Liturgia AMBROSIANA

LÁUDES : VIERNES 3

CÁNTICO EVANGÉLICO: Benedictus
Ant.: Él abrió su boca a Zacarías * y profetizó, diciendo: «Bendito sea el Dios de Israel».
Lc. 1. 68:

68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo,
Lc. 1. 68-79:

68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo, 69 y nos ha dado un poderoso Salvador en la casa de David, su servidor, 70 como lo había anunciado mucho tiempo antes por boca de sus santos profetas, 71 para salvarnos de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odian. 72 Así tuvo misericordia de nuestros padres y se acordó de su santa Alianza, 73 del juramento que hizo a nuestro padre Abraham 74 de concedernos que, libres de temor, arrancados de las manos de nuestros enemigos, 75 lo sirvamos en santidad y justicia bajo su mirada, durante toda nuestra vida. 76 Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor preparando sus caminos, 77 para hacer conocer a su Pueblo la salvación mediante el perdón de los pecados; 78 gracias a la misericordiosa ternura de nuestro Dios, que nos traerá del cielo la visita del Sol naciente, 79 para iluminar a los que están en las tinieblas y en la sombra de la muerte, y guiar nuestros pasos por el camino de la paz».
SALMODIA
I. Cántico de JEREMÍAS 14

LAMENTO DEL PUEBLO EN TIEMPOS DE HAMBRE Y DE GUERRA

ANTÍFONAS:
Ant. [Durante el año] Para tu nombre, Señor, * no nos abandones.

21 A causa de tu Nombre, no desprecies, no envilezcas el trono de tu Gloria: ¡acuérdate, no rompas tu Alianza con nosotros!
El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios está cerca: conviértanse y crean en el Evangelio. (Mt. 1. 15)

15 "El tiempo se ha cumplido: el Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia".
Jer. 14. 17-21:

17 Tú les dirás esta palabra: Que mis ojos se deshagan en lágrimas, día y noche, sin cesar, porque la virgen hija de mi pueblo ha sufrido un gran quebranto, una llaga incurable.

18 Si salgo al campo abierto, veo las víctimas de la espada; si entro en la ciudad, veo los sufrimientos del hambre. Sí, hasta el profeta y el sacerdote recorren el país y no logran comprender.

19 ¿Has rechazado del todo a Judá? ¿Estás disgustado con Sión? ¿Por qué nos has herido sin remedio? Se esperaba la paz, ¡y no hay nada bueno...! el tiempo de la curación, ¡y sobrevino el espanto!

20 Reconocemos, Señor, nuestra maldad, la iniquidad de nuestros padres, porque hemos pecado contra ti.

21 A causa de tu Nombre, no desprecies, no envilezcas el trono de tu Gloria: ¡acuérdate, no rompas tu Alianza con nosotros!
II. SALMOS LAUDATIVOS o SALMOS DE ALABANZA: 99 y 116

LA ALEGRÍA DE LOS QUE ENTRAN AL TEMPLO

ANTÍFONAS:
Ant. [Durante el año] ¡Aclamen al Señor, todos ustedes, habitantes de la tierra, * sirvan al Señor con alegría!
Ant. [Cuaresma] Somos tu pueblo, oh Dios, * el rebaño de tu pasto.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 99:

1 Salmo de acción de gracias. Aclame al Señor toda la tierra, 2 sirvan al Señor con alegría, lleguen hasta él con cantos jubilosos.

3 Reconozcan que el Señor es Dios: él nos hizo y a él pertenecemos; somos su pueblo y ovejas de su rebaño.

4 Entren por sus puertas dando gracias, entren en sus atrios con himnos de alabanza, alaben al Señor y bendigan su Nombre.

5 ¡Qué bueno es el Señor! Su misericordia permanece para siempre, y su fidelidad por todas las generaciones.

INVITACIÓN UNIVERSAL A ALABAR A DIOS

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 116:

1 ¡Alaben al Señor, todas las naciones, glorifíquenlo, todos los pueblos!

2 Porque es inquebrantable su amor por nosotros, y su fidelidad permanece para siempre. ¡Aleluya!
III. SALMO DIRECTO: 50

PIEDAD DE MÍ, SEÑOR

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 50:

1 Del maestro de coro. Salmo de David. 2 Cuando el profeta Natán lo visitó, después que aquel se había unido a Betsabé.

3 ¡Ten piedad de mí, Señor, por tu bondad, por tu gran compasión, borra mis faltas! 4 ¡Lávame totalmente de mi culpa y purifícame de mi pecado!

