Ef. 5: MULTINOTAS y COMENTARIOS

El LIBRO del PUEBLO de DIOS: 2003

2
1. TEXTO BÍBLICO:

2 * Practiquen el amor, a ejemplo de Cristo, que nos amó y se entregó por nosotros, como ofrenda y sacrificio agradable a Dios.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Éx. 29. 18.
4
1. TEXTO BÍBLICO:

4 Lo mismo digo acerca de las obscenidades, de las malas conversaciones y de las bromas groseras: todo esto está fuera de lugar. Lo que deben hacer es dar gracias a Dios.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Ver Col. 3. 8.
5
1. TEXTO BÍBLICO:

5 Y sépanlo bien: ni el hombre lujurioso, ni el impuro, ni el avaro -que es un idólatra- tendrán parte en la herencia del Reino de Cristo y de Dios.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Ver Col. 3. 5.
8
1. TEXTO BÍBLICO:

8 Antes, ustedes eran tinieblas, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de la luz.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Ver Jn. 12. 361 Tes. 5. 5.
14
1. TEXTO BÍBLICO:

14 porque todo lo que se pone de manifiesto es luz. Por eso se dice: Despiértate, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y Cristo te iluminará.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Este es un fragmento de un himno cristiano primitivo, que se usaba en la liturgia bautismal.
18
1. TEXTO BÍBLICO:

18 No abusen del vino que lleva al libertinaje; más bien, llénense del Espíritu Santo.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Prov. 23. 31 (texto griego).
22
1. TEXTO BÍBLICO:

22 * las mujeres deben respetar a su marido, como al Señor,
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Ver Col. 3. 18-191 Ped. 3. 1-7.
26
1. TEXTO BÍBLICO:

26 para santificarla. Él la purificó con el bautismo del agua y la palabra,
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Al describir la purificación de la Iglesia, esposa de Cristo, por medio del bautismo, Pablo alude probablemente a una ceremonia nupcial de los griegos: el baño de la novia en las aguas de una fuente o río sagrado, mientras ella pronunciaba una fórmula ritual.
31
1. TEXTO BÍBLICO:

31 Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos serán una sola carne.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Gn. 2. 24.
32
1. TEXTO BÍBLICO:

32 Este es un gran misterio: y yo digo que se refiere a Cristo y a la Iglesia.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
El «gran misterio» es la unión de Cristo con la Iglesia, prototipo de la unión matrimonial. Ver Apoc. 19. 7.

AUDIOBIBLIA El LIBRO del PUEBLO de DIOS (1980)

2
1. TEXTO BÍBLICO:

2 * Practiquen el amor, a ejemplo de Cristo, que nos amó y se entregó por nosotros, como ofrenda y sacrificio agradable a Dios.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Éx. 29. 18.
4
1. TEXTO BÍBLICO:

4 Lo mismo digo acerca de las obscenidades, de las malas conversaciones y de las bromas groseras: todo esto está fuera de lugar. Lo que deben hacer es dar gracias a Dios.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Ver Col. 3. 8.
5
1. TEXTO BÍBLICO:

5 Y sépanlo bien: ni el hombre lujurioso, ni el impuro, ni el avaro -que es un idólatra- tendrán parte en la herencia del Reino de Cristo y de Dios.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Ver Col. 3. 5.
8
1. TEXTO BÍBLICO:

8 Antes, ustedes eran tinieblas, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de la luz.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Ver Jn. 12. 361 Tes. 5. 5.
14
1. TEXTO BÍBLICO:

14 porque todo lo que se pone de manifiesto es luz. Por eso se dice: Despiértate, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y Cristo te iluminará.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Este es un fragmento de un himno cristiano primitivo, que se usaba en la liturgia bautismal.
18
1. TEXTO BÍBLICO:

18 No abusen del vino que lleva al libertinaje; más bien, llénense del Espíritu Santo.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Prov. 23. 31 (texto griego).
22
1. TEXTO BÍBLICO:

22 * las mujeres deben respetar a su marido, como al Señor, 23 porque el varón es la cabeza de la mujer, como Cristo es la Cabeza y el Salvador de la Iglesia, que es su Cuerpo. 24 * Así como la Iglesia está sometida a Cristo, de la misma manera las mujeres deben respetar en todo a su marido.

