 3
  1. Sal. 1. 1-2
  2. 1 ¡Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los impíos, 2 sino que se complace en la ley del Señor y la medita de día y de noche!
  3. Prov. 3. 3
  4. 3 Que nunca te abandonen la buena fe y la lealtad: átalas a tu cuello, escríbelas sobre la tabla de tu corazón,
  5. Is. 61. 1-3
  6. 1 El espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Él me envió a llevar la buena noticia a los pobres, a vendar los corazones heridos, a proclamar la liberación a los cautivos y la libertad a los prisioneros, 2 a proclamar un año de gracia del Señor, un día de venganza para nuestro Dios; a consolar a todos los que están de duelo, 3 a cambiar su ceniza por una corona, su ropa de luto por el óleo de la alegría, y su abatimiento por un canto de alabanza. Ellos serán llamados "Encinas de justicia", "Plantación del Señor, para su gloria".
  7. Sal. 37. 11
  8. 11 pero los humildes poseerán la tierra y gozarán de una gran felicidad.
  9. Sal. 24. 3-4
  10. 3 ¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado?

    4 El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos ni jura falsamente:
  11. 1 Ped. 3. 14
  12. 14 Dichosos ustedes, si tienen que sufrir por la justicia. No teman ni se inquieten:
  13. 1 Ped. 4. 14
  14. 14 Felices si son ultrajados por el nombre de Cristo, porque el Espíritu de gloria, el Espíritu de Dios, reposa sobre ustedes.
  15. Heb. 11. 23-28
  16. 23 Por la fe, Moisés, apenas nacido, fue ocultado por sus padres durante tres meses, porque vieron que el niño era hermoso, y no temieron el edicto del rey. 24 Y por la fe, Moisés, siendo ya grande, renunció a ser llamado hijo de la hija del Faraón. 25 Él prefirió compartir los sufrimientos del Pueblo de Dios, antes que gozar los placeres efímeros del pecado: 26 consideraba que compartir el oprobio del Mesías era una riqueza superior a los tesoros de Egipto, porque tenía puestos los ojos en la verdadera recompensa. 27 Por la fe, Moisés huyó de Egipto, sin temer la furia del rey, y se mantuvo firme como si estuviera viendo al Invisible. 28 Por la fe, celebró la primera Pascua e hizo la primera aspersión de sangre, a fin de que el Exterminador no dañara a los primogénitos de Israel.

Referencias del v. 1

1. Su TEXTO ES:

1 Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. [|| ] Lc. 6. 20-23
  2. 20 Entonces Jesús, fijando la mirada en sus discípulos, dijo: 20 «¡Felices ustedes, los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece!

    21 ¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados! ¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!

    22 ¡Felices ustedes, cuando los hombres los odien, los excluyan, los insulten y proscriban su nombre, considerándolo infame, a causa del Hijo del hombre!

    23 ¡Alégrense y llénense de gozo en ese día, porque la recompensa de ustedes será grande en el cielo. De la misma manera los padres de ellos trataban a los profetas!

Referencias del v. 2

1. Su TEXTO ES:

2 Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Sab. 2. 16
  2. 16 Nos considera como algo viciado y se aparta de nuestros caminos como de las inmundicias. Él proclama dichosa la suerte final de los justos y se jacta de tener por padre a Dios.
  3. Ecli. 14. 20
  4. 20 ¡Feliz el hombre que se ocupa de la sabiduría y el que razona con inteligencia,
  5. Ecli. 25. 7-12
  6. 7 Hay nueve cosas imaginables, que considero felices, y la décima, también la voy a mencionar: un hombre que está contento de sus hijos y uno que ve en vida la caída de sus enemigos.

    8 ¡Feliz el que vive con una esposa inteligente, el que no ha incurrido en falta con su lengua y el que no ha servido a un patrón indigno de él!

    9 ¡Feliz el que ha encontrado la prudencia y el que la expone ante un auditorio atento!

    10 ¡Qué grande es aquel que encontró la sabiduría! Pero nadie aventaja al que teme al Señor:

    11 el temor del Señor supera a todos lo demás, y el que lo posee ¿a quién se puede comparar?

    12 El temor del Señor es el comienzo de su amor, y es por la fe que uno empieza a unirse a él.

Referencias del v. 4

1. Su TEXTO ES:

4 Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Sal. 37. 11
  2. 11 pero los humildes poseerán la tierra y gozarán de una gran felicidad.
  3. Gn. 13. 15
  4. 15 porque toda la tierra que alcances a ver, te la daré a ti y a tu descendencia para siempre.
  5. Lev. 25. 23
  6. 23 La tierra no podrá venderse definitivamente, porque la tierra es mía, y ustedes son para mí como extranjeros y huéspedes.

