Liturgia ANGLICANA

ORACIÓN MATUTINA [Día Vigésimo Tercero]

Salmo 110: Dixit Dominus

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 110:

1 De David. Salmo. La realeza del Mesías Dijo el Señor a mi Señor: "Siéntate a mi derecha, mientras yo pongo a tus enemigos como estrado de tus pies".

2 El Señor extenderá el poder de tu cetro: "¡Domina desde Sión, en medio de tus enemigos!". 3 "Tú eres príncipe desde tu nacimiento, con esplendor de santidad; yo mismo te engendré como rocío, desde el seno de la aurora".

4 El Señor lo ha jurado y no se retractará: "Tú eres sacerdote para siempre, a la manera de Melquisedec".

5 A tu derecha, Señor, él derrotará a los reyes, en el día de su enojo; 6 juzgará a las naciones, amontonará cadáveres y aplastará cabezas por toda la tierra. 7 En el camino beberá del torrente, por eso erguirá su cabeza.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Salmo 111: Confitebor tibi

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 111:

1 ¡Aleluya! Alef Doy gracias al Señor de todo corazón, Bet en la reunión y en la asamblea de los justos.

Guímel 2 Grandes son las obras del Señor: Dálet los que las aman desean comprenderlas.

He 3 Su obra es esplendor y majestad, Vau su justicia permanece para siempre.

Zain 4 Él hizo portentos memorables, Jet el Señor es bondadoso y compasivo.

Tet 5 Proveyó de alimento a sus fieles Iod y se acuerda eternamente de su alianza.

Caf 6 Manifestó a su pueblo el poder de sus obras, Lámed dándole la herencia de las naciones.

Mem 7 Las obras de sus manos son verdad y justicia; Nun todos sus preceptos son indefectibles:

Sámec 8 están afianzados para siempre Ain y establecidos con lealtad y rectitud.

Pe 9 Él envió la redención a su pueblo, Sade promulgó su alianza para siempre: Cof su Nombre es santo y temible.

Res 10 El temor del Señor es el comienzo de la sabiduría: Sin son prudentes los que lo practican. Tau ¡El Señor es digno de alabanza eternamente!

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Salmo 112: Beatus vir

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 112:

1 ¡Aleluya! Alef Feliz el hombre que teme al Señor Bet y se complace en sus mandamientos.

Guímel 2 Su descendencia será fuerte en la tierra: Dálet la posteridad de los justos es bendecida.

He 3 En su casa habrá abundancia y riqueza, Vau su generosidad permanecerá para siempre.

Zain 4 Para los buenos brilla una luz en las tinieblas: Jet es el Bondadoso, el Compasivo y el Justo.

Tet 5 Dichoso el que se compadece y da prestado, Iod y administra sus negocios con rectitud.

Caf 6 El justo no vacilará jamás, Lámed su recuerdo permanecerá para siempre.

Mem 7 No tendrá que temer malas noticias: Nun su corazón está firme, confiado en el Señor.

Sámec 8 Su ánimo está seguro, y no temerá, Ain hasta que vea la derrota de sus enemigos.

Pe 9 Él da abundantemente a los pobres: Sade su generosidad permanecerá para siempre, Cof y alzará su frente con dignidad.

Res 10 El malvado, al verlo, se enfurece, Sin rechinan sus dientes y se consume; Tau pero la ambición de los malvados se frustrará.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

Salmo 113: Laudate, pueri

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 113:

1 ¡Aleluya! Alaben, servidores del Señor, alaben el nombre del Señor. 2 Bendito sea el nombre del Señor, desde ahora y para siempre. 3 Desde la salida del sol hasta su ocaso, sea alabado el nombre del Señor.

4 El Señor está sobre todas las naciones, su gloria se eleva sobre el cielo. 5 ¿Quién es como el Señor, nuestro Dios, que tiene su morada en las alturas, 6 y se inclina para contemplar el cielo y la tierra?

7 Él levanta del polvo al desvalido, alza al pobre de su miseria, 8 para hacerlo sentar entre los nobles, entre los nobles de su pueblo; 9 él honra a la mujer estéril en su hogar, haciendo de ella una madre feliz.

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo: *
como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.