25 * Maridos, amen a su mujer, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella,
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Ver Col. 3. 18-191 Ped. 3. 1-7.
26
1. TEXTO BÍBLICO:

26 para santificarla. Él la purificó con el bautismo del agua y la palabra,
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Al describir la purificación de la Iglesia, esposa de Cristo, por medio del bautismo, Pablo alude probablemente a una ceremonia nupcial de los griegos: el baño de la novia en las aguas de una fuente o río sagrado, mientras ella pronunciaba una fórmula ritual.
31
1. TEXTO BÍBLICO:

31 Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos serán una sola carne.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Gn. 2. 24.
32
1. TEXTO BÍBLICO:

32 Este es un gran misterio: y yo digo que se refiere a Cristo y a la Iglesia.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
El «gran misterio» es la unión de Cristo con la Iglesia, prototipo de la unión matrimonial. Ver Apoc. 19. 7.

Biblia de América

5 6-14
1. TEXTO BÍBLICO:

6 Que nadie los seduzca con razonamientos vanos; son precisamente estas cosas las que encienden la ira de Dios contra los hombres rebeldes. 7 No se hagan, pues, cómplices suyos. 8 En otro tiempo eran tinieblas, pero ahora son luz en el Señor. Compórtense como hijos de la luz, 9 cuyo fruto es la bondad, la rectitud y la verdad. 10 Busquen lo que agrada al Señor y no tomen parte en las obras vanas de quienes pertenecen al reino de las tinieblas; al contrario, denúncienlas, 12 pues lo que ésos hacen en secreto, hasta decirlo da vergüenza. Pero cuando todo eso haya sido denunciado por la luz, quedará al descubierto; 14 y lo que queda al descubierto es a su vez luz. Por eso se dice: Despierta, tú que duermes, levántate de entre los muertos y te iluminará Cristo.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
La contraposición alegórica luz-tinieblas es frecuente en las cartas de Pablo (véase Rom 2 19; 13 12; 2 Cor 4 6; 6 14; 1 Tes 5 4-7), y dentro del Nuevo Testamento lo es de manera especial en la literatura joánica (véase Jn 1 4-5; 3 19.21: 8 12: 9 4; 11 10; 12 35-36.46; 1 Jn 1 5-7; 2 9- 11). También en el Antiguo Testamento se habla frecuentemente de luz y tinieblas para evocar, respectivamente, proximidad y lejanía de Dios, bendición y maldición, santidad y pecado (véase Sal 27 1; 36 10; 119 105; Is 2 5). Es probable también que este pasaje esté influenciado por los escritos de Qumrán, uno de los cuales tiene como título "Guerra de los hijos de la luz contra los hijos de las tinieblas”. Luz y tinieblas aparecen en este pasaje de Efesios como dos esferas de poder capaces de adueñarse, cada una por su parte, del cristiano. Pero el cristiano no es víctima de un ciego determinismo; al contrario, es libre para elegir entre estas dos esferas. Para el autor de la carta, es evidente de qué parte debe caer la elección, y lo confirma con la cita de un texto de origen desconocido, perteneciente tal vez a un primitivo himno cristiano utilizado en la liturgia bautismal (Ef 5 14).
5 15-6 9
1. TEXTO BÍBLICO:
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Entre las normas de conducta que se recomiendan encarecidamente a los cristianos, se pone énfasis especialmente en una serie de consejos prácticos para la convivencia familiar. Si el autor de la carta se extiende más en los deberes de los esposos, es sin duda porque ve en la unión matrimonial una figura de la unión de Cristo y de la Iglesia, tema fundamental de la carta. Algunas afirmaciones en relación con la mujer, que a primera vista pueden parecer discriminatorias, deben entenderse en el contexto socio-cultural en que se escribe la carta y a la luz de la doctrina de Pablo sobre la radical igualdad cristiana de todos los hombres ante Dios (véase p. e. Gal 2 28).

Biblia Latinoamericana 7a edic.

