Liturgia AMBROSIANA

OFICIO DE LECTURAS : 24 de JUNIO

HIMNOS

1. Ætérne rerum Cónditor,

2. Lucis creátor óptime,

RESPONSORIO
Lc. 1. 63:

63 Este pidió una pizarra y escribió: «Su nombre es Juan». Todos quedaron admirados.
SALMODIA
1. Cántico de Jeremías 17
ANTÍFONAS:
Ant. Ha nacido el Precursor de la Luz, un admirable profeta; * señaló al Cordero, que quita los pecados del mundo.

7 Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. 8 El no era la luz, sino el testigo de la luz.

29 Al día siguiente, Juan vio acercarse a Jesús y dijo: «Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

36 y, mirando a Jesús que pasaba, dijo: «Este es el Cordero de Dios».
Jer. 17. 7-8:

7 ¡Bendito el hombre que confía en el Señor y en él tiene puesta su confianza!

8 Él es como un árbol plantado al borde de las aguas, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme cuando llega el calor y su follaje se mantiene frondoso; no se inquieta en un año de sequía y nunca deja de dar fruto.
ANTÍFONAS:
Ant. Ha nacido el Precursor de la Luz, un admirable profeta; * señaló al Cordero, que quita los pecados del mundo.

7 Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. 8 El no era la luz, sino el testigo de la luz.

29 Al día siguiente, Juan vio acercarse a Jesús y dijo: «Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

36 y, mirando a Jesús que pasaba, dijo: «Este es el Cordero de Dios».
2. Cántico de Eclesiástico 14 y 15
ANTÍFONAS:
Ant. Todavía en el seno materno, Juan vio la Luz con los ojos del alma, * y se regocijó en el Señor.

44 Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno.
Ecli. 14. 20-21:

20 ¡Feliz el hombre que se ocupa de la sabiduría y el que razona con inteligencia, 21 el que reflexiona sobre los caminos de la sabiduría y penetra en sus secretos!
Ecli. 15. 3-5a. 6b:

3 lo alimentará con el pan de la inteligencia y le hará beber el agua de la sabiduría.

4 Él se apoyará en ella, y no vacilará, se unirá a ella, y no quedará confundido.

5 Ella lo exaltará por encima de sus compañeros y le abrirá la boca en medio de la asamblea.

6 Él encontrará el gozo y la corona de la alegría y recibirá en herencia un nombre perdurable.
3. Cántico de Eclesiástico 27
ANTÍFONAS:
Ant. Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo, * porque irás delante del Señor preparando sus caminos.

76 Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor preparando sus caminos,
Ecli. 27. 8-13:

8 Si buscas la justicia, la alcanzarás, y te revestirás de ella como de una túnica gloriosa.

9 Los pájaros buscan la compañía de sus semejantes y la verdad retorna a aquellos que la practican.

10 El león está al acecho de su presa y el pecado, de los que practican la injusticia.

11 La conversación del hombre bueno es siempre sabia, pero el insensato es variable como la luna.

12 Mide tu tiempo cuando estés entre los necios, pero quédate largo rato entre la gente de criterio.

13 La conversación de los necios es odiosa y sólo les causa gracia el vicio desenfrenado.
LECTURA BÍBLICA
Jer. 1. 4-10. 17-19:

4 La palabra del Señor llegó a mí en estos términos:

5 “Antes de formarte en el vientre materno, yo te conocía; antes de que salieras del seno, yo te había consagrado, te había constituido profeta para las naciones”.

6 Yo respondí: “¡Ah, Señor! Mira que no sé hablar, porque soy demasiado joven”.

7 El Señor me dijo: 7 “No digas: ‘Soy demasiado joven’, porque tú irás adonde yo te envíe y dirás todo lo que yo te ordene. 8 No temas delante de ellos, porque yo estoy contigo para librarte –oráculo del Señor–”.

9 El Señor extendió su mano, tocó mi boca y me dijo: “Yo pongo mis palabras en tu boca. 10 Yo te establezco en este día sobre las naciones y sobre los reinos, para arrancar y derribar, para perder y demoler, para edificar y plantar”.

17 En cuanto a ti, cíñete la cintura, levántate y diles todo lo que yo te ordene. No te dejes intimidar por ellos, no sea que te intimide yo delante de ellos.

18 Mira que hoy hago de ti una plaza fuerte, una columna de hierro, una muralla de bronce, frente a todo el país: frente a los reyes de Judá y a sus jefes, a sus sacerdotes y al pueblo del país.

19 Ellos combatirán contra ti, pero no te derrotarán, porque yo estoy contigo para librarte –oráculo del Señor–”.
RESPONSORIO
Jer. 1. 5. 9:

5 “Antes de formarte en el vientre materno, yo te conocía; antes de que salieras del seno, yo te había consagrado, te había constituido profeta para las naciones”.

9 El Señor extendió su mano, tocó mi boca y me dijo: “Yo pongo mis palabras en tu boca.
LECTURA PATRÍSTICA
  • (II, 30-31: SERMON 11, 171-174)