Liturgia AMBROSIANA

MISA : MARTES 9 - TdP

LECCIONARIO

LECTURA [Año o Ciclo Ferial: I]
David conduce el Arca a Jerusalén.
2 Sam. 6. 1-15:

1 David reunió nuevamente a lo más selecto de Israel –treinta mil hombres– 2 y con todo el pueblo que lo acompañaba se dirigió hacia Baalá de Judá, para subir de allí el Arca de Dios, la cual es llamada con el Nombre, el nombre del Señor de los ejércitos, que tiene su trono sobre los querubines. 3 Luego cargaron el Arca de Dios en un carro nuevo y se la llevaron de la casa de Abinadab, que está sobre la colina. Uzá y Ajió, los hijos de Abinadab, conducían el carro. 4 Uzá iba al lado del Arca, y Ajió avanzaba delante de ella. 5 Mientras tanto, David y toda la casa de Israel hacían grandes festejos en honor del Señor, cantando al son de cítaras, arpas, tamboriles, címbalos y platillos.

6 Cuando llegaron a la era de Nacón, Uzá extendió su mano hacia el Arca de Dios y la sostuvo, porque los bueyes habían resbalado. 7 Entonces la ira del Señor se encendió contra Uzá, y Dios lo hirió allí mismo por ese error. Así el murió junto al Arca de Dios. 8 David se conmovió, porque el Señor había acometido contra Uzá, y aquel lugar se llamó Peres Uzá –que significa “Brecha de Uzá– hasta el día de hoy.

9 Aquel día, David tuvo miedo del Señor y dijo: “¿Cómo va a entrar en mi casa el Arca del Señor?”. 10 Y no quiso trasladar el Arca del Señor a su casa, a la Ciudad de David, sino que mandó que la llevaran a la casa de Obededóm de Gat. 11 El Arca del Señor permaneció tres meses en la casa de Obededóm de Gat, y el Señor bendijo a Obededóm y a toda su familia.

12 Cuando informaron a David: “El Señor ha bendecido a la familia de Obededóm y todos sus bienes a causa del Arca de Dios”, David partió e hizo subir el Arca de Dios desde la casa de Obededóm a la Ciudad de David, con gran alegría. 13 Los que transportaban el Arca del Señor avanzaron seis pasos, y él sacrificó un buey y un ternero cebado. 14 David, que sólo llevaba ceñido un efod de lino, iba danzando con todas sus fuerzas delante del Señor. 15 Así, David y toda la casa de Israel subieron el Arca del Señor en medio de aclamaciones y al sonido de trompetas.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL [Año o Ciclo Ferial: I]
Ant. El Señor ha elegido a Sión para su morada.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 131. 1-3. 5. 8-9:

1 Canto de peregrinación. Súplica en favor de David Acuérdate, Señor, en favor de David, de todos sus desvelos, 2 del juramento que prestó al Señor, del voto que hizo al Fuerte de Jacob:

3 “No entraré bajo el techo de mi casa ni me acostaré en mi propio lecho; 5 hasta que encuentre un lugar para el Señor, una Morada para el Fuerte de Jacob”. 8 ¡Levántate, Señor, entra en el lugar de tu Reposo, tú y tu Arca poderosa!

9 Que tus sacerdotes se revistan de justicia y tus fieles griten de alegría.
LECTURA [Año o Ciclo Ferial: II]
David conduce el Arca a Jerusalén.
1 Crón. 14. 17-15. 4. 14-16:
17 La fama de David se extendió por todas las regiones, porque el Señor lo hizo temible delante de todos los pueblos.

1 David construyó casas en la Ciudad de David y preparó un lugar para el Arca de Dios, levantando para ella una Carpa. 2 Después dijo: “El Arca de Dios sólo puede ser transportada por los levitas, porque el Señor los ha elegido para trasladar el Arca del Señor y para servirlo constantemente”.

3 Entonces David reunió en Jerusalén a todo Israel, para hacer subir el Arca del Señor al lugar que le había preparado. 4 También reunió a los hijos de Aarón y a los levitas: 14 Entonces los sacerdotes y levitas se santificaron para subir el Arca del Señor, el Dios de Israel. 15 Los hijos de los levitas trasladaron el Arca de Dios, sosteniéndola sobre sus hombros con unas andas, como lo había ordenado Moisés según la palabra del Señor.

16 David ordenó a los jefes de los levitas que organizaran a sus hermanos los cantores, con instrumentos musicales, arpas, cítaras y címbalos, para que los hicieran resonar alegremente.
1 Crón. 15. 25-16. 2:

25 David, los ancianos de Israel y los jefes de mil hombres fueron con gran alegría a subir el Arca de la Alianza del Señor, desde la casa de Obededóm. 26 Y porque Dios había asistido a los levitas que trasladaban el Arca de la Alianza del Señor, se inmolaron siete toros y siete carneros. 27 David iba revestido con un manto de lino, lo mismo que todos los levitas que llevaban el Arca, los cantores y Quenanías, el que dirigía el traslado. David llevaba además un efod de lino. 28 Todo Israel subió el Arca de la Alianza del Señor entre aclamaciones y al son de cuernos, trompetas, címbalos, arpas y cítaras. 29 Cuando el Arca de la Alianza del Señor entraba en la Ciudad de David, Mical, la hija de Saúl, estaba mirando por una ventana, y al ver al rey David saltando y bailando, lo despreció en su corazón.

1 Luego introdujeron el Arca de Dios y la colocaron en medio de la Carpa que David había hecho levantar para ella, y ofrecieron delante de Dios holocaustos y sacrificios de comunión. 2 Cuando David terminó de ofrecer los holocaustos y los sacrificios de comunión, bendijo al pueblo en nombre del Señor,

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL [Año o Ciclo Ferial: II]
Ant. El Señor ha elegido a Sión para su morada.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 131. 1-3. 5. 8-9:

1 Canto de peregrinación. Súplica en favor de David Acuérdate, Señor, en favor de David, de todos sus desvelos, 2 del juramento que prestó al Señor, del voto que hizo al Fuerte de Jacob:

3 “No entraré bajo el techo de mi casa ni me acostaré en mi propio lecho; 5 hasta que encuentre un lugar para el Señor, una Morada para el Fuerte de Jacob”. 8 ¡Levántate, Señor, entra en el lugar de tu Reposo, tú y tu Arca poderosa!

9 Que tus sacerdotes se revistan de justicia y tus fieles griten de alegría.
CANTO o ACLAMACIÓN antes del EVANGELIO
I. Leccionario [No oficial]:

Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá.

Cfr. Mt. 7. 7:

7 Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá.
+ EVANGELIO
Lc. 11. 5-8:

5 Jesús agregó: «Supongamos que alguno de ustedes tiene un amigo y recurre a él a medianoche, para decirle: “Amigo, préstame tres panes, 6 porque uno de mis amigos llegó de viaje y no tengo nada que ofrecerle”, 7 y desde adentro él le responde: “No me fastidies; ahora la puerta está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados. No puedo levantarme para dártelos”. 8 Yo les aseguro que aunque él no se levante para dárselos por ser su amigo, se levantará al menos a causa de su insistencia y le dará todo lo necesario.

Palabra del Señor.