1
1. TEXTO BÍBLICO:

1 + Como hijos amadísimos de Dios, esfuércense por imitarlo.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Aquí se indican algunos elementos de la nueva manera de vivir, como ya se vió en los versículos anteriores. imitar a Dios (Rom 5,6-11), que ama a todos, buenos y malos (Mt 5,48). De manera más visible tenemos por modelo a Cristo, Hijo de Dios, que se entregó por amor a nosotros, como camino, luz y vida.Huir de todo lo que da vergüenza y se hace sólo al amparo de la oscuridad: Más bien, tener conciencia de la luz que nos fue dada e irradiarla uno mismo por su comportamiento.Ser más sensatos y responsables en toda nuestra vida porque estos tiempos son malos (v. l6): eso quiere decir que si no sabemos juzgar, escoger, tomar decisiones personales, la misma corriente de los acontecimientos diarios nos mantendrá en la mediocridad o nos llevará á la maldad Todo cambia cuando un creyente, un matrimonio, un grupo, «despiertan», dedican diaria o semanalmente un momento para descubrir cuál es la voluntad de Dios sobre ellos, en el período y en las circunstancias en que viven, y luego revisan lo que cumplieron y lo que omitieron.
18
1. TEXTO BÍBLICO:

18 No se emborrachen: el vino lleva al libertinaje; más bien llénense del Espíritu Santo.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
No se emborrachen (v.18): El hombre necesita entusiasmo; alegría; fuerza. Sí quiere; experimentará el entusiasmo, la alegría y la fuerza que da el Espíritu Santo. Pero no se puede sentir al mismo tiempo la embriaguez que viene del Espíritu y la que viene del alcohol, de los excitantes y de las diversiones peligrosas.
19
1. TEXTO BÍBLICO:

19 Júntense para rezar salmos, himnos y cánticos espirituales: Canten y celebren interiormente al Señor,
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Canten y den gracias (v.19). En común, y así también experimentarán el consuelo del Espíritu, al encontrar la misma fe y las mismas experiencias espirituales en los demás, al darse también mutuamente el buen ejemplo de la piedad. Es fácil ver que en el trozo 5,21-6,9 Pablo repite más o menos que había escrito poco antes en la Carta a los Colosenses (3,18; 4,1) Sin embargo, al hablar de la «sumisión» de cada uno a los demás; y especialmente de la sumisión deja mujer a la autoridad de su marido, le vienen pensamientos nuevos sobre el matrimonio, los que va desarrollando.
22
1. TEXTO BÍBLICO:

22 + Que las esposas se sometan a sus maridos como al Señor.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Que las esposas se sometan.(22) Pablo no insiste en que la mujer debe someterse, sino en que se someta al marido como al Señor. Puesto que la sociedad de aquél tiempo mantenía a la esposa sometida al marido, Pablo le dice: Sométete como al Señor. Pero, si Pablo viviera hoy, hablaría en otros términos y no se opondría a la emancipación de las mujeres, pues Cristo dio la pauta al afirmar la igualdad de derechos del hombre y de la mujer en el matrimonio (Mc 10,11). Durante siglos, la cristiandad pensó que se debía respetar la vocación propia de cada sexo, y consideraba que al hombre le correspondía mandar, mientras que a la mujer venía muy bien una actitud de sumisión cariñosa: Pero ahora se sabe que la actitud diferente del hombre y de mujer se debe, en gran parte, a la educación que recibieron desde niños en una sociedad machista. Las mujeres capacitadas para mandar son tan numerosas como los hombres. Así que es asunto de cada pareja buscar su propio equilibrio y gobernarse conforme a las capacidades y a la autoridad natural de cada uno. Entre cristianos no cabe el prejuicio masculino de que hay que someter a la mujer, ni tampoco uno se siente inferior por conformarse a los deseos del otro, ya que, para todos, el ideal es hacerse servidor de los demás (5, 21).
25
1. TEXTO BÍBLICO:

