Liturgia AMBROSIANA

LÁUDES : DOMINGO 1

CÁNTICO de ZACARÍAS
ANTÍFONAS:
Ant. 1 [Durante el año] Bendito sea el Señor, * quien nos ha visitado y nos ha redimido. (Aleluia)
Lc. 1. 68:

68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo,
Ant. 2 [[¿Durante el año?]] La clemencia del Padre nos perdona las faltas, * a la vida de gracia el amor nos trae de vuelta. (Aleluia).
Lc. 1. 68-79:

68 «Bendito sea el Señor, el Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su Pueblo, 69 y nos ha dado un poderoso Salvador en la casa de David, su servidor, 70 como lo había anunciado mucho tiempo antes por boca de sus santos profetas, 71 para salvarnos de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odian. 72 Así tuvo misericordia de nuestros padres y se acordó de su santa Alianza, 73 del juramento que hizo a nuestro padre Abraham 74 de concedernos que, libres de temor, arrancados de las manos de nuestros enemigos, 75 lo sirvamos en santidad y justicia bajo su mirada, durante toda nuestra vida. 76 Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor preparando sus caminos, 77 para hacer conocer a su Pueblo la salvación mediante el perdón de los pecados; 78 gracias a la misericordiosa ternura de nuestro Dios, que nos traerá del cielo la visita del Sol naciente, 79 para iluminar a los que están en las tinieblas y en la sombra de la muerte, y guiar nuestros pasos por el camino de la paz».
SALMODIA
I. Cántico de DANIEL 3 II
ANTÍFONAS:
Ant. [Durante el año] Los tres jóvenes en el horno alabaron al verdadero rey; * caminaron entre las llamas, cantando a una sola voz la gloria del Señor.
Ant. [Adviento] ¡Destilen, cielos, desde lo alto, y que las nubes derramen la justicia! ¡Que se abra la tierra y brote el Salvador!

8 ¡Destilen, cielos, desde lo alto, y que las nubes derramen la justicia! ¡Que se abra la tierra y produzca la salvación, y que también haga germinar la justicia! Yo, el Señor, he creado todo esto.
Ant. [Cuaresma] Bendiga Israel al Señor * y eleve un himno a nuestro Dios.

83 Israel, bendice al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!
Ant. [Pascua] Obras del Señor, bendigan al Señor, aleluia.

57 Todas las obras del Señor, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!
Alaben a nuestro Dios, todos ustedes, sus servidores.

5 Luego salió del trono una voz que decía: «Alaben a nuestro Dios, ustedes, sus servidores, los que lo temen, pequeños y grandes».
Dn gr. 3. 57-88. 56:

57 Todas las obras del Señor, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

58 Ángeles del Señor, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

59 Cielos, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

60 Todas las aguas que están sobre los cielos, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

61 Todos los ejércitos celestiales, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

62 Sol y luna, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

63 Astros del cielo, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

64 Lluvias y rocíos, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

65 Todos los vientos, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

66 Fuego y calor, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

67 Frío y heladas, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

68 Rocíos y escarchas, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

69 Hielos y fríos, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

70 Heladas y nieves, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

71 Noches y días, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

72 Luz y tinieblas, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

73 Rayos y nubes, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

74 Que la tierra bendiga al Señor, que lo alabe y glorifique eternamente.

75 Montañas y colinas, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

76 Todo lo que brota sobre la tierra, bendiga al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

77 Manantiales, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

78 Mares y ríos, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

79 Cetáceos y todo lo que se mueve en las aguas, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

80 Todas las aves del cielo, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

81 Todas las fieras y animales, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

82 Todos los hombres, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

83 Israel, bendice al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

84 Sacerdotes del Señor, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

85 Servidores del Señor, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

86 Espíritus y almas de los justos, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

87 Santos y humildes de corazón, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente!

88 Ananías, Azarías y Misael, bendigan al Señor, ¡alábenlo y glorifíquenlo eternamente! Porque él nos ha librado del Abismo, nos ha salvado del poder de la muerte. Él nos ha arrancado del horno de llamas ardientes, nos ha rescatado de en medio del fuego.

