Liturgia ANGLICANA

ORACIÓN VESPERTINA [Día Décimo Noveno]

Salmo 98: Cantate Domino

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 98:

1 Salmo. Canten al Señor un canto nuevo, porque él hizo maravillas: su mano derecha y su santo brazo le obtuvieron la victoria.

2 El Señor manifestó su victoria, reveló su justicia a los ojos de las naciones: 3 se acordó de su amor y su fidelidad en favor del pueblo de Israel. Los confines de la tierra han contemplado el triunfo de nuestro Dios. 4 Aclame al Señor toda la tierra, prorrumpan en cantos jubilosos.

5 Canten al Señor con el arpa y al son de instrumentos musicales; 6 con clarines y sonidos de trompeta aclamen al Señor, que es Rey.

7 Resuene el mar y todo lo que hay en él, el mundo y todos sus habitantes; 8 aplaudan las corrientes del océano, griten de gozo las montañas al unísono.

9 Griten de gozo delante del Señor, porque él viene a gobernar la tierra: él gobernará al mundo con justicia, y a los pueblos con rectitud.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Salmo 99: Dominus regnavit

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 99:

1 ¡El Señor reina! Tiemblan los pueblos. Él tiene su trono sobre los querubines: la tierra vacila.

2 ¡Grande es el Señor en Sión! 3 Él se alza sobre todas las naciones. Alaben tu Nombre grande y temible. ¡Santo es el Señor!

4 Tú eres el rey poderoso que ama la justicia, tú has establecido lo que es recto, tú ejerces sobre Jacob el derecho y la justicia.

5 Glorifiquen al Señor, nuestro Dios, adórenlo ante el estrado de sus pies. ¡Santo es el Señor!

6 Moisés y Aarón, entre sus sacerdotes, y Samuel, entre los que invocaban su Nombre, clamaban al Señor y él les respondía.

7 Dios les hablaba desde la columna de nube; ellos observaban sus mandamientos y los preceptos que les había dado.

8 Señor, nuestro Dios, tú les respondías; tú eras para ellos un Dios indulgente, pero te vengabas de sus malas acciones.

9 Glorifiquen al Señor, nuestro Dios, y adórenlo en su santa Montaña: el Señor, nuestro Dios, es santo.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Salmo 100: Jubilate Deo

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 100:

1 Salmo de acción de gracias. Aclame al Señor toda la tierra, 2 sirvan al Señor con alegría, lleguen hasta él con cantos jubilosos.

3 Reconozcan que el Señor es Dios: él nos hizo y a él pertenecemos; somos su pueblo y ovejas de su rebaño.

4 Entren por sus puertas dando gracias, entren en sus atrios con himnos de alabanza, alaben al Señor y bendigan su Nombre.

5 ¡Qué bueno es el Señor! Su misericordia permanece para siempre, y su fidelidad por todas las generaciones.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Salmo 101: Misericordiam et judicium

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 101:

1 De David. Salmo. Celebraré con un canto la bondad y la justicia: a ti, Señor, te cantaré; 2 expondré con sensatez el camino perfecto: ¿cuándo vendrás en mi ayuda? Yo procedo con rectitud de corazón en los asuntos de mi casa; 3 nunca pongo mis ojos en cosas infames. Detesto la conducta de los descarriados y no los cuento entre mis amigos; 4 la gente falsa se aparta de mí y nunca apruebo al malvado.

5 Al que difama en secreto a su prójimo lo hago desaparecer; al de mirada altiva y corazón soberbio no lo puedo soportar.

6 Pongo mis ojos en las personas leales para que estén cerca de mí; el que va por el camino perfecto es mi servidor.

7 No habita dentro de mi casa el hombre traicionero; la gente mentirosa no puede permanecer delante de mi vista.

8 Hago desaparecer día tras día a los malvados del país, para extirpar de la Ciudad del Señor a todos los que hacen el mal.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.