25 Maridos, amen a sus esposas como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Como Cristo amó a la Iglesia. El fue quien nos amó, en forma gratuita, a pesar de que no éramos los mejores, lo mismo como los novios se eligen mutuamente, con preferencia a otros tal vez más dotados. Se entregó por ella. Cristo nos encuentra pecadores y se hace responsable de nosotros hasta las últimas consecuencias: da su vida para limpiarnos. En esto se manifiesta la cualidad principal del amor cristiano, que es la fidelidad. La entrega mutua de los esposos es definitiva y en adelante, cada uno usará todos los medios para salvar al otro, o sea para ayudarlo a crecer y a superarse. El matrimonio perfecto no es de los que viven sin problemas y se conforman con una mediocridad común, sino de los que se obligan el uno al otro a dar lo mejor de si mismo.
26
1. TEXTO BÍBLICO:

26 Y la bañó y la santificó en la Palabra, mediante el bautismo de agua:
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
La santificó por la Palabra, mediante el bautismo de agua (ver Stgo 1;1, 8-21 y Jn 15,3): Si bien es necesario el rito, más todavía importa la fe con la cual acogemos la Palabra de Dios que nos da vida.
31
1. TEXTO BÍBLICO:

31 La Escritura dice: Por eso el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse con su esposa, y los dos no formarán sino un solo ser.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
El hombre dejará.: (v. 31). Pablo refiere esta sentencia a la unión, para nosotros incomprensible; de Dios y de la humanidad en Cristo, el esposo (Mc 2;19): Pero también el matrimonio encierra un misterio es decir una riqueza divina que no se podía entender antes de que viniera Cristo. Cuando decimos que el matrimonio es un sacramento, esto no quiere decir solamente es una ceremonia que se realizó en una iglesia. Quiere decir que el matrimonio va a ser una figura del amor de Cristo. El misterio del amor de Dios está representado en medio de los hombre por aquella pareja que vive el amor según Cristo>. Así el matrimonio es sacramento, o sea, imagen y presencia de algo santo: Ver Gén 1,26 y 2,22.
23
1. TEXTO BÍBLICO:

23 En efecto, el marido es cabeza de su esposa, como Cristo es cabeza de la Iglesia, cuerpo suya; del cual es asimismo Salvador.
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
El marido es cabeza de su esposa. (23) Ya dijimos que Pablo se refería a una cultura en que predominaba el hombre. Pero, aún con esto, exigía que éste cumpliera con sus responsabilidades de cabeza en el hogar y supiera amar a su esposa. Con esto, condenaba de antemano a los que dejan que la esposa cargue con todo el peso de la casa y, después, quieren dominarla por la fuerza, mostrando exigencias y celos indignos de un hombre adulto y de un cristiano.