56 Bendito seas en el firmamento del cielo, aclamado y glorificado eternamente.
II. SALMO LAUDATIVOS o SALMOS DE ALABANZA: 149
ANTÍFONAS:
Ant. 1 [Durante el año] [Cuaresma?] Cantemos a Dios, alabemos al Señor, * que a los humildes corona de victoria. Aleluia.

1 ¡Aleluya! Canten al Señor un canto nuevo, resuene su alabanza en la asamblea de los fieles;

4 porque el Señor tiene predilección por su pueblo y corona con el triunfo a los humildes.
Ant. 2 [Adviento] Viene nuestro Dios: * nos regocijaremos en su salvación.

9 Y se dirá en aquel día: «Ahí está nuestro Dios, de quien esperábamos la salvación: es el Señor, en quien nosotros esperábamos; ¡alegrémonos y regocijémonos de su salvación!».
Ant. 3 [Pascua] El viejo mundo ha pasado: * todo se ha vuelto nuevo. Aleluya.

17 El que vive en Cristo es una nueva criatura: lo antiguo ha desaparecido, un ser nuevo se ha hecho presente.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 149:

1 ¡Aleluya! Canten al Señor un canto nuevo, resuene su alabanza en la asamblea de los fieles; 2 que Israel se alegre por su Creador y los hijos de Sión se regocijen por su Rey.

3 Celebren su Nombre con danzas, cántenle con el tambor y la cítara, 4 porque el Señor tiene predilección por su pueblo y corona con el triunfo a los humildes. 5 Que los fieles se alegren por su gloria y canten jubilosos en sus fiestas.

6 Glorifiquen a Dios con sus gargantas y empuñen la espada de dos filos: 7 para tomar venganza de los pueblos y castigar a las naciones; 8 para atar con cadenas a sus reyes, y con grillos de hierro a sus jefes.

9 Así se les aplicará la sentencia dictada: esta es la victoria de todos sus* fieles. ¡Aleluya!
III. SALMO 116
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 116:

1 ¡Alaben al Señor, todas las naciones, glorifíquenlo, todos los pueblos!

2 Porque es inquebrantable su amor por nosotros, y su fidelidad permanece para siempre. ¡Aleluya!
ANTÍFONAS:
Ant. 1 [Durante el año] [Cuaresma?] Cantemos a Dios, alabemos al Señor, * que a los humildes corona de victoria. Aleluia.

1 ¡Aleluya! Canten al Señor un canto nuevo, resuene su alabanza en la asamblea de los fieles;

4 porque el Señor tiene predilección por su pueblo y corona con el triunfo a los humildes.
Ant. 2 [Adviento] Viene nuestro Dios: * nos regocijaremos en su salvación.

9 Y se dirá en aquel día: «Ahí está nuestro Dios, de quien esperábamos la salvación: es el Señor, en quien nosotros esperábamos; ¡alegrémonos y regocijémonos de su salvación!».
Ant. 3 [Pascua] El viejo mundo ha pasado: * todo se ha vuelto nuevo. Aleluya.

17 El que vive en Cristo es una nueva criatura: lo antiguo ha desaparecido, un ser nuevo se ha hecho presente.
IV. SALMO DIRECTO: 62
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 62. 2-9:

2 Señor, tú eres mi Dios, yo te busco ardientemente; mi alma tiene sed de ti, por ti suspira mi carne como tierra sedienta, reseca y sin agua.

3 Sí, yo te contemplé en el Santuario para ver tu poder y tu gloria. 4 Porque tu amor vale más que la vida, mis labios te alabarán. 5 Así te bendeciré mientras viva y alzaré mis manos en tu Nombre.

6 Mi alma quedará saciada como con un manjar delicioso, y mi boca te alabará con júbilo en los labios.

7 Mientras me acuerdo de ti en mi lecho y en las horas de la noche medito en ti, 8 veo que has sido mi ayuda y soy feliz a la sombra de tus alas. 9 Mi alma está unida a ti, tu mano me sostiene.
HIMNOS

Col prodigio stupendo della luce, = Lucis creátor óptime,

ACLAMACIONES A CRISTO, EL SEÑOR

Invitación:

Ant.: Kyrie Eléison

1.

|>>| Kyrie Eléison

2.

|>>| Kyrie Eléison

3.

|>>| Kyrie Eléison

4.

|>>| Kyrie Eléison

5.

|>>| Kyrie Eléison

6.

|>>| Kyrie Eléison