Liturgia AMBROSIANA

LÁUDES : [S] Sagrado Corazón de Jesús = Viernes 2 TdP

CÁNTICO EVANGÉLICO: BENEDICTUS
Ant.: En su misericordia, Dios nos ha visitado * y ha redimido a su pueblo.
Lc. 1. 68b:

68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo,
Lc. 1. 68-79:

68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo, 69 y nos ha dado un poderoso Salvador en la casa de David, su servidor, 70 como lo había anunciado mucho tiempo antes por boca de sus santos profetas, 71 para salvarnos de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odian. 72 Así tuvo misericordia de nuestros padres y se acordó de su santa Alianza, 73 del juramento que hizo a nuestro padre Abraham 74 de concedernos que, libres de temor, arrancados de las manos de nuestros enemigos, 75 lo sirvamos en santidad y justicia bajo su mirada, durante toda nuestra vida. 76 Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor preparando sus caminos, 77 para hacer conocer a su Pueblo la salvación mediante el perdón de los pecados; 78 gracias a la misericordiosa ternura de nuestro Dios, que nos traerá del cielo la visita del Sol naciente, 79 para iluminar a los que están en las tinieblas y en la sombra de la muerte, y guiar nuestros pasos por el camino de la paz».
SALMODIA
I. Cántico de Éxodo 15
ANTÍFONAS:
Ant. [«Come il Padre mi ha amato, così anch'io ho amato voi; * rimanete nel mio amore».] «Como el Padre me amó, así también yo los amé; * permanezcan en mi amor».

9 Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor.
Éx. 15. 1-4a. 8-13. 17-18:

1 Entonces Moisés y los israelitas entonaron este canto en honor del Señor: «Cantaré al Señor, que se ha cubierto de gloria: él hundió en el mar los caballos y los carros.

2 El Señor es mi fuerza y mi protección, él me salvó. El es mi Dios y yo lo glorifico, es el Dios de mi padre y yo proclamo su grandeza.

3 El Señor es un guerrero, su nombre es «Señor». 4 El arrojó al mar los carros del Faraón y su ejército, lo mejor de sus soldados se hundió en el Mar Rojo.

8 Al soplo de tu ira se agolparon las aguas, las olas se levantaron como un dique, se hicieron compactos los abismos del mar.

9 El enemigo decía: «Los perseguiré, los alcanzaré, repartiré sus despojos, saciaré mi avidez, desenvainaré la espada, mi mano los destruirá».

10 Tú soplaste con tu aliento, y el mar los envolvió; se hundieron como plomo en las aguas formidables. 11 ¿Quién es como tú, Señor, entre los dioses? ¿Quién, como tú, es admirable entre los santos, terrible por tus hazañas, autor de maravillas? 12 Extendiste tu mano y los tragó la tierra. 13 Guías con tu fidelidad al pueblo que has rescatado y lo conduces con tu poder hacia tu santa morada.

17 Tú lo llevas y lo plantas en la montaña de tu herencia, en el lugar que preparaste para tu morada, en el Santuario, Señor, que fundaron tus manos.

18 ¡El Señor reina eternamente!».
II. Salmo Laudativo: 149
ANTÍFONAS:
Ant. Mi boca canta la alabanza del Señor: * y todos los vivientes bendicen su santo Nombre. (v. 21)

46 María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor,

21 Mi boca proclamará la alabanza del Señor: que todos los vivientes bendigan su santo Nombre, desde ahora y para siempre.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 149:

1 ¡Aleluya! Canten al Señor un canto nuevo, resuene su alabanza en la asamblea de los fieles; 2 que Israel se alegre por su Creador y los hijos de Sión se regocijen por su Rey.

3 Celebren su Nombre con danzas, cántenle con el tambor y la cítara, 4 porque el Señor tiene predilección por su pueblo y corona con el triunfo a los humildes. 5 Que los fieles se alegren por su gloria y canten jubilosos en sus fiestas.

6 Glorifiquen a Dios con sus gargantas y empuñen la espada de dos filos: 7 para tomar venganza de los pueblos y castigar a las naciones; 8 para atar con cadenas a sus reyes, y con grillos de hierro a sus jefes.

9 Así se les aplicará la sentencia dictada: esta es la victoria de todos sus* fieles. ¡Aleluya!
III. SALMO DIRECTO: 145
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 145:

1 ¡Aleluya! ¡Alaba al Señor, alma mía! 2 Alabaré al Señor toda mi vida; mientras yo exista, cantaré al Señor.

3 No confíen en los poderosos, en simples mortales, que no pueden salvar: 4 cuando expiran, vuelven al polvo, y entonces se esfuman sus proyectos.

5 Feliz el que se apoya en el Dios de Jacob y pone su esperanza en el Señor, su Dios: 6 él hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos. Él mantiene su fidelidad para siempre, 7 hace justicia a los oprimidos y da pan a los hambrientos. El Señor libera a los cautivos, 8 abre los ojos de los ciegos y endereza a los que están encorvados.

9 El Señor protege a los extranjeros y sustenta al huérfano y a la viuda; 8c el Señor ama a los justos y entorpece el camino de los malvados.

10 El Señor reina eternamente, reina tu Dios, Sión, a lo largo de las generaciones. ¡Aleluya!
HIMNOS

Summi Paréntis Fílio,

ACLAMACIONES A CRISTO, EL SEÑOR

Invitación: A Cristo, rey y centro de los corazones, alegremente decimos:

Ant.: Kyrie Eléison

1. Señor Jesús, en quien vive toda la plenitud de la divinidad, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison

2. Señor Jesús, en el que están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y la ciencia, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison

3. Señor Jesús, en quien el Padre ha puesto toda su predilección, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison

4. Señor Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison

5. Señor Jesús, fuente de vida y santidad, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison

6. Señor Jesús, que es sencillo y humilde de corazón, Kyrie eleison.

|>>| Kyrie Eléison