Liturgia AMBROSIANA

OFICIO de LECTURAS : DOMINGO 3

HIMNOS

1) La nostra lode accoglie, = Ætérne rerum Cónditor,

2) Col prodigio stupendo della luce, = Lucis creátor óptime,

CÁNTICO DEL AT: Daniel 3
Dn gr. 3. 52-56:

52 “Bendito seas, Señor, Dios de nuestros padres, alabado y exaltado eternamente. Bendito sea tu santo y glorioso Nombre, alabado y exaltado eternamente.

53 Bendito seas en el Templo de tu santa gloria, aclamado y glorificado eternamente por encima de todo.

54 Bendito seas en el trono de tu reino, aclamado por encima de todo y exaltado eternamente.

55 Bendito seas tú, que sondeas los abismos y te sientas sobre los querubines, alabado y exaltado eternamente por encima de todo.

56 Bendito seas en el firmamento del cielo, aclamado y glorificado eternamente.
SALMODIA
I. Cántico de Jonás

ORACIÓN DE JONÁS EN EL VIENTRE DEL PEZ

ANTÍFONAS:
Ant. [Durante el año] Desde las profundidades del Abismo, grité: * El Señor ha escuchado mi voz.
3 diciendo: “Desde mi angustia invoqué al Señor, y él me respondió; desde el seno del Abismo, pedí auxilio, y tú escuchaste mi voz.
Ant. [Pascua] Cumpliré el voto que hice: * la salvación viene del Señor.
10 pero yo, en acción de gracias, te ofreceré sacrificios y cumpliré mis votos: ¡La salvación viene del Señor!”.
Alégrense en la esperanza, sean pacientes en la tribulación y perseverantes en la oración.
12 Alégrense en la esperanza, sean pacientes en la tribulación y perseverantes en la oración.
Jon. 2. 3-10:
3 diciendo: “Desde mi angustia invoqué al Señor, y él me respondió; desde el seno del Abismo, pedí auxilio, y tú escuchaste mi voz.

4 Tú me arrojaste a lo más profundo, al medio del mar: la corriente me envolvía, ¡todos tus torrentes y tus olas pasaron sobre mí!

5 Entonces dije: He sido arrojado lejos de tus ojos, pero yo seguiré mirando hacia tu santo Templo.

6 Las aguas me rodeaban hasta la garganta y el Abismo me cercaba; las algas se enredaban en mi cabeza.

7 Yo bajé hasta las raíces de las montañas: sobre mí se cerraron para siempre los cerrojos de la tierra; pero tú me hiciste subir vivo de la Fosa, Señor, Dios mío.

8 Cuando mi alma desfallecía, me acordé del Señor, y mi oración llegó hasta ti, hasta tu santo Templo.

9 Los que veneran ídolos vanos abandonan su fidelidad, 10 pero yo, en acción de gracias, te ofreceré sacrificios y cumpliré mis votos: ¡La salvación viene del Señor!”.
II. Cántico del Eclesiástico o Ben Sirá

Himno de acción de gracias por la liberación

ANTÍFONAS:
Ant. [Durante el año] Te glorificaré, mi protector y mi ayuda.

1 Quiero darte gracias, Señor y Rey, y alabarte, Dios, mi salvador. Yo do y gracias a tu Nombre, 2 porque tú has sido mi protector y mi ayuda, y has librado mi cuerpo de la perdición, del lazo de la lengua calumniadora y de los labios que traman mentiras. Frente a mis adversarios, tú has sido mi ayuda y mes has librado,
Ant. [Pascua] Te glorificaré, mi protector y mi ayuda, aleluya
Me complazco en mis debilidades, en los atropellos, en las necesidades, en las persecuciones, en las angustias sufridas por Cristo.
10 Por eso, me complazco en mis debilidades, en los oprobios, en las privaciones, en las persecuciones y en las angustias soportadas por amor de Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.
Ecli. 51. 1-5. 8. 12:

1 Quiero darte gracias, Señor y Rey, y alabarte, Dios, mi salvador. Yo do y gracias a tu Nombre, 2 porque tú has sido mi protector y mi ayuda, y has librado mi cuerpo de la perdición, del lazo de la lengua calumniadora y de los labios que traman mentiras. Frente a mis adversarios, tú has sido mi ayuda y mes has librado,

3 según la grandeza de tu misericordia y de tu Nombre, de las mordeduras de los que iban a devorarme, de la mano de los que querían quitarme la vida, de las muchas aflicciones que padecía,

4 del fuego sofocante que me cercaba, de las llamas que yo no había encendido,

5 de las entrañas profundas del Abismo, de la lengua impura, de la palabra mentirosa,

8 Entonces, me acordé de tu misericordia, Señor, y de tus acciones desde los tiempos remotos, porque tú libras a los que esperan en ti y los salvas de las manos de sus enemigos.

12 Por eso te daré gracias y te alabaré, y bendeciré el nombre del Señor.
III. Cántico de Jeremías 31

SALVA, SEÑOR, A TU PUEBLO

ANTÍFONAS:
Ant. [DURANTE EL AÑO - Pascua] Te he amado con amor eterno * - dice el Señor, aleluia.

3 De lejos se le apareció el Señor: Yo te amé con un amor eterno, por eso te atraje con fidelidad.
Como comparten nuestros sufrimientos, también compartirán nuestro consuelo.
7 Por eso, tenemos una esperanza bien fundada con respecto a ustedes, sabiendo que si comparten nuestras tribulaciones, también compartirán nuestro consuelo.
Jer. 31. 2-9:

2 Así habla el Señor: Halló gracia en el desierto el pueblo que escapó de la espada; Israel camina hacia su descanso.

3 De lejos se le apareció el Señor: Yo te amé con un amor eterno, por eso te atraje con fidelidad.

4 De nuevo te edificaré y serás reedificada, virgen de Israel; de nuevo te adornarás con tus tamboriles y saldrás danzando alegremente; 5 de nuevo plantarás viñas sobre los montes de Samaría: los que las planten tendrán los primeros frutos.

6 Porque llega el día en que los vigías gritarán sobre la montaña de Efraím: “¡De pie, subamos a Sión, hacia el Señor, nuestro Dios!”.

7 Porque así habla el Señor: ¡Griten jubilosos por Jacob, aclamen a la primera de las naciones! Háganse oír, alaben y digan: “¡El Señor ha salvado a su pueblo, al resto de Israel!”.

8 Yo los hago venir del país del Norte y los reúno desde los extremos de la tierra; hay entre ellos ciegos y lisiados, mujeres embarazadas y parturientas: ¡es una gran asamblea la que vuelve aquí!

9 Habían partido llorando, pero yo los traigo llenos de consuelo; los conduciré a los torrentes de agua por un camino llano, donde ellos no tropezarán. Porque yo soy un padre para Israel y Efraím es mi primogénito.