Referencias del v. 5 - 10

1. Su TEXTO ES:

5 Felices los afligidos, porque serán consolados. 6 Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. 7 Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia. 8 Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios. 9 Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. 10 Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Tob. 13. 14
  2. 14 ¡Malditos sean los que te insulten, malditos los que te destruyan, los que derriben tus murallas, los que echen por tierra tus torres y los que incendien tus casas! Pero ¡benditos para siempre los que te edifiquen!
  3. Ecli. 48. 24
  4. 24 Con gran espíritu, vio el fin de los tiempos, consoló a los afligidos de Sión,
  5. Sal. 126. 5
  6. 5 Los que siembran entre lágrimas cosecharán entre canciones.
  7. Is. 61. 2-3
  8. 2 a proclamar un año de gracia del Señor, un día de venganza para nuestro Dios; a consolar a todos los que están de duelo, 3 a cambiar su ceniza por una corona, su ropa de luto por el óleo de la alegría, y su abatimiento por un canto de alabanza. Ellos serán llamados "Encinas de justicia", "Plantación del Señor, para su gloria".
  9. Is. 40. 1
  10. 1 ¡Consuelen, consuelen a mi Pueblo, dice su Dios!
  11. Sal. 107. 5-8s
  12. 5 Estaban hambrientos, tenían sed y ya les faltaba el aliento; 6 pero en la angustia invocaron al Señor, y él los libró de sus tribulaciones: 7 los llevó por el camino recto, y así llegaron a un lugar habitable.

    8 Den gracias al Señor por su misericordia y por sus maravillas en favor de los hombres,
  13. Is. 51. 1
  14. 1 ¡Escúchenme, los que van tras la justicia, ustedes, los que buscan al Señor! Fíjense en la roca de la que fueron tallados, en la cantera de la que fueron extraídos;
  15. Am. 8. 11-12
  16. 11 Vendrán días –oráculo del Señor– en que enviaré hambre sobre el país, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de escuchar la palabra del Señor.

    12 Se arrastrarán de un mar a otro e irán errantes del norte al este, buscando la palabra del Señor, pero no la encontrarán.
  17. Lc. 1. 53
  18. 53 Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías.
  19. Sal. 37. 19
  20. 19 no desfallecerán en los momentos de penuria, y en tiempos de hambre quedarán saciados.
  21. Prov. 9. 5
  22. 5 “Vengan, coman de mi pan, y beban del vino que yo mezclé.
  23. Ecli. 24. 21
  24. 21 Los que me coman, tendrán hambre todavía, los que me beban, tendrán más sed.
  25. Jn. 6. 35
  26. 35 Jesús les respondió: «Yo soy el pan de Vida. El que viene a mí jamás tendrá hambre; el que cree en mí jamás tendrá sed.
  27. Gn. 20. 5s
  28. 5 ¿Acaso su marido no me dijo que era su hermana? ¿Y ella no lo confirmó, diciendo que él era su hermano? Yo lo hice de buena fe y con las manos limpias».
  29. Sal. 24. 3-4
  30. 3 ¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado?

    4 El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos ni jura falsamente:
  31. Sal. 11. 7
  32. 7 Porque el Señor es justo y ama la justicia, y los que son rectos verán su rostro.
  33. Prov. 22. 11
  34. 11 El que ama la pureza del corazón y habla con gracia, tiene al rey por amigo.
  35. Éx. 33. 20+
  36. 20 Pero tú no puedes ver mi rostro, añadió, porque ningún hombre puede verme y seguir viviendo”.
  37. Heb. 12. 14
  38. 14 Busquen la paz con todos y la santificación, porque sin ella nadie verá al Señor.
  39. Sal. 34. 14
  40. Nun 14 Guarda tu lengua del mal, y tus labios de palabras mentirosas.
  41. Prov. 12. 20
  42. 20 Hay engaño en el corazón de los que traman el mal, y alegría para los que dan consejos saludables.
  43. Zac. 8. 16
  44. 16 Esto es lo que deberán practicar: díganse mutuamente la verdad y dicten en sus puertas sentencias que restablezcan la paz;
  45. Os. 11. 1
  46. 1 Cuando Israel era niño, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo.

Referencias del v. 11 - 12

1. Su TEXTO ES:

11 Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí. 12 Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. [↑ ] 1 Ped. 3. 14
  2. 14 Dichosos ustedes, si tienen que sufrir por la justicia. No teman ni se inquieten:
  3. Is. 51. 7
  4. 7 ¡Escúchenme, los que conocen la justicia, el pueblo que tiene mi Ley en su corazón! No teman el desprecio de los hombres ni se atemoricen por sus ultrajes.
  5. Hech. 5. 41
  6. 41 Los Apóstoles, por su parte, salieron del Sanedrín, dichosos de haber sido considerados dignos de padecer por el nombre de Jesús.
  7. Flp. 1. 29
  8. 29 que les ha concedido a ustedes la gracia, no solamente de creer en Cristo, sino también de sufrir por él,
  9. Col. 1. 24
  10. 24 Ahora me alegro de poder sufrir por ustedes, y completo en mi carne lo que falta a los padecimientos de Cristo, para bien de su Cuerpo, que es la Iglesia.
  11. Heb. 10. 34
  12. 34 Ustedes compartieron entonces los sufrimientos de los que estaban en la cárcel y aceptaron con alegría que los despojaran de sus bienes, sabiendo que tenían una riqueza mejor y permanente.
  13. Sant. 1. 2
  14. 2 Hermanos, alégrense profundamente cuando se vean sometidos a cualquier clase de pruebas,
  15. Gn. 15. 1
  16. 1 Después de estos acontecimientos, la palabra del Señor llegó a Abrám en una visión, en estos términos: “No temas, Abrám. Yo soy para ti un escudo. Tu recompensa será muy grande”.
  17. Ecli. 2. 8
  18. 8 Los que temen al Señor, tengan confianza en él, y no les faltará su recompensa.
  19. Mt. 23. 34
  20. 34 Por eso, yo voy a enviarles profetas, sabios y escribas; ustedes matarán y crucificarán a unos, azotarán a otros en las sinagogas, y los perseguirán de ciudad en ciudad.

