Liturgia AMBROSIANA

DOMINGO 12 POST PENTECOSTÉS :

INGRESSUS
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 17. 19-20:

19 Ellos me enfrentaron en un día nefasto, pero el Señor fue mi apoyo: 20 me sacó a un lugar espacioso, me libró, porque me ama.
1ª LECTURA
Is. 48. 12-21:

12 Escúchame, Jacob, tú, Israel, a quien yo llamé: Yo soy, yo soy el Primero y también soy el Último.

13 Sí, mi mano fundó la tierra, mi mano derecha desplegó los cielos: apenas los llamo ellos se presentan todos juntos.

14 Reúnanse todos y escuchen: ¿Quién entre ustedes anunció estas cosas? Aquel a quien ama el Señor cumplirá su voluntad sobre Babilonia y sobre la raza de los caldeos.

15 Yo, sólo yo, hablé y lo llamé, yo lo conduje y lo hice triunfar.

16 ¡Acérquense a mí, escuchen esto: Desde el comienzo, nunca hablé en lo secreto, desde que esto sucede, yo estoy allí! –Ahora me han enviado el Señor y su espíritu–.

17 Así habla el Señor, tu redentor, el Santo de Israel: Yo soy el Señor, tu Dios, el que te instruye para tu provecho, el que te guía por el camino que debes seguir.

18 ¡Si tú hubieras atendido a mis mandamientos, tu prosperidad sería como un río y tu justicia, como las olas del mar!

19 Como la arena sería tu descendencia, como los granos de arena, el fruto de tus entrañas; tu nombre no habría sido extirpado ni borrado de mi presencia.

20 ¡Salgan de Babilonia, huyan de los caldeos! ¡Con gritos de alegría anuncien, hagan oír estas cosas! ¡Divúlguenlas hasta los extremos de la tierra! Digan: “El Señor ha redimido a su servidor Jacob”.

21 Ellos no sufrieron sed, cuando los llevaba por los desiertos: él hizo brotar para ellos agua de la roca, partió la roca y fluyeron las aguas.
Is. 65. 13:

13 Por eso, así habla el Señor: ¡Mis servidores comerán y ustedes estarán hambrientos! ¡Mis servidores beberán y ustedes estarán sedientos! ¡Mis servidores se alegrarán y ustedes quedarán avergonzados!
PSALMELLUS
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 89. 1:

1 Oración de Moisés, hombre de Dios. Señor, tú has sido nuestro refugio a lo largo de las generaciones.
2ª LECTURA
Rom. 12. 16end-21:
16 Vivan en armonía unos con otros, no quieran sobresalir, pónganse a la altura de los más humildes. No presuman de sabios. 17 No devuelvan a nadie mal por mal. Procuren hacer el bien delante de todos los hombres. 18 En cuanto dependa de ustedes, traten de vivir en paz con todos. 19 Queridos míos, no hagan justicia por sus propias manos, antes bien, den lugar a la ira de Dios. Porque está escrito: Yo castigaré. Yo daré la retribución, dice el Señor. 20 Y en otra parte está escrito: Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Haciendo esto, amontonarás carbones encendidos sobre su cabeza. 21 No te dejes vencer por el mal. Por el contrario, vence al mal, haciendo el bien.
ALELUIA
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 94. 2:

2 ¡Lleguemos hasta él dándole gracias, aclamemos con música al Señor!
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 32. 6:

6 La palabra del Señor hizo el cielo, y el aliento de su boca, los ejércitos celestiales;
+ EVANGELIO
Mt. 5. 20-24:

20 Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos.

21 Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: No matarás, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal. 22 Pero yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquel que lo insulta, merece ser castigado por el Sanedrín. Y el que lo maldice, merece la Gehena de fuego. 23 Por lo tanto, si al presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, 24 deja tu ofrenda ante el altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo entonces vuelve a presentar tu ofrenda.
DESPUÉS del EVANGELIO
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 78. 13:

13 Y nosotros, que somos tu pueblo y las ovejas de tu rebaño, te daremos gracias para siempre, y cantaremos tus alabanzas por todas las generaciones.
OFFERTORIUM
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 84. 2:

2 Fuiste propicio, Señor, con tu tierra, cambiaste la suerte de Jacob;
CONFRACTORIUM
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 8. 2a:

2 ¡Señor, nuestro Dios, qué admirable es tu Nombre en toda la tierra! Quiero adorar tu majestad sobre el cielo:

LITURGIA de las HORAS

AD MATUTINUM [VIGILIAS]
+ EVANGELIO
Mt. 5. 20-24:

20 Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos.

21 Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: No matarás, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal. 22 Pero yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquel que lo insulta, merece ser castigado por el Sanedrín. Y el que lo maldice, merece la Gehena de fuego. 23 Por lo tanto, si al presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, 24 deja tu ofrenda ante el altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo entonces vuelve a presentar tu ofrenda.
LECTURA PATRISTICA
DE: San Agustín, Libro I del Sermón de la montaña

Responsorio 1

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 39. 3-4: R.

3 Me sacó de la fosa infernal, del barro cenagoso; afianzó mis pies sobre la roca y afirmó mis pasos.

4 Puso en mi boca un canto nuevo, un himno a nuestro Dios. Muchos, al ver esto, temerán y confiarán en el Señor.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 39. 2-4: V.

2 Esperé confiadamente en el Señor: él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor.

3 Me sacó de la fosa infernal, del barro cenagoso; afianzó mis pies sobre la roca y afirmó mis pasos.

4 Puso en mi boca un canto nuevo, un himno a nuestro Dios. Muchos, al ver esto, temerán y confiarán en el Señor.

Responsorio 2

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 18. 15: R*.

15 ¡Ojalá sean de tu agrado las palabras de mi boca, y lleguen hasta ti mis pensamientos, Señor, mi Roca y mi redentor!
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 18. 13-14: V.

13 Pero ¿quién advierte sus propios errores? Purifícame de las faltas ocultas.

14 Presérvame, además, del orgullo, para que no me domine: entonces seré irreprochable y me veré libre de ese gran pecado.

Responsorio 3

SALMOS RESPONSORIALES Sal. 40. 11a: V.

11 Pero tú, Señor, ten piedad de mí; levántame y les daré su merecido.
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 76. 7-8: R+*.
7 reflexiono de noche en mi interior, medito, y mi espíritu se pregunta:

8 ¿Puede el Señor rechazar para siempre? ¿Ya no volverá a mostrarse favorable?
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 76. 6: V.

6 Pienso en los tiempos antiguos, me acuerdo de los días pasados;