Liturgia AMBROSIANA

MISA : JUEVES 7 - TdP

LECCIONARIO

LECTURA [Año o Ciclo Ferial: I]
Vocación de Gedeón.
Jue. 6. 1-16:

1 Los israelitas hicieron lo que es malo a los ojos del Señor, y él los entregó en manos de Madián durante siete años. 2 Los madianitas oprimieron a Israel, y para librarse de ellos, los israelitas se hicieron escondites en las cuevas de las montañas, en las cavernas y en los lugares escarpados. 3 Cada vez que Israel sembraba, venían los madianitas, los amalecitas y los Orientales, y los invadían. 4 Acampaban frente a ellos y destruían los productos del suelo hasta los confines de Gaza. No dejaban víveres, ovejas, bueyes ni asnos en Israel, 5 porque subían con su ganado y sus tiendas de campaña, y eran numerosos como langostas. Tanto ellos como sus camellos eran incontables, y entraban en el país para devastarlo. 6 Israel quedó muy debilitado a causa de Madián, y los israelitas clamaron al Señor.

7 Cuando los israelitas clamaron al Señor a causa de Madián, 8 el Señor les envió un profeta, que les habló en estos términos: “Así habla el Señor, el Dios de Israel: Yo los hice subir de Egipto y los saqué de un lugar de esclavitud; 9 los libré del poder de los egipcios y de las manos de sus opresores. Los expulsé a ellos para entregarles a ustedes su territorio. 10 Y también les dije: ‘Yo soy el Señor, su Dios. No adoren a los dioses de los amorreos, en cuyo territorio habitan’. Pero ustedes no escucharon mi voz”.

11 El Ángel del Señor fue a sentarse bajo la encina de Ofrá, que pertenecía a Joás de Abiézer. Su hijo Gedeón estaba moliendo trigo en el lagar, para ocultárselo a los madianitas. 12 El Ángel del Señor se le apareció y le dijo: “El Señor está contigo, valiente guerrero”. 13 “Perdón, señor, le respondió Gedeón; pero si el Señor está con nosotros, ¿por qué nos sucede todo esto? ¿Dónde están todas esas maravillas que nos contaron nuestros padres, cuando nos decían: ‘El Señor nos hizo subir de Egipto’? Pero ahora él nos ha desamparado y nos ha entregado en manos de Madián”.

14 El Señor se volvió hacia él y le dijo: “Ve, y con tu fuerza salvarás a Israel del poder de los madianitas. Soy yo el que te envío”. 15 Gedeón le respondió: “Perdón, Señor, pero ¿cómo voy a salvar yo a Israel, si mi clan es el más humilde de Manasés y yo soy el más joven en la casa de mi padre?”. 16 “Yo estaré contigo, le dijo el Señor, y tú derrotarás a Madián como si fuera un solo hombre”.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL [Año o Ciclo Ferial: I]
Ant. Doy gracias, Señor, a tu santo nombre.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 105. 48. 39-42. 47:

48 ¡Bendito sea el Señor, Dios de Israel, desde ahora y para siempre! Y todo el pueblo diga: ¡Amén! ¡Aleluya!

39 Se mancharon con sus acciones y se prostituyeron con su mala conducta; 40 por eso el Señor se indignó contra su pueblo y abominó de su herencia.

41 Los puso en manos de las naciones y fueron dominados por sus enemigos; 42 sus adversarios los oprimieron y los sometieron a su poder.

47 Sálvanos, Señor y Dios nuestro; congréganos de entre las naciones, para que podamos dar gracias a tu santo Nombre y gloriarnos de haberte alabado.
LECTURA [Año o Ciclo Ferial: II]
Sansón y Dalila.
Jue. 16. 4-5. 15-21:

4 Después de esto, Sansón se enamoró en el valle de Sorec de una mujer llamada Dalila. 5 Los príncipes de los filisteos fueron a verla y le dijeron: “Sedúcelo y averigua de dónde le viene esa fuerza tan enorme, y qué podríamos hacer para atarlo y tenerlo sometido. Te daremos cada uno mil cien siclos de plata”.

15 Entonces ella le dijo: “¿Cómo puedes decir que me quieres, si tu corazón no está conmigo? Ya me has engañado tres veces y no me has revelado de dónde sacas tanta fuerza”. 16 Y como todos los días lo acosaba con sus palabras y no dejaba de importunarlo, fastidiado ya hasta de la vida, 17 él le abrió todo su corazón y le dijo: “La navaja no ha pasado nunca por mi cabeza, porque estoy consagrado a Dios desde el seno de mi madre. Si me cortaran el cabello, mi fuerza se apartaría de mí, me debilitaría y sería como los demás hombres.”

18 Dalila comprendió que él le había abierto todo su corazón, y mandó llamar a los príncipes de los filisteos, diciendo: “Suban esta vez, porque me ha revelado todo su secreto”. Los príncipes de los filisteos fueron a verla, llevando el dinero convenido. 19 Luego ella durmió a Sansón sobre sus rodillas, y llamó a un hombre, que le cortó las siete trenzas de su cabellera. Así él comenzó a debilitarse y su fuerza se apartó de él. 20 Dalila gritó: “¡Sansón, los filisteos se te vienen encima!”. Al despertar de su sueño, Sansón pensó: “Saldré del paso como las otras veces y me libraré”. Pero no sabía que el Señor se había apartado de él.

21 Los filisteos lo tomaron prisionero, le vaciaron los ojos y lo hicieron bajar a Gaza. Allí lo ataron con una doble cadena de bronce, y él hacía rodar el molino en la cárcel.

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL [Año o Ciclo Ferial: II]
Ant. Doy gracias, Señor, a tu santo nombre.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 105. 48. 39-42. 47:

48 ¡Bendito sea el Señor, Dios de Israel, desde ahora y para siempre! Y todo el pueblo diga: ¡Amén! ¡Aleluya!

39 Se mancharon con sus acciones y se prostituyeron con su mala conducta; 40 por eso el Señor se indignó contra su pueblo y abominó de su herencia.

41 Los puso en manos de las naciones y fueron dominados por sus enemigos; 42 sus adversarios los oprimieron y los sometieron a su poder.

47 Sálvanos, Señor y Dios nuestro; congréganos de entre las naciones, para que podamos dar gracias a tu santo Nombre y gloriarnos de haberte alabado.
CANTO o ACLAMACIÓN antes del EVANGELIO
I. Leccionario [No oficial]:

Quien haya dejado todo por mi nombre recibirá cien veces más y heredará la vida eterna, dice el Señor.

Cfr. :
29 Y el que a causa de mi Nombre deje casa, hermanos o hermanas, padre, madre, hijos o campos, recibirá cien veces más y obtendrá como herencia la Vida eterna.
+ EVANGELIO
«El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios»
Lc. 9. 57-62:

57 Mientras iban caminando, alguien le dijo a Jesús: «¡Te seguiré adonde vayas!». 58 Jesús le respondió: «Los zorros tienen sus cuevas y las aves del cielo sus nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza».

59 Y dijo a otro: «Sígueme» . Él respondió: «Permíteme que vaya primero a enterrar a mi padre». 60 Pero Jesús le respondió: «Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú ve a anunciar el Reino de Dios».

61 Otro le dijo: «Te seguiré, Señor, pero permíteme antes despedirme de los míos». 62 Jesús le respondió: «El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios».

Palabra del Señor.