Referencias del v. 13

1. Su TEXTO ES:

13 Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué se la volverá a salar? Ya no sirve para nada, sino para ser tirada y pisada por los hombres.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. [|| ] Mc. 9. 50
  2. 50 La sal es una cosa excelente, pero si se vuelve insípida, ¿con qué la volverán a salar? Que haya sal en ustedes mismos y vivan en paz unos con otros».
  3. [|| ] Lc. 14. 34-35
  4. 34 La sal es una cosa excelente, pero si pierde su sabor, ¿con qué se la volverá a salar? 35 Ya no sirve ni para la tierra ni para abono: hay que tirarla. ¡El que tenga oídos para oír, que oiga!».
  5. Lev. 2. 13
  6. 13 En cambio, sazonarás con sal todas las oblaciones que ofrezcas. Nunca dejarás que falte a tu oblación la sal de la alianza de tu Dios: sobre todas tus oblaciones deberás ofrecer sal.
  7. Núm. 18. 19
  8. 19 Yo te doy todas las ofrendas que los israelitas ponen aparte para el Señor. Te las doy a ti, a tus hijos y a tus hijas, como un derecho irrevocable. Esta será una alianza de sal –una alianza eterna– para ti y tu descendencia, delante del Señor.
  9. Col. 4. 6
  10. 6 Que sus conversaciones sean siempre agradables y oportunas, a fin de que sepan responder a cada uno como es debido.

Referencias de: Mt. 5. 13 al 16

1. Su TEXTO ES:

13 Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué se la volverá a salar? Ya no sirve para nada, sino para ser tirada y pisada por los hombres.

14 Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña. 15 Y no se enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón, sino que se la pone sobre el candelero para que ilumine a todos los que están en la casa. 16 Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo.

* * *

2. TEXTOS DE SUS REFERENCIAS:

Orígen de la referencia:
El LIBRO del PUEBLO de DIOS: versión 3
  1. Jn. 8. 12
  2. 12 Jesús les dirigió una vez más la palabra, diciendo: «Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida».
  3. Jn. 9. 5
  4. 5 Mientras estoy en el mundo, soy la luz del mundo».
  5. Ef. 5. 8-9
  6. 8 Antes, ustedes eran tinieblas, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de la luz. 9 Ahora bien, el fruto de la luz es la bondad, la justicia y la verdad.

Referencias del v. 14

1. Su TEXTO ES:

14 Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Jn. 8. 12+
  2. 12 Jesús les dirigió una vez más la palabra, diciendo: «Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida».
  3. Is. 2. 2
  4. 2 Sucederá al fin de los tiempos, que la montaña de la Casa del Señor será afianzada sobre la cumbre de las montañas y se elevará por encima de las colinas. Todas las naciones afluirán hacia ella
  5. [|| ] Mc. 4. 21
  6. 21 Jesús les decía: «¿Acaso se trae una lámpara para ponerla debajo de un cajón o debajo de la cama? ¿No es más bien para colocarla sobre el candelero?
  7. [|| ] Lc. 8. 16
  8. 16 No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se la coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz.
  9. Lc. 11. 33
  10. 33 Cuando uno enciende una lámpara, no la esconde ni la cubre, sino que la pone sobre el candelero, para que los que entran vean la claridad.
Orígen de la referencia:
Biblia del PEREGRINO: ESTUDIO
  1. Mc. 9. 50
  2. 50 La sal es una cosa excelente, pero si se vuelve insípida, ¿con qué la volverán a salar? Que haya sal en ustedes mismos y vivan en paz unos con otros».
  3. Lc. 14. 34s
  4. 34 La sal es una cosa excelente, pero si pierde su sabor, ¿con qué se la volverá a salar?

Referencias del v. 16

1. Su TEXTO ES:

16 Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Jn. 3. 21
  2. 21 En cambio, el que obra conforme a la verdad se acerca a la luz, para que se ponga de manifiesto que sus obras han sido hechas en Dios».
  3. Jn. 15. 8
  4. 8 La gloria de mi Padre consiste en que ustedes den fruto abundante, y así sean mis discípulos.
  5. 1 Cor. 10. 31
  6. 31 En resumen, sea que ustedes coman, sea que beban, o cualquier cosa que hagan, háganlo todo para la gloria de Dios.

Referencias de: Mt. 5. 17 al 20

1. Su TEXTO ES:

17 No piensen que vine para abolir la Ley o los Profetas: yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. 18 Les aseguro que no desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice. 19 El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de los Cielos.

20 Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos.

* * *

2. TEXTOS DE SUS REFERENCIAS:

Orígen de la referencia:
El LIBRO del PUEBLO de DIOS: versión 3
  1. Sant. 2. 10
  2. 10 En efecto, aunque uno cumpla toda la Ley, si peca contra un solo precepto, quebranta toda la Ley.

Referencias del v. 17

1. Su TEXTO ES:

17 No piensen que vine para abolir la Ley o los Profetas: yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Rom. 3. 31
  2. 31 Entonces, ¿por medio de la fe, anulamos la Ley? ¡Ni pensarlo! Por el contrario, la confirmamos.
  3. Rom. 10. 4
  4. 4 ya que el término de la Ley es Cristo, para justificación de todo el que cree.
  5. Rom. 13. 8-10
  6. 8 Que la única deuda con los demás sea la del amor mutuo: el que ama al prójimo ya cumplió toda la Ley. 9 Porque los mandamientos: No cometerás adulterio, no matarás, no robarás, no codiciarás, y cualquier otro, se resumen en este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10 El amor no hace mal al prójimo. Por lo tanto, el amor es la plenitud de la Ley.