Biblia Latinoamericana 1.995

1
1. TEXTO BÍBLICO:
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Aquí encontramos algunos elementos de un nuevo género de vida, como ya se hablaba en el párrafo anterior. Imitar a Dios (Rom 5, 6-11) que ama a los buenos y a los malos (Mt 5,48). Tenemos un modelo aún más visible en el Hijo, que se hizo camino, luz y vida por nuestro amor. Rechazar todo lo que nos avergüenza y que sólo se hace en la oscuridad. Es cierto que bastantes cosas que daban vergüenza han venido a ser normales hoy día para mucha gente; pero ¿lo serán también para el que busca a menudo la luz y la mira de frente, en Cristo? El testimonio de un solo cristiano que vive en la luz, y con mayor razón el de una comunidad, basta para condenar lo que pasaba por normal (13). Ser más razonables y responsables en nuestra vida. Estos tiempos son malos (16), o sea, que si no sabemos juzgar y elegir, la corriente de las preocupaciones cotidianas nos mantendrá en la mediocridad o nos llevará al mal. Todo cambia cuando un creyente, una pareja, un grupo «se despiertan» y consagran cada día o cada semana un momento para descubrir la voluntad de Dios sobre ellos, a través de sus propias vidas.
18
1. TEXTO BÍBLICO:
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
No se emborrachen (18). Necesitamos estimulantes; no es malo experimentar estados paroxísticos donde uno se siente alegre, liberado de sí mismo, en que se rompe el hielo y se suelta la lengua, pues hasta la Biblia hace el elogio del vino. Pero es imposible experimentar al mismo tiempo la embriaguez que nos viene del Espíritu y la que proviene del alcohol, de las drogas o de las diversiones peligrosas. Tenemos que elegir en cada momento.
19
1. TEXTO BÍBLICO:
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
Intercambien salmos, himnos... (19). Sientan el consuelo del Espíritu, encuéntrenlo en una experiencia comunitaria.
23
1. TEXTO BÍBLICO:
2. NOTA o COMENTARIO AL PIÉ:
En el pasaje 5,21-6,9, Pablo repite casi lo mismo que había escrito en la carta a los Colosenses (3,18-4,1). Pero aquí tiene de tal manera en mente el rol de Cristo como cabeza del «cuerpo», de la humanidad salvada, que va a desarrollar de manera inesperada el sentido del matrimonio, del cual sólo había dicho unas palabras en Col 3,18. Como para el Señor... (22). No es Pablo quien, de parte de Dios, pide a la mujer que se someta, sino que se lo exigía la sociedad de la época. Y Pablo le dice: «Sométete como al Señor», ya que acaba de pedir de manera general (21) que vivamos nuestra obediencia o lo que sea, como un homenaje que se rinde a Cristo. Así, pues, aunque la manera de expresarse de Pablo refleja la cultura de su tiempo respecto al matrimonio, no por eso podemos despreciar su enseñanza en nombre del feminismo. Ha habido y hay modelos culturales diferentes en lo que se refiere a la relación del hombre y de la mujer en el matrimonio. En nuestros días los modelos son diferentes para los países económicamente desarrollados y para los del tercer mundo, para la clase media y para la clase popular. Todavía más, cada pareja es la que debe descubrir su equilibrio y decidir cómo tomar las iniciativas según la autoridad natural y las capacidades de cada uno. Pero en todo caso, ya sea que se tome la decisión o se la siga, nadie se sentirá por eso superior o inferior, ya que el ideal de cada uno es hacerse servidor: Mc 9,35. Pablo dice que el hombre es cabeza, pero ser cabeza no es lo mismo que ser jefe. Si bien es cierto que Cristo tiene autoridad por el hecho de ser la Verdad de Dios (lo que el marido no es para su mujer), Pablo, sin embargo, prefiere mostrar que Cristo se hizo el salvador de su pareja, la humanidad bautizada. Pablo indica lo que es esencial en el amor conyugal al recordar la palabra de la Escritura: dejará el hombre... (31), y aplica esta palabra a la unión de Dios y de la humanidad en Cristo, el «Bien amado» (Mc 2,19). Así nos hace ver que el matrimonio contiene un misterio, es decir, un tesoro divino que no era comprensible antes de la venida de Cristo. Cuando decimos que el matrimonio es un sacramento, no nos referimos solamente a que se celebra en la iglesia, sino que, a través del matrimonio y de las parejas que viven el amor «según Cristo», el misterio del amor de Dios se manifiesta entre los hombres. El matrimonio es, en medio de nosotros, la señal de la alianza que Dios ha concluido con la humanidad, como el esposo con su esposa, una alianza de amor, de fidelidad y de fecundidad. Como Cristo amó a la Iglesia (25). Nos halló pecadores y tomó sobre sí nuestro pecado hasta las últimas consecuencias, dando su vida para purificarnos. Aquí se manifiesta la primera cualidad del amor cristiano, la fidelidad. El don recíproco de los esposos es definitivo, y a partir de ahí cada uno hará lo que más pueda para salvar al otro y para ayudarlo a crecer y a ser mejor. La pareja perfecta no es la que vive sin problemas en una mediocridad común, sino aquella pareja en la que cada uno incita al otro a dar lo mejor de sí mismo. Después de bañarla en el agua y la Palabra... (véase Stgo 1,18-21 y Jn 15,3). Aunque el agua derramada sea necesaria, es más importante aún para nosotros acoger la Palabra de Dios que nos comunica la vida. Muchos jóvenes huyen del matrimonio, en parte por miedo al riesgo (pues la fidelidad total es una manera de «perder su vida»: Mc 8,35), y en parte porque consideran que su amor sólo les interesa a ellos. Pablo nos muestra que el amor de Cristo por nosotros, por muy personal que sea, no olvida jamás su amor por todos los que forman parte de su cuerpo. Invita, pues, a los casados a ocupar su lugar en la transformación del mundo, irradiando su amor y comprometiéndose en el servicio a los demás.