Liturgia AMBROSIANA

LÁUDES : JUEVES 3

CÁNTICO EVANGÉLICO: Benedictus
  • EL MESÍAS Y SU PRECURSOR
  • Ant.: Por su bondad misericordiosa * el Señor ha visitado la casa de David, su siervo.
    Lc. 1. 68-69:

    68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo, 69 y nos ha dado un poderoso Salvador en la casa de David, su servidor,
    Lc. 1. 68-79:

    68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo, 69 y nos ha dado un poderoso Salvador en la casa de David, su servidor, 70 como lo había anunciado mucho tiempo antes por boca de sus santos profetas, 71 para salvarnos de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odian. 72 Así tuvo misericordia de nuestros padres y se acordó de su santa Alianza, 73 del juramento que hizo a nuestro padre Abraham 74 de concedernos que, libres de temor, arrancados de las manos de nuestros enemigos, 75 lo sirvamos en santidad y justicia bajo su mirada, durante toda nuestra vida. 76 Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor preparando sus caminos, 77 para hacer conocer a su Pueblo la salvación mediante el perdón de los pecados; 78 gracias a la misericordiosa ternura de nuestro Dios, que nos traerá del cielo la visita del Sol naciente, 79 para iluminar a los que están en las tinieblas y en la sombra de la muerte, y guiar nuestros pasos por el camino de la paz».
    SALMODIA
    I. Cántico de ISAÍAS 40

    DIOS, BUEN PASTOR

    ANTÍFONAS:
    Ant. 1 [Durante el año] [Pascua] He aquí, nuestro Señor viene con poder * y con un brazo fuerte.

    10 Ya llega el Señor con poder y su brazo le asegura el dominio: el premio de su victoria lo acompaña y su recompensa lo precede.
    Ant. 2 [Cuaresma] No quiero la muerte del pecador; * Quiero que se arrepienta y viva.

    23 ¿Acaso deseo yo la muerte del pecador -oráculo del Señor- y no que se convierta de su mala conducta y viva?
    Aquí vendré pronto y llevaré mi salario conmigo.
    12 Un hombre llamado Ananías, fiel cumplidor de la Ley, que gozaba de gran prestigio entre los judíos del lugar,
    Is. 40. 10-17:

    10 Ya llega el Señor con poder y su brazo le asegura el dominio: el premio de su victoria lo acompaña y su recompensa lo precede.

    11 Como un pastor, él apacienta su rebaño, lo reúne con su brazo; lleva sobre su pecho a los corderos y guía con cuidado a las que han dado a luz.

    12 ¿Quién midió las aguas en el hueco de su mano y abarcó con la palma las dimensiones del cielo? ¿Quién hizo caber en una medida el polvo de la tierra o pesó en una báscula las montañas y en una balanza la colinas?

    13 ¿Quién abarcó el espíritu del Señor y qué consejero lo instruyó?

    14 ¿Con quién se aconsejó para que le hiciera comprender, para que le enseñara el sendero del derecho, para que le enseñara la ciencia y le hiciera conocer el camino de la inteligencia?

    15 Sí, las naciones son como una gota que cae de un balde, cuentan como un grano de polvo en la balanza; las islas pesan lo mismo que el polvillo.

    16 El Líbano no bastaría para encender fogatas, sus animales no bastarían para los holocaustos.

    17 Todas las naciones son como nada ante él, cuentan para él como la nada y el vacío.
    ANTÍFONAS:
    Ant. 1 [Durante el año] [Pascua] He aquí, nuestro Señor viene con poder * y con un brazo fuerte.

    10 Ya llega el Señor con poder y su brazo le asegura el dominio: el premio de su victoria lo acompaña y su recompensa lo precede.
    Ant. 2 [Cuaresma] No quiero la muerte del pecador; * Quiero que se arrepienta y viva.

    23 ¿Acaso deseo yo la muerte del pecador -oráculo del Señor- y no que se convierta de su mala conducta y viva?
    II. SALMOS LAUDATIVOS o SALMOS DE ALABANZA: 98 y 116

    SANTO ES EL SEÑOR, NUESTRO DIOS

    ANTÍFONAS:
    Ant. [Durante el año] Dios habló desde una columna de nubes, * y obedecieron sus mandamientos.

    7 Dios les hablaba desde la columna de nube; ellos observaban sus mandamientos y los preceptos que les había dado.
    Ant. 2 [Adviento] [Pascua] Grande es el Señor en Sión, * excelso sobre todos los pueblos. (Aleluya).

    2 ¡Grande es el Señor en Sión! 3 Él se alza sobre todas las naciones. Alaben tu Nombre grande y temible. ¡Santo es el Señor!
    SALMOS RESPONSORIALES Sal. 98:

    1 ¡El Señor reina! Tiemblan los pueblos. Él tiene su trono sobre los querubines: la tierra vacila.