Referencias del v. 18

1. Su TEXTO ES:

18 Les aseguro que no desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. [|| ] Lc. 16. 17
  2. 17 Es más fácil que dejen de existir el cielo y la tierra, antes que desaparezca una coma de la Ley.
  3. Lc. 24. 34s
  4. 34 y estos les dijeron: «Es verdad, ¡el Señor ha resucitado y se apareció a Simón!».

Referencias del v. 19

1. Su TEXTO ES:

19 El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de los Cielos.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Sant. 2. 10
  2. 10 En efecto, aunque uno cumpla toda la Ley, si peca contra un solo precepto, quebranta toda la Ley.
  3. Mt. 5. 20+
  4. 20 Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos.
  5. Gál. 6. 2
  6. 2 Ayúdense mutuamente a llevar las cargas, y así cumplirán la Ley de Cristo.
  7. Sant. 1. 25
  8. 25 En cambio, el que considera atentamente la Ley perfecta, que nos hace libres, y se aficiona a ella, no como un oyente distraído, sino como un verdadero cumplidor de la Ley, será feliz al practicarla.

Referencias del v. 20

1. Su TEXTO ES:

20 Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Lev. 19. 15s
  2. 15 No cometerás ninguna injusticia en los juicios. No favorecerás arbitrariamente al pobre ni te mostrarás complaciente con el rico: juzgarás a tu prójimo con justicia.
  3. Rom. 10. 3
  4. 3 Porque desconociendo la justicia de Dios y tratando de afirmar la suya propia, rehusaron someterse a la justicia de Dios,
  5. Flp. 3. 9
  6. 9 y estar unido a él, no con mi propia justicia –la que procede de la Ley– sino con aquella que nace de la fe en Cristo, la que viene de Dios y se funda en la fe.

Referencias de: Mt. 5. 21 al 26

1. Su TEXTO ES:

21 Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: No matarás, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal. 22 Pero yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquel que lo insulta, merece ser castigado por el Sanedrín. Y el que lo maldice, merece la Gehena de fuego. 23 Por lo tanto, si al presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, 24 deja tu ofrenda ante el altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo entonces vuelve a presentar tu ofrenda. 25 Trata de llegar en seguida a un acuerdo con tu adversario, mientras vas caminando con él, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al guardia, y te pongan preso. 26 Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo.

* * *

2. TEXTOS DE SUS REFERENCIAS:

Orígen de la referencia:
El LIBRO del PUEBLO de DIOS: versión 3
  1. Éx. 20. 13
  2. 13 No matarás.
  3. Deut. 5. 17
  4. 17 No matarás.
  5. 1 Jn. 3. 15
  6. 15 El que odia a su hermano es un homicida, y ustedes saben que ningún homicida posee la Vida eterna.
  7. Lc. 12. 58-59
  8. 58 Cuando vas con tu adversario a presentarte ante el magistrado, trata de llegar a un acuerdo con él en el camino, no sea que el adversario te lleve ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y este te ponga en la cárcel. 59 Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo».
  9. Mt. 18. 34-35
  10. 34 E indignado, el rey lo entregó en manos de los verdugos hasta que pagara todo lo que debía. 35 Lo mismo hará también mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos”.

Referencias del v. 21

1. Su TEXTO ES:

21 Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: No matarás, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Gn. 9. 6
  2. 6 Otro hombre derramará la sangre de aquel que derrame sangre humana, porque el hombre ha sido creado a imagen de Dios.
  3. Éx. 20. 13
  4. 13 No matarás.
  5. Deut. 5. 17
  6. 17 No matarás.

Referencias del v. 22

1. Su TEXTO ES:

22 Pero yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquel que lo insulta, merece ser castigado por el Sanedrín. Y el que lo maldice, merece la Gehena de fuego.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Ecli. 10. 6
  2. 6 No guardes rencor a tu prójimo por ninguna injuria ni hagas nada en un arrebato de violencia.
  3. Ef. 4. 26
  4. 26 Si se enojan, no se dejen arrastrar al pecado ni permitan que la noche los sorprenda enojados,
  5. Sant. 1. 19-20
  6. 19 Tengan bien presente, hermanos muy queridos, que debemos estar dispuestos a escuchar y ser lentos para hablar y para enojarnos. 20 La ira del hombre nunca realiza la justicia de Dios.
  7. Deut. 17. 8-13
  8. 8 Si te resulta demasiado difícil juzgar un pleito por homicidio, por reclamación de derechos, por lesiones, o cualquier otra causa que se haya suscitado en tu ciudad, subirás hasta el lugar que el Señor, tu Dios, elija, 9 y te presentarás a los sacerdotes levitas y al juez en ejercicio. Tú les expondrás el caso, y ellos te harán conocer la sentencia. 10 Deberás ajustarte a lo que ellos te digan en el lugar que elija el Señor, tu Dios, procediendo en todo conforme a sus instrucciones. 11 Procederás de acuerdo con la decisión que ellos tomen y con la sentencia que pronuncien, sin apartarse de lo que ellos te indiquen ni a la derecha ni a la izquierda. 12 El que obre presuntuosamente, desoyendo al sacerdote que está allí para servir al Señor, tu Dios, o al juez, ese hombre morirá. Así harás desaparecer el mal de Israel. 13 Y cuando el pueblo se entere, sentirá temor y dejará de obrar con presunción.
  9. 1 Jn. 3. 15
  10. 15 El que odia a su hermano es un homicida, y ustedes saben que ningún homicida posee la Vida eterna.
  11. Sant. 3. 6
  12. 6 También la lengua es un fuego: es un mundo de maldad puesto en nuestros miembros, que contamina todo el cuerpo, y encendida por el mismo infierno, hace arder todo el ciclo de la vida humana.
  13. Mt. 3. 12+
  14. 12 Tiene en su mano la horquilla y limpiará su era: recogerá su trigo en el granero y quemará la paja en un fuego inextinguible”.
  15. Mc. 11. 25
  16. 25 Y cuando ustedes se pongan de pie para orar, si tienen algo en contra de alguien, perdónenlo, y el Padre que está en el cielo les perdonará también sus faltas».

