Liturgia AMBROSIANA

VÍSPERAS : MARTES 3

RITO DE LA LUZ
Prov. 13. 9:
9 La luz de los justos resplandece, pero la lámpara de los malvados se extingue.
Prov. 6. 23:
23 Porque el precepto es una lámpara, la enseñanza, una luz, y las reglas de la instrucción, un camino de vida,

1. V: La luz de los justos brilla: es una fuente de alegría viva.
R: Lámpara en mis pasos es tu precepto: tu ley ilumina mi vida.

2. V: Se extingue la lámpara de los malvados: oscuro es para él la noche.
R: Lámpara en mis pasos es tu precepto: tu ley ilumina mi vida.

3. V: La luz de los justos brilla: es una fuente de alegría viva.
R: Lámpara en mis pasos es tu precepto: tu ley ilumina mi vida.

HIMNOS

Sator princépsque témporum,

SALMODIA
I. Salmo 124
ANTÍFONAS:
Ant. [Pascua] [Durante el año] Tu bondad, Señor, sea con los buenos * y con los rectos de corazón. Aleluya.
Paz y misericordia a todo el Israel de Dios.
16 Que todos los que practican esta norma tengan paz y misericordia, lo mismo que el Israel de Dios.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 124:

1 Canto de peregrinación. Los que confían en el Señor son como el monte Sión, que permanece inconmovible para siempre.

2 Jerusalén está rodeada de montañas: así rodea el Señor a su pueblo, desde ahora y para siempre.

3 No permanecerá el cetro de los malvados sobre la herencia de los justos; no sea que también los justos inclinen sus manos a la maldad.

4 Colma de bienes, Señor, a los buenos y a los rectos de corazón. 5 ¡Que el Señor haga ir con los malvados a los que se desvían por caminos tortuosos! ¡Paz a Israel!
II. Salmo 130
ANTÍFONAS:
Ant. [Pascua] [Durante el año] Espere Israel en el Señor, * ahora y siempre. Aleluya.
Ant. 2 [Cuaresma] No entrará en el Reino de Dios * quien no lo recibe como un niño.
Aprendan de mí que soy manso y humilde de corazón.

29 Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 130:

1 Canto de peregrinación. De David. Mi corazón no se ha ensoberbecido, Señor, ni mis ojos se han vuelto altaneros. No he pretendido grandes cosas ni he tenido aspiraciones desmedidas.

2 No, yo aplaco y modero mis deseos: como un niño tranquilo en brazos de su madre, así está mi alma dentro de mí.

3 Espere Israel en el Señor, desde ahora y para siempre.
CÁNTICO EVANGÉLICO: MAGNÍFICAT
Ant.: Despliega el poder de tu brazo, oh Dios, * dispersa a los orgullosos y eleva a los humildes.
Lc. 1. 51-52:

51 Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. 52 Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes.
Lc. 1. 46-55:

46 María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, 47 y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, 48 porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, 49 porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo! 50 Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen. 51 Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. 52 Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. 53 Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. 54 Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, 55 como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre».