Liturgia ANGLICANA

LUNES 6 de PASCUA [LUNES 6 de PASCUA]

MISA

LECTURAS

LECTURA , LUNES 6 de PASCUA

***

Hech. 16. 11-15:

11 Nos embarcamos en Tróade y fuimos derecho a Samotracia, y al día siguiente a Neápolis. 12 De allí fuimos a Filipos, ciudad importante de esta región de Macedonia y colonia romana. Pasamos algunos días en esta ciudad, 13 y el sábado nos dirigimos a las afueras de la misma, a un lugar que estaba a orillas del río, donde suponíamos que habría un sitio para orar. Nos sentamos y dirigimos la palabra a las mujeres que se habían reunido allí. 14 Había entre ellas una, llamada Lidia, negociante en púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios. Mientras escuchaba, el Señor le abrió el corazón para que aceptara las palabras de Pablo. 15 Después de bautizarse, junto con su familia, nos pidió: «Si ustedes consideran que he creído verdaderamente en el Señor, vengan a alojarse en mi casa»; y nos obligó a hacerlo.

Palabra del Señor.
Pueblo: Demos gracias a Dios.

SALMO , LUNES 6 de PASCUA

***

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 149:

1 ¡Aleluya! Canten al Señor un canto nuevo, resuene su alabanza en la asamblea de los fieles; 2 que Israel se alegre por su Creador y los hijos de Sión se regocijen por su Rey.

3 Celebren su Nombre con danzas, cántenle con el tambor y la cítara, 4 porque el Señor tiene predilección por su pueblo y corona con el triunfo a los humildes. 5 Que los fieles se alegren por su gloria y canten jubilosos en sus fiestas.

6 Glorifiquen a Dios con sus gargantas y empuñen la espada de dos filos: 7 para tomar venganza de los pueblos y castigar a las naciones; 8 para atar con cadenas a sus reyes, y con grillos de hierro a sus jefes.

9 Así se les aplicará la sentencia dictada: esta es la victoria de todos sus* fieles. ¡Aleluya!

+ EVANGELIO , LUNES 6 de PASCUA

SANTO EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN JUAN

Pueblo: ¡Gloria a ti, Cristo Señor!

***

Jn. 15. 26-47:

Jn. 16. 1-4a:

1 Les he dicho esto para que no se escandalicen.

2 Serán echados de las sinagogas, más aún, llegará la hora en que los mismos que les den muerte pensarán que tributan culto a Dios.

3 Y los tratarán así porque no han conocido ni al Padre ni a mí.

4 Les he advertido esto para que cuando llegue esa hora, recuerden que ya lo había dicho.

El Evangelio del Señor
Pueblo: Te Alabamos, Cristo Señor.