Referencias del v. 24

1. Su TEXTO ES:

24 deja tu ofrenda ante el altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo entonces vuelve a presentar tu ofrenda.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Ecli. 28. 2
  2. 2 Perdona el agravio a tu prójimo y entonces, cuando ores, serán absueltos tus pecados.
  3. [|| ] Lc. 12. 58-59
  4. 58 Cuando vas con tu adversario a presentarte ante el magistrado, trata de llegar a un acuerdo con él en el camino, no sea que el adversario te lleve ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y este te ponga en la cárcel. 59 Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo».

Referencias del v. 26

1. Su TEXTO ES:

26 Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Éx. 20. 14
  2. 14 No cometerás adulterio.
  3. Deut. 5. 18
  4. 18 No cometerás adulterio.

Referencias del v. 27

1. Su TEXTO ES:

27 Ustedes han oído que se dijo: No cometerás adulterio.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Ecli. 9. 5
  2. 5 No mires demasiado a una joven, para no incurrir en su misma condena.

Referencias de: Mt. 5. 27 al 30

1. Su TEXTO ES:

27 Ustedes han oído que se dijo: No cometerás adulterio. 28 Pero yo les digo: El que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón. 29 Si tu ojo derecho es para ti una ocasión de pecado, arráncalo y arrójalo lejos de ti: es preferible que se pierda uno solo de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado a la Gehena. 30 Y si tu mano derecha es para ti una ocasión de pecado, córtala y arrójala lejos de ti: es preferible que se pierda uno solo de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado a la Gehena.

* * *

2. TEXTOS DE SUS REFERENCIAS:

Orígen de la referencia:
El LIBRO del PUEBLO de DIOS: versión 3
  1. Éx. 20. 14
  2. 14 No cometerás adulterio.
  3. Deut. 5. 18
  4. 18 No cometerás adulterio.
  5. Mt. 18. 8-9
  6. 8 Si tu mano o tu pie son para ti ocasión de pecado, córtalos y arrójalos lejos de ti, porque más te vale entrar en la Vida manco o lisiado, que ser arrojado con tus dos manos o tus dos pies en el fuego eterno. 9 Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo y tíralo lejos, porque más te vale entrar con un solo ojo en la Vida, que ser arrojado con tus dos ojos en la Gehena del fuego.
  7. Mc. 9. 43-47
  8. 43 Si tu mano es para ti ocasión de pecado, córtala, porque más te vale entrar en la Vida manco, que ir con tus dos manos a la Gehena, al fuego inextinguible. 44 (omitido) 45 Y si tu pie es para ti ocasión de pecado, córtalo, porque más te vale entrar lisiado en la Vida, que ser arrojado con tus dos pies a la Gehena. 46 (omitido) 47 Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo, porque más te vale entrar con un solo ojo en el Reino de Dios, que ser arrojado con tus dos ojos a la Gehena,

Referencias del v. 28

1. Su TEXTO ES:

28 Pero yo les digo: El que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. [= ] Mt. 18. 8-9
  2. 8 Si tu mano o tu pie son para ti ocasión de pecado, córtalos y arrójalos lejos de ti, porque más te vale entrar en la Vida manco o lisiado, que ser arrojado con tus dos manos o tus dos pies en el fuego eterno. 9 Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo y tíralo lejos, porque más te vale entrar con un solo ojo en la Vida, que ser arrojado con tus dos ojos en la Gehena del fuego.

Referencias del v. 31

1. Su TEXTO ES:

31 También se dijo: El que se divorcia de su mujer, debe darle una declaración de divorcio.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Deut. 24. 1-4
  2. 1 Si un hombre se casa con una mujer, pero después le toma aversión porque descubre en ella algo que le desagrada, y por eso escribe un acta de divorcio, se la entregará y la despedirá de su casa. 2 Una vez que esté fuera de su casa, si la mujer se desposa con otro 3 y este último también la rechaza, escribe un acta de divorcio y la despide, o bien muere, 4 su primer marido no podrá volver a tomarla por esposa, puesto que ella ha sido mancillada. Esto sería abominable a los ojos del Señor, y tú no puedes manchar con un pecado la tierra que el Señor, tu Dios, te da en herencia.
  3. Mal. 2. 14-16
  4. 14 Y ustedes dicen: «¿Por qué?». Porque el Señor ha sido testigo entre ti y la esposa de tu juventud, a la que tú traicionaste, aunque ella era tu compañera y la mujer de tu alianza. 15 ¿No ha hecho él un solo ser, que tiene carne y espíritu? ¿Y qué busca este único ser? Una descendencia dada por Dios. Tengan cuidado, entonces, de su espíritu y que nadie traicione a la mujer de su juventud. 16 Porque si alguien repudia por aversión, cubre su ropa de violencia, dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel. Tengan cuidado, entonces, de su espíritu y no traicionen.

