Efesios 6: AUDIOBIBLIA El Libro del Pueblo de Dios

Los deberes de los padres y de los hijos [ 1 | 4 ]

1 [bj] ||Col. 3. 20-21; Prov. 6. 20 [bc] Ef. 5. 21

1 * Hijos, obedezcan a sus padres en el Señor porque esto es lo justo,

2-3 [blpd] 🡔Éx. 20. 12; Col. 3. 20-21 [bc] Deut. 5. 16

2 ya que el primer mandamiento que contiene una promesa es este: Honra a tu padre y a tu madre,

3 [bj] Prov. 13. 24+ [bnp] Deut. 5. 16

3 para que seas feliz y tengas una larga vida en la tierra.

4 [bnp] Col. 3. 21; Prov. 19. 18

4 Padres, no irriten a sus hijos; al contrario, edúquenlos, corrigiéndolos y aconsejándolos, según el espíritu del Señor.

Los deberes de los esclavos y de los patrones [ 5 | 9 ]

5-9 [blpd] ||Col. 3. 22-4. 1; 1 Tim. 6. 1-2; Tit. 2. 9-10; Flm. 1. 16; 1 Ped. 2. 18 [bc] 1 Ped. 2. 18-25; 2 Cor. 7. 15; Flp. 2. 3. 12

5 * Esclavos, obedezcan a sus patrones con temor y respeto, sin ninguna clase de doblez, como si sirvieran a Cristo;

6 [bj] Rom. 6. 15+ [bnp] Tit. 2. 9s

6 no con una obediencia fingida que trata de agradar a los hombres, sino como servidores de Cristo, cumpliendo de todo corazón la voluntad de Dios. 7 Sirvan a sus dueños de buena gana, como si se tratara del Señor y no de los hombres,

8 [bj] Jb. 31. 13-15

8 teniendo en cuenta que el Señor retribuirá a cada uno el bien que haya hecho, sea un esclavo o un hombre libre.

9 [bj] Deut. 10. 17+ [bnp] Col. 4. 1 [bc] Hech. 10. 34; Rom. 2. 11; Col. 3. 22. 25

9 Y ustedes, patrones, compórtense de la misma manera con sus servidores y dejen a un lado las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos, que lo es también de ustedes, está en el cielo, y no hace acepción de personas.

La armadura del cristiano [ 10 | 17 ]

10 [bj] 2 Cor. 6. 7; 2 Cor. 10. 4; Rom. 13. 12; Sant. 4. 7; 1 Ped. 5. 8-9; Mt. 4. 1+ [bc] Ef. 3. 16; Flp. 4. 13; Col. 1. 11

10 Por lo demás, fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder.

11 [blpd] Rom. 13. 12; 2 Cor. 6. 7 [bc] 2 Cor. 10. 4; 1 Ped. 4. 1; 1 Tim. 1. 18-19; Is. 11. 5; Is. 59. 17; Sab. 5. 17-20; 1 Tes. 5. 8

11 * * Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las acechanzas del demonio.

12 [bj] Mt. 16. 17+; Ef. 1. 21+

12 * Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio.
13 Por lo tanto, tomen la armadura de Dios, para que puedan resistir en el día malo y mantenerse firmes después de haber superado todos los obstáculos.

14 [blpd] 🡔Is. 11. 5; 🡔Is. 59. 17; 🡔Sab. 5. 17-23 [bc] Jb. 29. 14; Is. 59. 17; 1 Tes. 5. 8

14 * Permanezcan de pie, ceñidos con el cinturón de la verdad y vistiendo la justicia como coraza.

15 [blpd] 🡔Is. 52. 7 [bpe > 15-17] Is. 49. 2; Heb. 4. 12; Is. 59. 17 [bc] Rom. 10. 15

15 * Calcen sus pies con el celo para propagar la Buena Noticia de la paz.

16 [blpd > 16-17] 🡔Is. 59. 17; 1 Tes. 5. 8 [bj] Is. 52. 7; Is. 40. 3. 9 [bnp] Sal. 7. 13

16 * Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, con el que podrán apagar todas las flechas encendidas del Maligno.

17 [bj] 1 Jn. 2. 13+ [bnp] Is. 59. 17 [bc] 1 Tes. 5. 8; Heb. 4. 12; 1 Tes. 2. 13

17 Tomen el casco de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios.

Exhortación a la oración [ 18 | 20 ]

18 [bj] Heb. 4. 12; Lc. 18. 1+; Lc. 21. 36; ||Col. 4. 2-4 [bc > 18-20] 1 Tes. 5. 17

18 Eleven constantemente toda clase de oraciones y súplicas, animados por el Espíritu. Dedíquense con perseverancia incansable a interceder por todos los hermanos,

19 [bj] Rom. 15. 30+ [bnp] Hech. 4. 29 [bc] Ef. 1. 9

19 y también por mí, a fin de que encuentre palabras adecuadas para anunciar resueltamente el misterio del Evangelio,

20 [bj] Rom. 16. 25+; Rom. 3. 1; Col. 4. 10. 18; Flmn. 1. 9 [bc] 2 Cor. 5. 20

20 del cual yo soy embajador en medio de mis cadenas. ¡Así podré hablar libremente de él, como debo hacerlo!

