Liturgia ANGLICANA

ORACIÓN VESPERTINA [Día Vigésimo Octavo]

Salmo 136: Confitemini

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 136:

1 ¡Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor! 2 ¡Den gracias al Dios de los dioses, porque es eterno su amor! 3 ¡Den gracias al Señor de los señores, porque es eterno su amor!

4 Al único que hace maravillas, ¡porque es eterno su amor! 5 al que hizo los cielos sabiamente, ¡porque es eterno su amor! 6 al que afirmó la tierra sobre las aguas, ¡porque es eterno su amor!

7 Al que hizo los grandes astros, ¡porque es eterno su amor! 8 el sol, para gobernar el día, ¡porque es eterno su amor! 9 la luna y las estrellas para gobernar la noche, ¡porque es eterno su amor!

10 Al que hirió a los primogénitos de Egipto, ¡porque es eterno su amor! 11 y sacó de allí a su pueblo, ¡porque es eterno su amor! 12 con mano fuerte y brazo poderoso, ¡porque es eterno su amor!

13 Al que abrió en dos partes el Mar Rojo, ¡porque es eterno su amor! 14 al que hizo pasar por el medio a Israel, ¡porque es eterno su amor! 15 y hundió en el Mar Rojo al Faraón con sus tropas, ¡porque es eterno su amor!

16 Al que guió a su pueblo por el desierto, ¡porque es eterno su amor! 17 al que derrotó a reyes poderosos, ¡porque es eterno su amor! 18 y dio muerte a reyes temibles, ¡porque es eterno su amor! 19 a Sijón, rey de los amorreos, ¡porque es eterno su amor! 20 y a Og, rey de Basán, ¡porque es eterno su amor!

21 Al que dio sus territorios en herencia, ¡porque es eterno su amor! 22 en herencia a Israel, su servidor, ¡porque es eterno su amor! 23 al que en nuestra humillación se acordó de nosotros, ¡porque es eterno su amor! 24 y nos libró de nuestros opresores, ¡porque es eterno su amor!

25 Al que da el alimento a todos los vivientes, ¡porque es eterno su amor! 26 ¡Den gracias al Señor del cielo, porque es eterno su amor!

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Salmo 137: Super flumina

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 137:

1 Junto a los ríos de Babilonia, nos sentábamos a llorar, acordándonos de Sión. 2 En los sauces de las orillas teníamos colgadas nuestras cítaras.

3 Allí nuestros carceleros nos pedían cantos, y nuestros opresores, alegría: "¡Canten para nosotros un canto de Sión!". 4 ¿Cómo podíamos cantar un canto del Señor en tierra extranjera?

5 Si me olvidara de ti, Jerusalén, que se paralice mi mano derecha; 6 que la lengua se me pegue al paladar si no me acordara de ti, si no pusiera a Jerusalén por encima de todas mis alegrías.

7 Recuerda, Señor, contra los edomitas, el día de Jerusalén, cuando ellos decían: "¡Arrásenla! ¡Arrasen hasta sus cimientos!".

8 ¡Ciudad de Babilonia, la devastadora, feliz el que te devuelva el mal que nos hiciste! 9 ¡Feliz el que tome a tus hijos y los estrelle contra las rocas!

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Salmo 138: Confitebor tibi

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal.138 :

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.