Referencias de: Mt. 5. 31 al 32

1. Su TEXTO ES:

31 También se dijo: El que se divorcia de su mujer, debe darle una declaración de divorcio. 32 Pero yo les digo: El que se divorcia de su mujer, excepto en caso de unión ilegal, la expone a cometer adulterio; y el que se casa con una mujer abandonada por su marido, comete adulterio.

* * *

2. TEXTOS DE SUS REFERENCIAS:

Orígen de la referencia:
El LIBRO del PUEBLO de DIOS: versión 3
  1. Deut. 24. 1
  2. 1 Si un hombre se casa con una mujer, pero después le toma aversión porque descubre en ella algo que le desagrada, y por eso escribe un acta de divorcio, se la entregará y la despedirá de su casa.
  3. Mt. 19. 9
  4. 9 Por lo tanto, yo les digo: El que se divorcia de su mujer, a no ser en caso de unión ilegal, y se casa con otra, comete adulterio”.
  5. 1 Cor. 7. 10-11
  6. 10 A los casados, en cambio, les ordeno -y esto no es mandamiento mío, sino del Señor- que la esposa no se separe de su marido. 11 Si se separa, que no vuelva a casarse, o que se reconcilie con su esposo. Y que tampoco el marido abandone a su mujer.

Referencias del v. 32

1. Su TEXTO ES:

32 Pero yo les digo: El que se divorcia de su mujer, excepto en caso de unión ilegal, la expone a cometer adulterio; y el que se casa con una mujer abandonada por su marido, comete adulterio.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. [= ] Mt. 19. 9s
  2. 9 Por lo tanto, yo les digo: El que se divorcia de su mujer, a no ser en caso de unión ilegal, y se casa con otra, comete adulterio”.
  3. [|| ] Mc. 10. 11-12
  4. 11 El les dijo: «El que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra aquella; 12 y si una mujer se divorcia de su marido y se casa con otro, también comete adulterio».
  5. [|| ] Lc. 16. 18
  6. 18 El que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio, y el que se casa con una mujer abandonada por su marido, comete adulterio.
  7. 1 Cor. 7. 10-11
  8. 10 A los casados, en cambio, les ordeno -y esto no es mandamiento mío, sino del Señor- que la esposa no se separe de su marido. 11 Si se separa, que no vuelva a casarse, o que se reconcilie con su esposo. Y que tampoco el marido abandone a su mujer.
  9. Os. 1. 2+
  10. 2 Comienzo de lo que habló el Señor por medio de Oseas. El Señor le dijo: “Ve, toma por esposa a una mujer entregada a la prostitución, y engendra hijos de prostitución, porque el país no hace más que prostituirse, apartándose del Señor”.

Referencias del v. 33

1. Su TEXTO ES:

33 Ustedes han oído también que se dijo a los antepasados: No jurarás falsamente, y cumplirás los juramentos hechos al Señor.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Éx. 20. 7
  2. 7 No pronunciarás en vano el nombre del Señor, tu Dios, porque él no dejará sin castigo al que lo pronuncie en vano.
  3. Núm. 30. 3
  4. 3 Cuando un hombre hace un voto al Señor o se impone una obligación bajo juramento, no deberá faltar a su palabra: es preciso que haga exactamente lo que ha prometido.
  5. Deut. 23. 22
  6. 22 Si haces un voto al Señor, tu Dios, no tardes en cumplirlo, porque él no dejará de pedirte cuenta, y si no lo cumples, cometerás un pecado.
  7. Ecli. 23. 9
  8. 9 No acostumbres tu boca a jurar ni te habitúes a pronunciar el nombre del Santo.
  9. Sant. 5. 12
  10. 12 Pero ante todo, hermanos, no juren ni por el cielo, ni por la tierra, ni de ninguna manera: que cuando digan «sí», sea sí; y cuando digan «no», sea no, para no ser condenados.
  11. Sal. 11. 4
  12. 4 Pero el Señor está en su santo Templo, el Señor tiene su trono en el cielo. Sus ojos observan el mundo, sus pupilas examinan a los hombres:
  13. Is. 66. 1
  14. 1 Así habla el Señor: El cielo es mi trono y la tierra, el estrado de mis pies. ¿Qué casa podrán edificarme ustedes y dónde estará el lugar de mi reposo?

Referencias de: Mt. 5. 33 al 37

1. Su TEXTO ES:

33 Ustedes han oído también que se dijo a los antepasados: No jurarás falsamente, y cumplirás los juramentos hechos al Señor. 34 Pero yo les digo que no juren de ningún modo: ni por el cielo, porque es el trono de Dios, 35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies ; ni por Jerusalén , porque es la Ciudad del gran Rey. 36 No jures tampoco por tu cabeza, porque no puedes convertir en blanco o negro uno solo de tus cabellos. 37 Cuando ustedes digan 'sí', que sea sí, y cuando digan 'no', que sea no. Todo lo que se dice de más, viene del Maligno.