    2 ¡Grande es el Señor en Sión! 3 Él se alza sobre todas las naciones. Alaben tu Nombre grande y temible. ¡Santo es el Señor!

    4 Tú eres el rey poderoso que ama la justicia, tú has establecido lo que es recto, tú ejerces sobre Jacob el derecho y la justicia.

    5 Glorifiquen al Señor, nuestro Dios, adórenlo ante el estrado de sus pies. ¡Santo es el Señor!

    6 Moisés y Aarón, entre sus sacerdotes, y Samuel, entre los que invocaban su Nombre, clamaban al Señor y él les respondía.

    7 Dios les hablaba desde la columna de nube; ellos observaban sus mandamientos y los preceptos que les había dado.

    8 Señor, nuestro Dios, tú les respondías; tú eras para ellos un Dios indulgente, pero te vengabas de sus malas acciones.

    9 Glorifiquen al Señor, nuestro Dios, y adórenlo en su santa Montaña: el Señor, nuestro Dios, es santo.

    INVITACIÓN UNIVERSAL A ALABAR AL SEÑOR

    SALMOS RESPONSORIALES Sal. 116:

    1 ¡Alaben al Señor, todas las naciones, glorifíquenlo, todos los pueblos!

    2 Porque es inquebrantable su amor por nosotros, y su fidelidad permanece para siempre. ¡Aleluya!
    ANTÍFONAS:
    Ant. [Durante el año] Dios habló desde una columna de nubes, * y obedecieron sus mandamientos.

    7 Dios les hablaba desde la columna de nube; ellos observaban sus mandamientos y los preceptos que les había dado.
    Ant. 2 [Adviento] [Pascua] Grande es el Señor en Sión, * excelso sobre todos los pueblos. (Aleluya).

    2 ¡Grande es el Señor en Sión! 3 Él se alza sobre todas las naciones. Alaben tu Nombre grande y temible. ¡Santo es el Señor!
    III. SALMO DIRECTO: 86
    La Jerusalén de arriba es libre, y es nuestra madre.
    26 Pero hay otra Jerusalén, la celestial, que es libre, y ella es nuestra madre.
    SALMOS RESPONSORIALES Sal. 86:

    1 De los hijos de Coré. Salmo. Canto. ¡Esta es la Ciudad que fundó el Señor sobre las santas Montañas! 2 Él ama las puertas de Sión más que a todas las moradas de Jacob.

    3 Cosas admirables se dicen de ti, Ciudad de Dios: 4 “Contaré a Egipto y a Babilonia entre aquellos que me conocen; filisteos, tirios y etíopes han nacido en ella”.

    5 Así se hablará de Sión: “Este, y también aquel, han nacido en ella, y el Altísimo en persona la ha fundado”.

    6 Al registrar a los pueblos, el Señor escribirá: “Este ha nacido en ella”. 7 Y todos cantarán, mientras danzan: “Todas mis fuentes de vida están en ti”.
    HIMNOS

    Il sole nuovo sorge |=| Iam lucis orto sídere [JU-2*4, LAUDES LHR]

    ACLAMACIONES A CRISTO, EL SEÑOR
    Flp. 3. 20. 21:
    20 Nosotros, en cambio, somos ciudadanos del cielo, y esperamos ardientemente que venga de allí como Salvador el Señor Jesucristo. 21 Él transformará nuestro pobre cuerpo mortal, haciéndolo semejante a su cuerpo glorioso, con el poder que tiene para poner todas las cosas bajo su dominio.
    Ef. 4. 5. 16:

    5 Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo.

    16 y de él, todo el Cuerpo recibe unidad y cohesión, gracias a los ligamentos que lo vivifican y a la acción armoniosa de todos los miembros. Así el Cuerpo crece y se edifica en el amor.
    Ef. 5. 25:

    25 * Maridos, amen a su mujer, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella,

    Invitación: Nuestra voz expresa con alegría a Cristo el amor de su Iglesia.

    Ant.: Kyrie Eléison

    1. Jesús, que tienes el poder de someter a tí todas las cosas, Kyrie eleison.

    |>>| Kyrie Eléison

    2. Salvador, a quien esperamos con confianza desde el cielo, Kyrie eleison

    |>>| Kyrie Eléison

    3. Esposo, amas a tu Iglesia y te entregaste por ella, Kyrie eleison.

    |>>| Kyrie Eléison

    6. Tú que eres un solo Señor y nos das una sola fe y un solo bautismo, Kyrie eleison.

    |>>| Kyrie Eléison

    5. Cabeza, de la cual todo el cuerpo recibe la fuerza para crecer, Kyrie eleison.

    |>>| Kyrie Eléison

    6. Tú, que transfigurarás nuestro miserable cuerpo para conformarlo a tu glorioso cuerpo, Kyrie eleison.

    |>>| Kyrie Eléison