5 Porque yo reconozco mis faltas y mi pecado está siempre ante mí. 6 Contra ti, contra ti solo pequé e hice lo que es malo a tus ojos. Por eso, será justa tu sentencia y tu juicio será irreprochable; 7 yo soy culpable desde que nací; pecador me concibió mi madre.

8 Tú amas la sinceridad del corazón y me enseñas la sabiduría en mi interior. 9 Purifícame con el hisopo y quedaré limpio; lávame, y quedaré más blanco que la nieve.

10 Anúnciame el gozo y la alegría: que se alegren los huesos quebrantados. 11 Aparta tu vista de mis pecados y borra todas mis culpas.

12 Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, y renueva la firmeza de mi espíritu. 13 No me arrojes lejos de tu presencia ni retires de mí tu santo espíritu.

14 Devuélveme la alegría de tu salvación, que tu espíritu generoso me sostenga: 15 yo enseñaré tu camino a los impíos y los pecadores volverán a ti.

16 ¡Líbrame de la muerte, Dios, salvador mío, y mi lengua anunciará tu justicia! 17 Abre mis labios, Señor, y mi boca proclamará tu alabanza.

18 Los sacrificios no te satisfacen; si ofrezco un holocausto, no lo aceptas: 19 mi sacrificio es un espíritu contrito, tú no desprecias el corazón contrito y humillado.

20 Trata bien a Sión, Señor, por tu bondad; reconstruye los muros de Jerusalén. 21 Entonces aceptarás los sacrificios rituales -las oblaciones y los holocaustos- y se ofrecerán novillos en tu altar.
HIMNOS

1) Tu che del cielo sei l'eterna gloria = Ætérna cæli glória, [LHR: la-vi-2*4]

ACLAMACIONES A CRISTO, EL SEÑOR

Invitación: Al Hijo de Dios, que nos ha reconciliado con el Padre y nos ha dado vida nueva, elevemos nuestra oración.

Ant.: Kyrie Eléison

Rom. 14. 9:
9 Porque Cristo murió y volvió a la vida para ser Señor de los vivos y de los muertos.
1. Jesús, que has muerto y resucitado para ser el Señor de los vivos y los muertos, Kyrie eleison.
|>>| Kyrie Eléison

Rom. 5. 18:

18 Por consiguiente, así como la falta de uno solo causó la condenación de todos, también el acto de justicia de uno solo producirá para todos los hombres la justificación que conduce a la Vida.
2. Jesús, que derramas sobre todos los hombres la justificación que da vida, Kyrie eleison.
|>>| Kyrie Eléison

1 Cor. 10. 4:
4 En efecto, bebían el agua de una roca espiritual que los acompañaba, y esa roca era Cristo.
3. Jesús, roca espiritual que ha saciado a nuestros padres, Kyrie eleison.
|>>| Kyrie Eléison

Rom. 10. 12:
12 Porque no hay distinción entre judíos y los que no lo son: todos tienen el mismo Señor, que colma de bienes a quienes lo invocan.
4. Jesús, Señor de todos, rico para aquellos que te invocan, Kyrie eleison.
|>>| Kyrie Eléison

1 Cor. 4. 5:
5 Por eso, no hagan juicios prematuros. Dejen que venga el Señor: él sacará a la luz lo que está oculto en las tinieblas y manifestará las intenciones secretas de los corazones. Entonces, cada uno recibirá de Dios la alabanza que le corresponda.
5. Jesús, nuestro juez, quien revelará las intenciones de los corazones, Kyrie eleison.
|>>| Kyrie Eléison

1 Cor. 15. 1. 19:

1 Hermanos, les recuerdo la Buena Noticia que yo les he predicado, que ustedes han recibido y a la cual permanecen fieles.

19 Si nosotros hemos puesto nuestra esperanza en Cristo solamente para esta vida, seríamos los hombres más dignos de lástima.
6. Jesús, nuestra esperanza para esta vida y para la vida eterna, Kyrie eleison.
|>>| Kyrie Eléison