* * *

2. TEXTOS DE SUS REFERENCIAS:

Orígen de la referencia:
El LIBRO del PUEBLO de DIOS: versión 3
  1. Lev. 19. 12
  2. 12 No jurarán en falso por mi Nombre, porque profanarían el nombre de su Dios. Yo soy el Señor.
  3. Núm. 30. 3
  4. 3 Cuando un hombre hace un voto al Señor o se impone una obligación bajo juramento, no deberá faltar a su palabra: es preciso que haga exactamente lo que ha prometido.
  5. Deut. 23. 21
  6. 21 Podrás prestar a interés al extranjero, pero no a tu compatriota, para que el Señor, tu Dios, te bendiga en todas tus empresas, en la tierra de la que vas a tomar posesión.
  7. Is. 66. 1
  8. 1 Así habla el Señor: El cielo es mi trono y la tierra, el estrado de mis pies. ¿Qué casa podrán edificarme ustedes y dónde estará el lugar de mi reposo?
  9. Sal. 48. 2
  10. 2 El Señor es grande y digno de alabanza, en la Ciudad de nuestro Dios.
  11. Sant. 5. 12
  12. 12 Pero ante todo, hermanos, no juren ni por el cielo, ni por la tierra, ni de ninguna manera: que cuando digan «sí», sea sí; y cuando digan «no», sea no, para no ser condenados.

Referencias del v. 35

1. Su TEXTO ES:

35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies ; ni por Jerusalén , porque es la Ciudad del gran Rey.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Sal. 48. 3
  2. 3 Su santa Montaña, la altura más hermosa, es la alegría de toda la tierra. La Montaña de Sión, la Morada de Dios, es la Ciudad del gran Rey:
  3. Mt. 5. 36
  4. 36 No jures tampoco por tu cabeza, porque no puedes convertir en blanco o negro uno solo de tus cabellos.
  5. 2 Cor. 1. 17-19
  6. 17 Al proponerme esto, ¿obré precipitadamente?, ¿o bien mis proyectos estaban fundados en motivos puramente humanos, de manera que yo digo al mismo tiempo «sí» y «no»? 18 Les aseguro, por la fidelidad de Dios, que nuestro lenguaje con ustedes no es hoy «sí», y mañana «no». 19 Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, el que nosotros hemos anunciado entre ustedes –tanto Silvano y Timoteo, como yo mismo– no fue «sí» y «no», sino solamente «sí».
  7. Sant. 5. 12
  8. 12 Pero ante todo, hermanos, no juren ni por el cielo, ni por la tierra, ni de ninguna manera: que cuando digan «sí», sea sí; y cuando digan «no», sea no, para no ser condenados.

Referencias del v. 37

1. Su TEXTO ES:

37 Cuando ustedes digan 'sí', que sea sí, y cuando digan 'no', que sea no. Todo lo que se dice de más, viene del Maligno.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Éx. 21. 24
  2. 24 ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,
  3. Lev. 24. 20
  4. 20 fractura por fractura, ojo por ojo, diente por diente; se le hará la misma lesión que él haya causado al otro.
  5. Deut. 19. 21
  6. 21 No tendrás compasión: vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie.

Referencias de: Mt. 5. 38 al 42

1. Su TEXTO ES:

38 Ustedes han oído que se dijo: Ojo por ojo y diente por diente. 39 Pero yo les digo que no hagan frente al que les hace mal: al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra. 40 Al que quiere hacerte un juicio para quitarte la túnica, déjale también el manto; 41 y si te exige que lo acompañes un kilómetro, camina dos con él. 42 Da al que te pide, y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado.

* * *

2. TEXTOS DE SUS REFERENCIAS:

Orígen de la referencia:
El LIBRO del PUEBLO de DIOS: versión 3
  1. Éx. 21. 24
  2. 24 ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,
  3. Lev. 24. 20
  4. 20 fractura por fractura, ojo por ojo, diente por diente; se le hará la misma lesión que él haya causado al otro.
  5. Deut. 19. 21
  6. 21 No tendrás compasión: vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie.
  7. 1 Cor. 6. 7
  8. 7 Ya está mal que haya litigios entre ustedes: ¿acaso no es preferible sufrir la injusticia o ser despojado?

Referencias del v. 39

1. Su TEXTO ES:

39 Pero yo les digo que no hagan frente al que les hace mal: al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. [|| ] Lc. 6. 29
  2. 29 Al que te pegue en una mejilla, preséntale también la otra; al que te quite el manto, no le niegues la túnica.
  3. Is. 50. 6
  4. 6 Ofrecí mi espalda a los que me golpeaban y mis mejillas, a los que me arrancaban la barba; no retiré mi rostro cuando me ultrajaban y escupían.
  5. Hech. 23. 2
  6. 2 Pero el Sumo Sacerdote Ananías ordenó a sus asistentes que le pegaran en la boca.
  7. Rom. 12. 19. 21
  8. 19 Queridos míos, no hagan justicia por sus propias manos, antes bien, den lugar a la ira de Dios. Porque está escrito: Yo castigaré. Yo daré la retribución, dice el Señor. 21 No te dejes vencer por el mal. Por el contrario, vence al mal, haciendo el bien.
  9. Lc. 6. 30
  10. 30 Dale a todo el que te pida, y al que tome lo tuyo no se lo reclames.
  11. Deut. 15. 7s
  12. 7 Si hay algún pobre entre tus hermanos, en alguna de las ciudades del país que el Señor, tu Dios, te da, no endurezcas tu corazón ni le cierres tu mano.