Despedida [ 23 | 24 ]

23 [bpe] Sab. 2. 23

23 Llegue a todos los hermanos la paz, el amor y la fe, que proceden de Dios, el Padre, y del Señor Jesucristo.
24 La gracia permanezca con todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo con un amor incorruptible.
6 1-4

Éx. 20. 12. Ver Col. 3. 20-21.

1. Éx. 20. 12:

12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tengas una larga vida en la tierra que el Señor, tu Dios, te da.

2. Col. 3. 20-21:

20 Hijos, obedezcan siempre a sus padres, porque esto es agradable al Señor. 21 Padres, no exasperen a sus hijos, para que ellos no se desanimen.
5-9

Ver Col. 3. 22-4. 11 Tim. 6. 1-2; Tit. 2. 9-10; 1 Ped. 2. 18; nota 1 Cor. 7. 20-22.

1. Col. 3. 22-4. 1:

22 Esclavos, obedezcan en todo a sus dueños temporales, pero no con una obediencia fingida, como quien trata de agradar a los hombres, sino con sencillez de corazón, por consideración al Señor. 23 Cualquiera sea el trabajo de ustedes, háganlo de todo corazón, teniendo en cuenta que es para el Señor y no para los hombres. 24 Sepan que el Señor los recompensará, haciéndolos sus herederos. Ustedes sirven a Cristo, el Señor: 25 el que obra injustamente recibirá el pago que corresponde, cualquiera sea su condición.

2. 1 Tim. 6. 1-2:

1 Que los esclavos consideren a sus dueños dignos de todo respeto, para que el nombre de Dios y su doctrina no sean objeto de blasfemia. 2 Y si sus dueños son creyentes, que no los respeten menos por el hecho de ser hermanos. Al contrario, que pongan mayor empeño en servirlos, porque así benefician a hermanos queridos en la fe.

3. Tit. 2. 9-10:

9 Que los esclavos obedezcan en todo a sus dueños y procuren agradarlos, tratando de no contradecirlos. Que no los defrauden, 10 sino que les demuestren absoluta fidelidad, para hacer honor en todo a la doctrina de Dios, nuestro Salvador.

4. 1 Ped. 2. 18:

18 Servidores, traten a sus señores con el debido respeto, no solamente a los buenos y comprensivos, sino también a los malos.
11

Ver Rom. 13. 12; 2 Cor. 6. 7.

1. Rom. 13. 12:

12 La noche está muy avanzada y se acerca el día. Abandonemos las obras propias de la noche y vistámonos con la armadura de la luz.

2. 2 Cor. 6. 7:

7 con la palabra de verdad, con el poder de Dios; usando las armas ofensivas y defensivas de la justicia;
14

Is. 11. 5; 59. 17; Sab. 5. 17-23.

1. Is. 11. 5:

5 La justicia ceñirá su cintura y la fidelidad ceñirá sus caderas.

2. 59. 17:

17 Él se puso la justicia por coraza y sobre su cabeza, el casco de la salvación; se vistió con la ropa de la venganza y se envolvió con el manto del celo.

3. Sab. 5. 17-23:

17 Tomará su celo por armadura y armará a la creación para vengarse de sus enemigos; 18 vestirá como coraza la justicia, ceñirá como casco un juicio inapelable; 19 tomará como escudo su santidad invencible, 20 afilará como una espada su ira inexorable, y el universo luchará a su lado contra los insensatos.

21 Los rayos partirán como disparos certeros: de las nubes, como de un arco bien tenso, volarán hacia el blanco; 22 una ballesta arrojará una furiosa granizada, las olas del mar se encresparán contra ellos y los ríos los sumergirán sin piedad; 23 un viento impetuoso se levantará contra ellos y los aventará como un huracán. Así la iniquidad devastará toda la tierra y la maldad derribará los tronos de los poderosos.
15

Is. 52. 7.

1. Is. 52. 7:

7 ¡Qué hermosos son sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia, del que proclama la paz, del que anuncia la felicidad, del que proclama la salvación y dice a Sión: "¡Tu Dios reina!".
16-17

Is. 59. 17. Ver 1 Tes. 5. 8.

1. Is. 59. 17:

17 Él se puso la justicia por coraza y sobre su cabeza, el casco de la salvación; se vistió con la ropa de la venganza y se envolvió con el manto del celo.

2. 1 Tes. 5. 8:

8 Nosotros, por el contrario, seamos sobrios, ya que pertenecemos al día: revistámonos con la coraza de la fe y del amor, y cubrámonos con el casco de la esperanza de la salvación.

NOTAS CRÍTICAS, propias del sitio:

- Sobre los audios y sus diferencias con los textos,
y entre las diferentes ediciones, desde 1980 en adelante. -

11: acechanzas/insidias.

acechanzas se reemplaza por insidias en las versiones posteriores (1.995 y siguientes)

|| Volver