Liturgia AMBROSIANA

II VÍSPERAS : 24 de JUNIO

RITO DE LA LUZ
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 131. 1. 17b. 18:

1 Canto de peregrinación. Súplica en favor de David Acuérdate, Señor, en favor de David, de todos sus desvelos,

17 Allí haré germinar el poder de David: yo preparé una lámpara para mi Ungido. 18 Cubriré de vergüenza a sus enemigos, y su insignia real florecerá sobre él”.
HIMNOS

Almi prophetae progenies pia,

RESPONSORIO
Jn. 3. 30:

30 Es necesario que él crezca y que yo disminuya.
Jn. 1. 15. 29. 27:

15 Juan da testimonio de él, al declarar: «Este es aquel del que yo dije: El que viene después de mí me ha precedido, porque existía antes que yo».

29 Al día siguiente, Juan vio acercarse a Jesús y dijo: «Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

27 él viene después de mí, y yo no soy digno de desatar la correa de su sandalia».
SALMODIA
I. Salmo 1
ANTÍFONAS:
Ant. [Giovanni camminerà davanti al Signore con lo spirito e la forza di Elia, * per ricondurre i cuori dei padri versi i figli e preparare a Dio un popolo ben disposto.] Juan precederá al Señor con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con sus hijos y atraer a los rebeldes a la sabiduría de los justos, preparando así al Señor un Pueblo bien dispuesto.

17 Precederá al Señor con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con sus hijos y atraer a los rebeldes a la sabiduría de los justos, preparando así al Señor un Pueblo bien dispuesto».
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 1:

1 ¡Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los impíos, 2 sino que se complace en la ley del Señor y la medita de día y de noche!

3 Él es como un árbol plantado al borde de las aguas, que produce fruto a su debido tiempo, y cuyas hojas nunca se marchitan: todo lo que haga le saldrá bien.

4 No sucede así con los malvados: ellos son como paja que se lleva el viento. 5 Por eso, no triunfarán los malvados en el juicio, ni los pecadores en la asamblea de los justos; 6 porque el Señor cuida el camino de los justos, pero el camino de los malvados termina mal.
II. Salmo 133
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 133:

1 Canto de peregrinación. Bendigan al Señor, ustedes, que son sus servidores, los que pasan en la Casa del Señor las horas de la noche.

2 Eleven las manos al Santuario y bendigan al Señor.

3 El Señor que hizo el cielo y la tierra los bendiga desde Sión.
III. Salmo 116
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 116:

1 ¡Alaben al Señor, todas las naciones, glorifíquenlo, todos los pueblos!

2 Porque es inquebrantable su amor por nosotros, y su fidelidad permanece para siempre. ¡Aleluya!
ANTÍFONAS:
Ant. [Giovanni camminerà davanti al Signore con lo spirito e la forza di Elia, * per ricondurre i cuori dei padri versi i figli e preparare a Dio un popolo ben disposto.] Juan precederá al Señor con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con sus hijos y atraer a los rebeldes a la sabiduría de los justos, preparando así al Señor un Pueblo bien dispuesto.

17 Precederá al Señor con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con sus hijos y atraer a los rebeldes a la sabiduría de los justos, preparando así al Señor un Pueblo bien dispuesto».
CÁNTICO EVANGÉLICO: MAGNÍFICAT
Ant.: Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo: * irás delante del Señor para preparar sus caminos.
Lc. 1. 76:

76 Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor preparando sus caminos,
Lc. 1. 46-55:

46 María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, 47 y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, 48 porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, 49 porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo! 50 Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen. 51 Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. 52 Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. 53 Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. 54 Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, 55 como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre».