Liturgia AMBROSIANA

OFICIO de LECTURAS : DOMINGO 1

HIMNOS

1) La nostra lode accoglie, = Ætérne rerum Cónditor,

2) Col prodigio stupendo della luce, = Lucis creátor óptime,

CÁNTICO DE LOS 3 JÓVENES
Dn gr. 3. 52-56:

52 “Bendito seas, Señor, Dios de nuestros padres, alabado y exaltado eternamente. Bendito sea tu santo y glorioso Nombre, alabado y exaltado eternamente.

53 Bendito seas en el Templo de tu santa gloria, aclamado y glorificado eternamente por encima de todo.

54 Bendito seas en el trono de tu reino, aclamado por encima de todo y exaltado eternamente.

55 Bendito seas tú, que sondeas los abismos y te sientas sobre los querubines, alabado y exaltado eternamente por encima de todo.

56 Bendito seas en el firmamento del cielo, aclamado y glorificado eternamente.
SALMODIA
I. Cántico de ISÍAS 26
ANTÍFONAS:
Ant. [Signore, nostro Dio, donaci la tua pace.] Señor, Dios nuestro, danos tu paz.

12 Señor, tú nos aseguras la paz, porque eres tú el que realiza por nosotros todo lo que nosotros hacemos.

15 Entonces tú te alegrarás y te regocijarás por los hijos de los justos, porque todos ellos serán congregados y bendecirán al Señor de los siglos. ¡Felices los que te aman, felices los que se alegran por tu paz!
Is. 26. 9-20:

9 Mi alma te desea por la noche, y mi espíritu te busca de madrugada, porque cuando tus juicios se ejercen sobre la tierra, los habitantes del mundo aprenden la justicia.

10 Si se hace gracia al malvado, no aprende la justicia: en el país de la rectitud, obra perversamente, sin mirar la majestad del Señor.

11 Señor, tu mano está levantada, pero ellos no la ven: ¡que vean avergonzados tu celo por el pueblo, que los devore el fuego destinado a tus adversarios!

12 Señor, tú nos aseguras la paz, porque eres tú el que realiza por nosotros todo lo que nosotros hacemos.

13 Señor, Dios nuestro, otros señores nos han dominado, pero a nadie reconocemos fuera de ti, solamente pronunciamos tu Nombre.

14 Los muertos no revivirán, las Sombras no se levantarán: tú has intervenido para exterminarlos, hiciste desaparecer hasta su recuerdo.

15 Has engrandecido la nación, Señor, has engrandecido la nación, has manifestado tu gloria, has ensanchado todas las fronteras del país.

16 En medio de la angustia, Señor, acudimos a ti, clamamos en la opresión, cuando nos golpeaba tu castigo.

17 Como la mujer embarazada, que está por dar a luz, se retuerce y da gritos de dolor, así éramos nosotros delante de ti, Señor.

18 Hemos concebido, nos hemos retorcido, y no dimos a luz más que viento. ¡No hemos traído la salvación a la tierra, no le nacieron habitantes al mundo!

19 Pero tus muertos revivirán, se levantarán sus cadáveres. ¡Despierten y griten de alegría los que yacen en el polvo! Porque tu rocío es un rocío de luz, y la tierra dará vida a las Sombras.

20 ¡Ve, pueblo mío, entra en tus habitaciones y cierra tus puertas por dentro; escóndete por un instante, hasta que pase la ira!
II. Cántico de 1 CRÓNICAS 16 I
ANTÍFONAS:
Ant. [Cantate in onore del Signore, e inneggiate a lui, * ripetete tutti i suoi prodigi.] Canten en honor del Señor, y alabenlo, * repitan todas sus maravillas.
1 Crón. 16. 8-22:

8 “¡Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, hagan conocer entre los pueblos sus proezas; 9 canten al Señor con instrumentos musicales, pregonen todas sus maravillas!

10 ¡Gloríense en su santo Nombre, alégrense los que buscan al Señor!

11 ¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro; 12 recuerden las maravillas que él obró, sus portentos y los juicios de su boca!

13 Descendientes de Israel, su servidor, hijos de Jacob, su elegido: 14 el Señor es nuestro Dios, en toda la tierra rigen sus decretos.

15 Él se acuerda eternamente de su alianza, de la palabra que dio por mil generaciones, 16 del pacto que selló con Abraham, del juramento que hizo a Isaac:

17 él lo confirmó como norma para Jacob, como alianza eterna para Israel, 18 cuando dijo: ‘Yo te daré la tierra de Canaán, como porción hereditaria de todos ustedes’.

19 Cuando formaban un grupo muy pequeño y eran extranjeros en aquellas regiones; 20 cuando iban de nación en nación y pasaban de un reino a otro pueblo, 21 no toleró que nadie los oprimiera, y castigó a reyes, por amor a ellos:

22 ‘No toquen a mis ungidos ni maltraten a mis profetas’.
III. Cántico de 1 CRÓNICAS 16 II
ANTÍFONAS:
Ant. [Gli dèi di tutti i popoli sono un nulla; * il Signore, invece, ha formato il cielo.] Los dioses de todos los pueblos no son nada; * El Señor, en cambio, ha formado el cielo.

26 Los dioses de los pueblos no son más que apariencia, pero el Señor hizo el cielo;
1 Crón. 16. 23-33:

23 Cante al Señor toda la tierra, día tras día, proclamen su victoria.

24 Anuncien su gloria entre las naciones, y sus maravillas entre los pueblos.

25 Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses.

26 Los dioses de los pueblos no son más que apariencia, pero el Señor hizo el cielo; 27 en su presencia hay esplendor y majestad, en su Santuario, poder y hermosura.

28 Aclamen al Señor, familias de los pueblos, aclamen la gloria y el poder del Señor; 29 aclamen la gloria del nombre del Señor, preséntense ante él, trayendo una ofrenda.

30 ¡Que toda la tierra tiemble ante él! El mundo está firmemente establecido: ¡no se moverá jamás!

31 Alégrese el cielo y exulte la tierra, digan entre las naciones: ‘¡El Señor reina!’.

32 Resuene el mar y todo lo que hay en él, regocíjese el campo con todos sus frutos.

33 Griten de gozo los árboles del bosque, griten de gozo delante del Señor, porque él viene a gobernar la tierra.