Liturgia AMBROSIANA

I VÍSPERAS : [S] Sagrado Corazón de Jesús = Viernes 2 TdP

RITO DE LA LUZ
Jn. 8. 12. 51:

12 Jesús les dirigió una vez más la palabra, diciendo: «Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida».

51 Les aseguro que el que es fiel a mi palabra, no morirá jamás».
HIMNO/s

Summi Paréntis Fílio,

RESPONSORIO
Ef. 2. 4. 7. 14. 18:

4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó,

7 Así, Dios ha querido demostrar a los tiempos futuros la inmensa riqueza de su gracia por el amor que nos tiene en Cristo Jesús.

14 Porque Cristo es nuestra paz: él ha unido a los dos pueblos en uno solo, derribando el muro de enemistad que los separaba,

18 Porque por medio de Cristo, todos sin distinción tenemos acceso al Padre, en un mismo Espíritu.
SALMODIA
I. Salmo 144
ANTÍFONAS:
Ant. [Buono è il Signore verso tuti, * la sua tenerezza si espande su tutte le creature.] El Señor es bueno con todos * y tiene compasión de todas sus criaturas. (v. 9)
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 144:

1 Himno de David. La grandeza de Dios en sus acciones Te alabaré, Dios mío, a ti, el único Rey, y bendeciré tu Nombre eternamente; 2 día tras día te bendeciré, y alabaré tu Nombre sin cesar.

3 ¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza: su grandeza es insondable!

4 Cada generación celebra tus acciones y le anuncia a las otras tus portentos: 5 ellas hablan del esplendor de tu gloria, y yo también cantaré tus maravillas.

6 Ellas publican tus tremendos prodigios y narran tus grandes proezas; 7 divulgan el recuerdo de tu inmensa bondad y cantan alegres por tu victoria.

8 El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia; 9 el Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas.

10 Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; 11 que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder.

12 Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino: 13 tu reino es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. La bondad de Dios hacia sus criaturas El Señor es fiel en todas sus palabras y bondadoso en todas sus acciones.

14 El Señor sostiene a los que caen y endereza a los que están encorvados.

15 Los ojos de todos esperan en ti, y tú les das la comida a su tiempo; 16 abres tu mano y colmas de favores a todos los vivientes.

17 El Señor es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas sus acciones; 18 está cerca de aquellos que lo invocan, de aquellos que lo invocan de verdad.

19 El Señor cumple los deseos de sus fieles, escucha su clamor y les da la salvación; 20 el Señor protege a todos sus amigos y destruye a los malvados.

21 Mi boca proclamará la alabanza del Señor: que todos los vivientes bendigan su santo Nombre, desde ahora y para siempre.
II. Salmo 133
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 133:

1 Canto de peregrinación. Bendigan al Señor, ustedes, que son sus servidores, los que pasan en la Casa del Señor las horas de la noche.

2 Eleven las manos al Santuario y bendigan al Señor.

3 El Señor que hizo el cielo y la tierra los bendiga desde Sión.
III. Salmo 116
SALMOS RESPONSORIALES Sal. 116:

1 ¡Alaben al Señor, todas las naciones, glorifíquenlo, todos los pueblos!

2 Porque es inquebrantable su amor por nosotros, y su fidelidad permanece para siempre. ¡Aleluya!
ANTÍFONAS:
Ant. [Buono è il Signore verso tuti, * la sua tenerezza si espande su tutte le creature.] El Señor es bueno con todos * y tiene compasión de todas sus criaturas. (v. 9)
CÁNTICO EVANGÉLICO: MAGNÍFICAT
Ant.: Aprendan de mí, * que soy manso y humilde de corazón "* - dice el Señor.
Mt. 11. 29:

29 Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio.
Lc. 1. 46-55:

46 María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, 47 y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, 48 porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, 49 porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo! 50 Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen. 51 Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. 52 Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. 53 Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. 54 Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, 55 como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre».
CONMEMORACIÓN del BAUTISMO: Efesios 1
Ant.: ¡Miren cómo nos amó el Padre! Quiso que nos llamáramos hijos de Dios, y nosotros lo somos realmente!
1 Jn. 3. 1:

1 ¡Miren cómo nos amó el Padre! Quiso que nos llamáramos hijos de Dios, y nosotros lo somos realmente. Si el mundo no nos reconoce, es porque no lo ha reconocido a él.
Ef. 1. 3-10:

3 Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bienes espirituales en el cielo, 4 y nos ha elegido en él, antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos e irreprochables en su presencia, por el amor.

5 Él nos predestinó a ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad, 6 para alabanza de la gloria de su gracia, que nos dio en su Hijo muy querido.

7 En él hemos sido redimidos por su sangre y hemos recibido el perdón de los pecados, según la riqueza de su gracia, 8 que Dios derramó sobre nosotros, dándonos toda sabiduría y entendimiento.

9 Él nos hizo conocer el misterio de su voluntad, conforme al designio misericordioso que estableció de antemano en Cristo, 10 para que se cumpliera en la plenitud de los tiempos: reunir todas las cosas, las del cielo y las de la tierra, bajo un solo jefe, que es Cristo.