Referencias del v. 42

1. Su TEXTO ES:

42 Da al que te pide, y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado.

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Lev. 19. 18
  2. 18 No serás vengativo con tus compatriotas ni les guardarás rencor. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor.
  3. Mt. 5. 43
  4. 43 Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo.
  5. Deut. 23. 4. 7
  6. 4 El amonita y el moabita no serán jamás admitidos en la asamblea del Señor, ni siquiera en la décima generación. 7 Por eso, mientras vivas, nunca busques su prosperidad y su bienestar.
  7. [|| ] Lc. 6. 27-36
  8. 27 Pero yo les digo a ustedes que me escuchan: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian. 28 Bendigan a los que los maldicen, rueguen por los que los difaman. 29 Al que te pegue en una mejilla, preséntale también la otra; al que te quite el manto, no le niegues la túnica. 30 Dale a todo el que te pida, y al que tome lo tuyo no se lo reclames. 31 Hagan por los demás lo que quieren que los hombres hagan por ustedes. 32 Si aman a aquellos que los aman, ¿qué mérito tienen? Porque hasta los pecadores aman a aquellos que los aman. 33 Si hacen el bien a aquellos que se lo hacen a ustedes, ¿qué mérito tienen? Eso lo hacen también los pecadores. 34 Y si prestan a aquellos de quienes esperan recibir, ¿qué mérito tienen? También los pecadores prestan a los pecadores, para recibir de ellos lo mismo. 35 Amen a sus enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada en cambio. Entonces la recompensa de ustedes será grande y serán hijos del Altísimo, porque él es bueno con los desagradecidos y los malos.

    36 Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso.
  9. Lc. 23. 34
  10. 34 Jesús decía: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen». Después se repartieron sus vestiduras, sorteándolas entre ellos.
  11. Hech. 7. 60
  12. 60 Después, poniéndose de rodillas, exclamó en alta voz: «Señor, no les tengas en cuenta este pecado». Y al decir esto, expiró.
  13. Rom. 12. 20
  14. 20 Y en otra parte está escrito: Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Haciendo esto, amontonarás carbones encendidos sobre su cabeza.
  15. Ecli. 4. 10
  16. 10 Sé un padre para los huérfanos y como un marido para su madre: así serás como un hijo del Altísimo y él te amará más que tu propia madre.
  17. Gál. 4. 7
  18. 7 Así, ya no eres más esclavo, sino hijo, y por lo tanto, heredero por la gracia de Dios.

Referencias de: Mt. 5. 43 al 48

1. Su TEXTO ES:

43 Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. 44 Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; 45 así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos. 46 Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? 47 Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? 48 Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo.

* * *

2. TEXTOS DE SUS REFERENCIAS:

Orígen de la referencia:
El LIBRO del PUEBLO de DIOS: versión 3
  1. Lev. 19. 18
  2. 18 No serás vengativo con tus compatriotas ni les guardarás rencor. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor.
  3. Sal. 31. 7
  4. 7 Yo detesto a los que veneran ídolos vanos y confío en el Señor.
  5. Sal. 139. 21-22
  6. 21 ¿Acaso yo no odio a los que te odian y aborrezco a los que te desprecian? 22 Yo los detesto implacablemente, y son para mí verdaderos enemigos.
  7. Éx. 23. 4-5
  8. 4 Si encuentras perdido el buey o el asno de tu enemigo, se los llevarás inmediatamente. 5 Si ves al asno del que te aborrece, caído bajo el peso de su carga, no lo dejarás abandonado; más aún, acudirás a auxiliarlo junto con su dueño.
  9. Rom. 12. 20
  10. 20 Y en otra parte está escrito: Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Haciendo esto, amontonarás carbones encendidos sobre su cabeza.
  11. Lev. 19. 2
  12. 2 Habla en estos términos a toda la comunidad de Israel: Ustedes serán santos, porque yo, el Señor su Dios, soy santo.
  13. Deut. 18. 13
  14. 13 Tú serás irreprochable en tu trato con el Señor, tu Dios.

Referencias del v. 46

1. Su TEXTO ES:

46 Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos?

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Lc. 3. 12
  2. 12 Algunos publicanos vinieron también a hacerse bautizar y le preguntaron: «Maestro, ¿qué debemos hacer?».

Referencias del v. 47

1. Su TEXTO ES:

47 Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos?

* * *

2. Textos de sus referencias:

Orígen de la referencia:
Biblia de Jerusalén
  1. Lev. 11. 44
  2. 44 Porque yo soy el Señor, su Dios, y ustedes tienen que santificarse y ser santos, porque yo soy santo. No incurran en impureza a causa de esos animales que se arrastran por el suelo.
  3. Lev. 19. 2+
  4. 2 Habla en estos términos a toda la comunidad de Israel: Ustedes serán santos, porque yo, el Señor su Dios, soy santo.
  5. Tob. 12. 8
  6. 8 Vale más la oración con el ayuno y la limosna con la justicia, que la riqueza con la iniquidad. Vale más hacer limosna que amontonar oro.
  7. 1 Ped. 1. 16
  8. 16 de acuerdo con lo que está escrito: Sean santos, porque yo soy santo.
  9. Sant. 1. 4
  10. 4 Y la paciencia debe ir acompañada de obras perfectas, a fin de que ustedes lleguen a la perfección y a la madurez, sin que les falte nada.