Liturgia AMBROSIANA

MISA : VIERNES 7 de PASCUA

LECCIONARIO

LECTURA
¡Ven, amado mío!
Cant. 7. 13. 14:

13 de madrugada iremos a las viñas, veremos si brotan las cepas, si se abren las flores, si florecen las granadas... Allí te entregaré mi amor.

14 Las mandrágoras exhalan su perfume, los mejores frutos están a nuestro alcance: los nuevos y los añejos, amado mío, los he guardado para ti.
Cant. 8. 10:

10 Yo soy una muralla, y mis pechos son como torreones: por eso soy a los ojos de él como quién ha encontrado la paz.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL
Ant. La hija del rey es todo esplendor.
Ant. Aleluia, aleluia, aleluia.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 44. 11-12. 14-18:

11 ¡Escucha, hija mía, mira y presta atención! Olvida tu pueblo y tu casa paterna, 12 y el rey se prendará de tu hermosura. Él es tu señor: inclínate ante él;

14 Embellecida con corales engarzados en oro 15 y vestida de brocado, es llevada hasta el rey. Las vírgenes van detrás, sus compañeras la guían; 16 con gozo y alegría entran al palacio real.

17 Tus hijos ocuparán el lugar de tus padres, y los pondrás como príncipes por toda la tierra. 18 Yo haré célebre tu nombre por todas las generaciones: por eso, los pueblos te alabarán eternamente.
EPÍSTOLA
El mismo Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad. (v. 26)
Rom. 8. 24-27:

24 Porque solamente en esperanza estamos salvados. Ahora bien, cuando se ve lo que se espera, ya no se espera más: ¿acaso se puede esperar lo que se ve? 25 En cambio, si esperamos lo que no vemos, lo esperamos con constancia.

26 Igualmente, el mismo Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad porque no sabemos orar como es debido; pero el Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables. 27 Y el que sondea los corazones conoce el deseo del Espíritu y sabe que su intercesión en favor de los santos está de acuerdo con la voluntad divina.

Palabra de Dios.

CANTO o ACLAMACIÓN antes del EVANGELIO
I. Leccionario [No oficial]:

Les enviaré el Espíritu de verdad, dice el Señor; Él les guiará a toda la verdad.

Jn. 16. 7. 13:

7 Sin embargo, les digo la verdad: les conviene que yo me vaya, porque si no me voy, el Paráclito no vendrá a ustedes. Pero si me voy, se lo enviaré.

13 Cuando venga el Espíritu de la Verdad, él los introducirá en toda la verdad, porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo.
+ EVANGELIO
Es bueno para ustedes que me vaya, porque cuando me haya ido les enviaré el Espíritu que Consuela.
Jn. 16. 5-11:

5 Ahora me voy al que me envió, y ninguno de ustedes me pregunta: “¿A dónde vas?”.

6 Pero al decirles esto, ustedes se han entristecido.

7 Sin embargo, les digo la verdad: les conviene que yo me vaya, porque si no me voy, el Paráclito no vendrá a ustedes. Pero si me voy, se lo enviaré.

8 Y cuando él venga, probará al mundo dónde está el pecado, dónde está la justicia y cuál es el juicio.

9 El pecado está en no haber creído en mí.

10 La justicia, en que yo me voy al Padre y ustedes ya no me verán.

11 Y el juicio, en que el Príncipe de este mundo ya ha sido condenado.

Palabra del Señor.